El Florida Retiro cae en la «Tentación» de un nuevo music hall producido por Yllana

Por Horacio Otheguy Riveira

Esto es otra cosa. No se va a encontrar el humor gestual de los teatros, ni las producciones teatrales para estilos más directos ni los géneros diversos en los que ha triunfado Yllana, y con los que ha conseguido numerosos premios. Aquí exhibe su talento más ligero, más frívolo, más burbujeante, y no por eso menos complejo. Sin abandonar el sentido del humor que les caracteriza, producen en el Florida Retiro un show elaborado para disfrutar mientras se bebe, se cena, se baila, por ello cada dos cuadros, una pausa con buena música y el servicio óptimo de hostelería.

Un espectáculo desarrollado en un marco de cinco escenarios, que empieza mucho antes que el virtuoso guitarrista Vicente de Andrés realice su primera interpretación, pues ya integrantes del elenco, con su maestra de ceremonias en cabeza (espléndida Alicia Lobo), se acercan a las mesas, saludan, conversan, van creando el ambiente familiar, relajado y divertido en el que se irá desenvolviendo una noche de fiesta.

La juerga acaba muy tarde, por eso las funciones son viernes y sábados a partir de las 21,30 hasta bien entrada la madrugada, ya que tras el último número de toda la Compañía, el escenario central se convierte en una gran pista de baile. Todos felizmente prisioneros del placer de disfrutar de una espléndida noche con artistas espectaculares, coreografías envolventes, canciones de todos los tiempos y una asombrosa pareja de acróbatas.

El nuevo Florida Retiro fue transformado en diciembre 2017. Rehabilitado y decorado por el decorador Pascua Ortega y el interiorista Guillermo García-Hoz; cuenta con la excelencia gastronómica del Chef Iván Cerdeño. Por el día un refugio en pleno corazón de la capital con diferentes propuestas para todos los públicos: Pabellón (restaurante a la carta), Galería (bar de tapas), Kioscos (pequeño mercado con varios puestos) y la espectacular Terraza. Por la Noche las actuaciones regresan a la Sala del Florida, una velada que arrancó con la producción “Pandora`s Night” de la prestigiosa compañía Yllana, ahora al frente de un nuevo show, Tentación.

El temperamento de la cantante Irene Alman le permite abordar los temas más intensos, como el impactante Mundo Loco (el Mad World que hiciera célebre Aretha Franklin), mientras que la dulce Susan Martin vagabundea por canciones más cercanas, atreviéndose a homenajear a Rita Hayworth y su número estelar de Gilda, rememorando los años 50 y 60 del entonces Florida Park.

Hay un momento para todo desde el comienzo eufórico del equipo, de modo que las sorpresas desfilen con elegancia o desparpajo, según convenga. El cantante masculino Sergio Wolberts también deambula por diversos estilos, con un cancionero reconocible, pero colma de satisfacción teatral su escena sobre el Corazón partío de Alejandro Sanz, jugándolo con una espectadora. Atraviesa la pista central, enloquece por una escalera, se sube a lo más alto a punto de arrojarse, loco de amor, seguidos sus pasos por toda la Compañía en una de las secuencias más festejadas.

¿Y quién me va a entregar sus emociones?
¿Quién me va a pedir que nunca le abandone?
¿Quién me tapará esta noche si hace frío?
¿Quién me va a curar el corazón partió?

Aunque se echa de menos un cómico e incluso una buena atracción de magia, lo importante en todo caso es que el público bebe, come y sonríe a gusto, reconoce la belleza y el arte de los bailarines de ambos sexos, y se asombra a lo grande cuando los acróbatas aéreos Gema García Moresco y Miguel Ángel Guillén logran un primer cuadro de elegante belleza y hacia el final, uno aún más difícil, sin ningún tipo de seguridad. Quitan la respiración, dignos de admiración incluso por los espectadores más avezados en el arte circense. Son las auténticas súper estrellas de esta Tentación que logra lo imprescindible en este género: que poco a poco los artistas (que empiezan rondando las mesas con su atractivo vestuario  y sus semidesnudos no menos fascinantes) vayan enriqueciendo la escena y al final nos acompañen un buen rato mientras la mayoría se lanza a bailar.

Mención aparte para el auténtico ejército de personal de hostelería, eficaz y amable en todo momento, como si en verdad, junto con el público formaran parte de todo el espectáculo, y precisamente, en un brillante popurrí, homenaje a la comedia musical, se baila y canta un inolvidable All That Jazz, como si la sombra del genial Bob Fosse apareciera de pronto para dar la enhorabuena por haber logrado una noche con tan generosa entrega y participación.

 

Dirección Juan Ramos (Yllana)
Ayudante de dirección Jony Elías
Director musical Marc Álvarez
Coreografía Elena Mora “Nani” (foto)

Iluminación Fernando Rodríguez Berzosa
Vestuario Amparo Utrilla
Sonido Roberto Sánchez

Reparto: actrices, bailarinas, cantantes: Alicia Lobo, Susan Martin, Irene Alman, cantante: Sergio Wolbers, Vicente de Andrés. Cuerpo de baile:  Nani (también coreógrafa), Reyes Ortega, Miriam Vega, Nur Shaikheldin, Juan Manzano, Joeman del Río. Acróbatas aéreos: Gema García Moresco y Miguel Ángel Guillén.

Una producción de Florida Retiro/Yllana

FLORIDA RETIRO. CENA CON ESPECTÁCULO

__________________

Otras producciones YLLANA en CULTURAMAS

The Gagfather

The Opera Locos

The Primitals

__________________

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *