‘Fuimos canciones’ de Elisabet Benavent

KYRHA SÁNCHEZ.

Fuimos Canciones es el primer libro de la bilogía de Elisabet Benavent, que esta formada por el mismo y una segunda parte: Seremos Recuerdos. La autora, también conocida como Beta Coqueta, trata la historia de tres chicas: Macarena, Jimena y Adriana.

Macarena es la principal protagonista de este libro. Macarena trabaja para una influencer, es su agente personal. Aunque puede parecer un trabajo fácil e idílico en este libro se enseña la otra cara de la moneda. La jefa de Macarena es una tirana, y para conservar su trabajo ella tendrá que aguantar muchos desplantes y humillaciones. Macarena no es feliz con sus trabajo, aunque muchas personas serían felices a estar en su lugar; simplemente no es a lo que ella se quiere dedicar y el carácter de su jefa no ayuda. Su relación sentimental actual tampoco es sana. Está con Coque, quién la llama cuando quiere y la usa a su antojo porque ella siempre cede. A todo esto se le sumará el hecho de que vuelve a encontrarse con Leo, su ex, con el cual no tiene buena relación y del cual no guarda un buen recuerdo.

Macarena camina por Madrid, sin ser consciente de que Leo está en la ciudad, cuando se lo encuentra de cara. Leo está en una terraza con una chica, teniendo una cita. Para colmo de Macarena la mujer con la que está sentado Leo no es una chica cualquiera.  Se trata de Raquel, una de las pocas influencers con la que Macarena se lleva bien. A diferencia de su jefa, Raquel siempre ha tratado bien  y con cariño a Macarena. Desde el primer momento en que se ven se puede palpar la tensión, y es tan notable que incluso Raquel descubre que entre ellos dos ha pasado algo antes incluso de que se lo digan.

Aquí un pequeño extracto para ir abriendo bocas, cuando Raquel habla con Leo justo después de que se vaya Macarena:

—Debió de ser gordo.

—¿Cómo? —le pregunté extrañado.

—Lo vuestro. Nunca había visto a Maca tan nerviosa y te prometo que lidiar con su jefa la ha puesto en muchas situaciones tensas. Y a ti se te ha ido hasta el color de la cara.

Me froté la cara con las dos manos y después me reí.

—No creas.

—«No creas» es lo que contestaría un chulito con el corazón roto.

Al notar que tenían asuntos sin cerrar, Raquel decide hablar con ambos sobre su relación para cerciorarse de que no se mete en medio de nada. Ellos le afirman que el pasado está en el pasado, aunque Macarena lo hace con más recelo. ¿Pero lo está realmente? La última vez que se vieron Macarena y Leo fue tres años atrás, cuando rompieron por cuarta vez, después de casi toda su vida juntos. Eran vecinos de toda la vida, sus familias siguen siendo cercanas en el presente, pero los dos se vieron envueltos en la relación más tóxica que han podido experimentar y después de un millar de idas y venidas lo dejaron definitivamente, pero nadie se imagina cuál fue el verdadero desenlace de la relación hasta que más tarde la autora lo desvela, se podría decir que al final del libro.

Benavent, a través de Macarena, habla del primer amor. Pero no de esa clase de primer amor donde todo es bonito. No habla de aquél que tienes de pequeña, cuyo recuerdo aún te hace suspirar. Más bien lo contrario, habla de aquél que te deja en el corazón roto y llorando durante días y noches, ese amor de sabor amargo. Ese que te deja tocada.

Por eso, la historia de Macarena gira en torno al perdón. Habla de la capacidad de una persona de pasar página y olvidar el dolor que la otra persona ha causado. O más bien de la incapacidad de hacerlo. Y pone al lector en la posición de encontrarse en una encrucijada entre lo que quiere y lo que le hace bien. Al final del libro se descubre qué es aquello tan grave que Leo le ha hecho y tanto le cuesta a ella perdonar.

Jimena, otra de las protagonistas, se presenta como una chica que ya no busca el amor. ¿Por qué? Porque cree que nadie llegará a ser para ella lo que fue Santiago. En la historia de Jimena también interviene mucho el pasado. El recuerdo idealizado de su novio adolescente le impide seguir adelante del todo. Santiago murió, cuando tenía 16 años, y después de aquello Jimena nunca volvió a abrirse del todo. Esta tragedia ha sido la causante de que todas las relaciones de la chica fracasen tarde o temprano. Un día conoce a Samuel, y se obsesiona con él; al principio intenta justificar su atracción hacia el chico argumentando que se parece a Santiago e incluso se plantea la idea que sea pero en el cuerpo de otro chico, pero no tarda en descartar esa idea. A Jimena le cuesta que Samuel le haga caso, pero cuando lo consigue y cree que nada le puede ir mal éste le cuenta su secreto, ese secreto que le lleva guardando desde que la conoció, ese secreto que hará que todo entre ellos se tambaleé. Jimena tendrá que afrontar ese secreto y convivir con él, mientras Samuel tiene que vivir sabiendo que Santiago dejó en su chica un recuerdo idealizado que es difícil de superar.

Si tuviéramos que describir la historia de Adriana con una sola palabra sería confusión. La tercera de las protagonistas del libro de Benavent es la única de las tres amigas que está casada. Adriana se cree que tiene las cosas claras, pero al experimentar nuevos horizontes con su marido se da cuenta de que quizá las cosas no son como ella creía. Adriana se adentra en un nuevo mundo que le abrirá las puertas y donde descubrirá cosas que aún no sabía de ella misma. Y su final es el más abierto de los tres.

Las tres protagonistas son muy espontaneas, le dan un aire fresco al libro. Su relación se puede ver reflejada a lo largo del libro, las tres se apoyan en sus amigas para afrontar los obstáculos que se encuentran en el camino. Durante el libro podremos ver el desarrollo de las historias de estas tres mujeres.

Benavent acostumbra a dejar el desenlace de las historias en el aire, en el punto más álgido de la historia, cuando todo se revuelve, ves que no quedan más páginas por leer. Nadie que conozca a la autora tendría altas expectativas en referencia a que los dos protagonistas acaben juntos en el final del primer libro, porque en muy raro caso se ve. Lo que le da siempre pie a una continuación. Este final en particular te deja con la curiosidad sobre qué será lo siguiente que pasará, no solo con Maca sino con Jimena y Adriana también, puesto que las tres historias acaban con un giro que cambia el curso de las tres.

Además, la autora mezcla una serie de tópicos que están de moda, como las influencers, en su versión menos glamurosa. También habla de los estudios, no impartidos del modo tradicional. Leo es profesor, y a través de él la autora intenta dar una forma a otro modelo de enseñar más alternativo, no tan rígido como el que muchas veces estamos acostumbrados.

Todo atrezzo que acompaña a las historias de las protagonistas es llamativo.  Otro punto punto positivo del libro son los diálogos. Las conversaciones entre las tres amigas son muy naturales, aportan un punto de picardía que juega a su favor. Hablan si tabús, alto y claro. Es un libro sencillo en el sentido que no utiliza vocabulario complejo, pero sin llegar a ser vulgar, como puedes encontrar en otros libros. Además la autora consigue transmitirte la idea de la relación de las tres protagonistas, que se tratan como hermanas.

La mayor parte del libro lo narra Macarena, con las historias de sus amigas incluidas, aunque hay partes en las que Benavent también ofrece a sus lectores el punto de vista de Leo, que aporta un ritmo que en muchas ocasiones es demandado. Por otra parte, la historia puede hacerse larga de leer, incluso lenta en ocasiones. Es un libro extenso, con muchos detalles que en ocasiones están demasiado explotados. Quizá si hubiera durado menos se podría conservar la esencia sin cansar al autor con detalles, que podrían ser prescindibles.

Si alguien lee el libro, y le gusta, puede seguir la historia de Maca, Jime, Adri, Leo, Raquel en el segundo libro, que se publicó el 5 de mayo: Seremos recuerdos. Donde se descubrirá el desenlace final de las historias.

Elisabet Benavent, Beta Coqueta como la conocen otros, se hizo conocida por su novela En los zapatos de Valeria, su primera novela y a la cual le siguió toda una saga. Después del éxito que tuvo ha escrito ocho libros más, entre ellos, Persiguiendo a Silvia, Encontrando a Silvia, la trilogía Alguien que no soy, Alguien como tú y Alguien como yo… Puede que sus títulos te suenen.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.