"Juana": teatro-danza con Aitana Sánchez Gijón: extraño viaje hacia la libertad de la mujer

Por Horacio Otheguy Riveira

"Juana", de Juan Carlos Rubio y Chevi Muraday recorre símbolos varios en torno al perfil de una mujer valiente y sojuzgada por ir contracorriente. Entre esbozos de Juana de Arco, el extraño viaje circula por la Edad Media, la Inquisición y la era moderna con una ambición poco histórica y abiertamente poética. A través del coreografiado movimiento de cuatro actores-bailarines, la esbelta, enérgica y dulcísima figura de Aitana Sánchez-Gijón se erige como protagonista absoluta de un viaje que exige al espectador completa entrega.

Una entrega sensorial en la que el diseño de iluminación de Nicolás Fischtel resulta fundamental, ya que es el auténtico constructor de tinieblas, luces y sombras por donde circula el cuerpo de la mujer a lo largo de la historia entre hombres que se adoran a sí mismos mientras luchan por pequeñas o grandes áreas de poder, y ella en medio, objeto de deseo y de ira descontrolada, como si se descolgara de un paisaje que la necesita pero no sabe qué hacer con su fuerza e independencia.

Un espectáculo muy atractivo, cuyo farragoso texto bebe de excesivas fuentes literarias (varios textos de Bernard Shaw a Clarice Lispector) y no logra encauzar una estructura dramática suficientemente compacta, brindando una verbalización de emociones que va de lo enteramente sublime a la mayor confusión.

Sin embargo, el resultado audiovisual resulta muy seductor, como si las palabras fueran un acompañamiento musical a la flexibilidad corporal. De allí que en la hipnótica puesta en escena podamos encontrar las huellas suficientes para seguir hasta el final los pasos de un personaje apenas bosquejado. Alguien que logra máximo esplendor al invocar a todo el sexo femenino en su larga lucha por huir de la prisión patriarcal propia del judeocristianismo.

Una producción muy cuidada en la que, bajo una iluminación rigurosa, explora todos los recursos posibles cautivando a través de la música, la escenografía y el vestuario en armónica integración... En todo momento con el protagonismo de Aitana Sánchez-Gijón en compañía de cuatro hombres cuyo talento aumenta en la entrega minuciosa, compleja, hacia el final del camino: el inicio de una nueva era para mujeres que vivan el día a día sin temor a ser completamente libres.

De izquierda a derecha: Carlos Beluga, Maximiliano Sanford, Alberto Velasco, Chevi Muraday.
Dirección Artística y Coreografía Chevi Muraday

Dramaturgia Juan Carlos Rubio
Textos Juan Carlos Rubio, Marina Seresesky y Clarice Lispector
Y fragmentos de George Bernard ShawAlcuino de YorkAntiguo y Nuevo TestamentoEmmanuel Royidis, Fiedrich SchillerWilliam Shakespeare y Juana Inés de la Cruz

Asistente de Dirección Manuela Barrero
Coaching Danza Paloma Sáinz-Aja
Repetidora Noelia Venza

Diseño de Escenografía Curt Allen Willmer y Studio DeDos (AAPEE)
Diseño de Vestuario Sonia Capilla y Chevi Muraday
Diseño de Iluminación Nicolás Fischtel  (AAI)
Música, Mariano Marín
Fotografía  Sergio Parra / Lighuen Desanto  Damián Comendador
Maquillaje y Peluquería Chema Nocci
Video Javier Cardenete El tornillo de Klaus
Ayudante de producción Julio Rojas Clarisa García
Dirección de producción Amanda R. García
Distribución Charo Fernández- TraspasosKultur

TEATRO ESPAÑOL. Del 4 al 22 de diciembre 2019

ENCUENTRO CON EL PÚBLICO, 12 DE DICIEMBRE.

__________________________________________

Otros espectáculos de Chevi Muraday en CULTURAMAS

"El cínico": bailar donde se aloja la angustia

Mágico encuentro entre Kiti Mánver y Chevi Muraday

__________________________________________

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *