Amor y magia se aúnan en ‘Niebla en Tánger’, el premiado trabajo de Cristina López Barrio

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

«Tiene el aliento de vidrio. Se ha despertado en una habitación de paredes rojas. Aún es de noche. Respira aliviada. Hay una ventana con las cortinas entreabiertas. La luz de un cartel de neón parpadea sobre la cama, sobre su vientre desnudo. No se atreve a moverse. Escucha el ruido de los coches, la madrugada envuelve la Gran Vía en un atasco. Recuerda dónde está. Quién es. Qué ha hecho».

Actualidad editorial:

La novela finalista al Planeta de este año, Niebla en Tánger, de la escritora madrileña Cristina López Barrio, ya puede ser adquirida por sus muchos seguidores. Estamos ante una mágica novela de amor, misterio y emociones ambientada en la ciudad “más literaria del mundo”, como la ha calificado la propia autora. Se trata de una novela circular en la que realidad y ficción se entrelazan; la acción va cobrando sentido a partir de la novela que se desarrolla dentro de la propia novela. Una apoya a la otra en un ingenioso juego literario que ya había utilizado Julio Cortázar en su conocido cuento ‘Continuidad en los parques’. Este cuento fue, según declaraciones de Cristina López Barrio, el fogonazo de salida que pondría en marcha su futura novela, que ella dedica como homenaje al autor argentino. La novela es un viaje apasionante. La protagonista se desplaza a Tánger en busca de su amante, ciudad emblemática a caballo entre diferentes culturas. Una novela que también está llena de juegos literarios que invitan a ser descifrados o interpretados, como un reto al lector.

«El sexo aún consciente de lo que ha ocurrido. Hay más que indicios de que todo es verdad. Pero he de marcharme. Deben de ser más de las dos. ¿Y si se despierta? Le late el corazón en la garganta. Él duerme bocabajo con el rostro hacia ella. El dibujo del cuerpo sin ropa, de la piel de hombre sobre las sábanas, será también testigo de los hechos. Se levanta, los muslos frágiles, la cabeza embotada, los labios ardiendo».

Diciembre de 2015. Flora se despierta en medio de la noche al lado de un hombre que ha conocido horas antes en un pub. Aprovecha su sueño profundo para vestirse y marcharse a su casa, donde le espera su marido. Antes repara en un libro, lleno de anotaciones, que su amante de una noche está leyendo: se titula Niebla en Tánger, de una autora desconocida para ella, Bella Nur. Deja escrito su número de móvil y sale con sigilo. Al día siguiente, la vida continúa como siempre: Flora ha renunciado a ser escritora, y se gana la vida traduciendo instrucciones de electrodomésticos. Su deseo de ser madre tampoco parece que pueda llegar a ser realidad ahora que ha atravesado la barrera de los 40. Flora no dudará en decir “sí” cuando el desconocido le vuelve a contactar para un segundo encuentro. Esa noche espera en vano, pues él no acude. Quiere saber por qué no ha hecho acto de presencia. En un intento de calmar su desesperación, compra el libro que leía su desconocido amante. Ante su asombro, sus páginas no tardan en devolverle una historia paralela a la suya. Todo lo que ella acaba de vivir, está escrito en el libro… El 24 de diciembre de 1951 Paul Dingle desapareció en el puerto de Tánger sin que se llegara a saber qué fue de él. 64 años después, Flora Gascón sospecha que es el mismo hombre con el que ha tenido una aventura en Madrid y del que se ha enamorado. El nexo entre ellos, la novela que Paul tenía sobre su mesilla de noche.Flora viajará hasta esta ciudad mágica y llena de secretos en busca de la autora de la novela, la única que puede decirle quién es en verdad su amante y cómo encontrarlo. Pronto se da cuenta de que es ella misma quien debe escribir el final de la historia, pues en esa aventura también está en juego su identidad; es un viaje al fondo de sí misma.

«El cigarrillo se acaba, cruje contra el cenicero de cristal. Flora se levanta, ante ella se abre el abismo del pasillo que conduce al dormitorio. Va quitándose las medias, camina por las baldosas de hielo, de puntillas, salta de una baldosa a otra, se detiene, escucha, nada. Ni un soplido de ultratumba. Tuerce hacia el baño, enciende la luz y se mira en el espejo».

Cristina López Barrio ejerció como abogada durante trece años, especializándose en Propiedad Intelectual. Tras ganar en 2009 el Premio Villa Pozuelo de Alarcón de novela juvenil con la obra El hombre que se mareaba con la rotación de la Tierra (2009), y la publicación de la novela La casa de los amores imposibles (2010), abandonó la abogacía para dedicarse plenamente a la escritura. Esta novela se ha traducido a quince lenguas y publicado en veintidós países, entre ellos EE UU, Italia, Alemania, Brasil, Israel o México. Ha publicado también el libro de relatos El reloj del mundo (2012) así como las novelas El cielo en un infierno cabe (2013) y Tierra de brumas (2015).

.

Niebla en Tánger.  Cristina López Barrio.  Editorial Planeta, 2017.  320 páginas.  20,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.