Los cazadores siempre son invisibles

Ha llegado ya a las librería la novela Los cazadores siempre son invisibles de Julio Holgado Gómez, un thriller sobre la idea del magnicidio, en primera instancia recogiendo los asesinatos que en el tiempo han sucedido en Estados Unidos, con la premisa de una misteriosa conexión entre ellos hasta llegar al momento culminante en el asesinato de John Fitzgerald Kennedy, que tantos ríos de tinta ha provocado. Con un fecha muy importante y tan reciente como el 24 de octubre de 2017, en la que el presidente Donald Trump quiso desclasificar más de 3.000 documentos que se ocultaban desde 1992. Unos 200 archivos se mantuvieron ocultos; y esta información, todos esos archivos ocultos hasta la fecha, destapan las últimas revelaciones sobre la muerte de JFK, y si bien la acción de la novela transcurre en 2013 han sido tenidos en cuenta en el trabajo de investigación del autor, a la hora de crear esta obra a mitad de camino entre la ficción y la investigación de hechos reales para dar una interesante vuelta de tuerca en el que es uno de los mayores misterios del mundo reciente, el asesinato de JFK, la implicación de otros elementos y personas más allá del solitario Oswald.

Estructurada la novela alrededor del caso Kennedy, sin embargo este asunto central ocupa aproximadamente la mitad de la novela, la otra mitad deriva su mirada a otros presidentes y otras épocas, para que el lector acompañe a los protagonistas y pueda llegar a descubrit que las motivaciones de los magnicidas siempre son las mismas y en ellas siempre se adivina la mano de un cazador mayor, invisible, que es en última instancia quien sale ganando.  Este es uno de los hilos conductores de la investigación que de la mano de los propios autores en la ficción, llevamos en el texto, cuyas consecuencias no nos dejarán indiferentes. Nos acercamos como nunca antes a aquello que cuenta con la probabilidad mayor de haber sucedido en base a todo lo que sabemos, lo que los diferentes expertos han averiguado y, en definitiva, en base a las conclusiones de autor y, en su nombre, los protagonistas.

Precisamente el propio autor comentó en una reciente entrevista acerca del título de la novela que  “podría ir referido a los cazadores de la gran noticia sobre la resolución del caso, o también puede referirse a cualquier cazador que manipula a la víctima hasta llevarla al lugar del disparo final. Una cacería es una coreografía entre el cazador y su víctima. La única posibilidad de la víctima es ser consciente de serlo, de descubrir a su cazador invisible. El título puede referirse al cazador de Kennedy, pero también a los cazadores de Oswald, quien, quizá, fue víctima y formó parte de la coreografía de su propia caza, sin saberlo.”

Julio Holgado Gómez (Almendralejo, 1971).

Es licenciado en Dirección y Administración de Empresas por la Universidad Pontificia de Comillas (ICADE) y fue profesor de la misma universidad. En la actualidad desarrolla la actividad de consultoría financiera en España y América en la firma Management Solutions. Es autor del libro de relatos “La última ciudad del mundo” y las novelas “El juego de Axelrod” y “Brokermaniac”.

 

 

 

 

Los cazadores siempre son invisibles, de Julio Holgado Gómez. Ediciones Atlantis 2018. 428 páginas

 

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.