Lear (Desaparecer): Pablo Gómez Pando encabeza un inusual trabajo en equipo

Por Horacio Otheguy Riveira

Shakespeare acompaña, se asoma, consuela y en algún caso irrita. Pero lo más importante es que el Rey Lear siempre está presente, encantado de haber surgido de entre las tinieblas de tantas versiones ambiciosas, exitosas o fallidas para ahora ser el centro de atención de la Compañía Los números imaginarios y renacer en la vehemente versión de gente de teatro joven en la cual la vejez y el deterioro mental del monarca adquiere una tensión inédita.

Lo protagoniza el cada vez más grande Pablo Gómez Pando, quien hasta hace poco, además de otros muchos personajes, protagonizara el inolvidable Hamlet del Teatro Clásico de Sevilla.  

En este caso, Pando alterna el protagonista con otros compañeros. A su lado un equipo entregado, en el que aparecen también otras figuras admirables del teatro profesional Nacho Aldeguer, Jesús Barranco, Enrique Cervantes, Irene Doher, Pablo Gómez-Pando, Marta Matute, Alejandro Pau, Gon Ramos, Patricia Ruz, Nacho Sánchez, Irene Serrano, Luis Sorolla. Todos volcados en una creación colectiva regida en la dramaturgia por Gon Ramos y en la dirección por Carlos Tuñón. Profesionalidad en el arte de contar historias en el teatro y además una potente energía para experimentar con una estructura dramática libre, y al mismo tiempo aportar grandes momentos de improvisación con bastantes compromisos personales. Así, los intérpretes de ambos sexos comienzan siendo «las hijas» del torpe rey que quiere repartir su riqueza según el grado de amor que le profesen.

La aventura es muy larga, de 2 horas 40 minutos, pero es posible que llegue a las 3 horas, depende en gran medida de la participación del público y de las improvisaciones del elenco. Un tiempo precioso bien aprovechado desde el minuto 1 en que los propios actores nos acompañan a la butaca de una sala circular y nos explican las peculiaridades del diario tipo sábana que nos entregan, y que han compuesto con todo detalle en torno a Lear: un monarca cuya crisis se anuncia en el periódico pero que poco después todos, público incluido, romperemos en muchos pedazos: la actualidad con toda su sobrecarga de tonterías y riesgos, de peligros y vaciedad vuela por los aires como papel picado para que comience una función que ahonda —luminosa y a ciegas— en poéticas y angustias cotidianas.

Una representación con párrafos del original, sin su grandeza, todo hay que decirlo, y tampoco sus complejas situaciones poco resueltas. Este Lear (Desaparecer) es otra cosa. Una fértil inspiración. Una reflexión bien cargada de emociones de los propios artistas en el trascendental conflicto de padres e hijos junto a la llamada locura como una expresión ligada a los enfermos de Alzheimer (algunos de los cuales colaboran con el espectáculo), pero también a la demencial maravilla de soñar, de ser surrealistas, de coronar el día de abrazos y caricias que esta gente de teatro se profesa, bien acompañados por aquellos espectadores que, sin ninguna presión, se mezclan con ellos: ríen, bailan, comentan, responden preguntas, plantean respuestas… e incluso participan en esta emocionante fiesta donde muchos aplausos forman parte de la función pero no la coronan, dejando para el final una auténtica maravilla silenciosa.

Muy recomendable para quienes gusten de una experiencia que une lo experimental con el rigor del trabajo bien hecho, ya que la dirección de Carlos Tuñón lleva entre sus manos muchas otras creaciones similares, de manera que sabe muy bien forjar un ámbito abierto donde todo sea posible, abarcando los ríos de talento que brotan de un teatro muy pensado intelectualmente, y a la vez articulado en profundas emociones que el elenco transmite con espléndida fluidez.

 

 

REPARTO Nacho Aldeguer, Jesús Barranco, Enrique Cervantes, Irene Doher, Pablo Gómez-Pando, Marta Matute, Alejandro Pau, Gon Ramos, Patricia Ruz, Nacho Sánchez, Irene Serrano, Luis Sorolla

Versión y Dirección Carlos Tuñón

Ayudante de Dirección Mayte Barrera

Adjunta de Dirección y documental Paula Amor

Pieza “Leviatán” Luis Sorolla

Dramaturgia Gon Ramos y los intérpretes del Ensamble

Espacio y Plástica Antiel Jiménez

Vestuario Paola de Diego

Ayudante plástica y vestuario Berta Navas

Iluminación Miguel Ruz Velasco

Sonido Nacho Bilbao

Jefe Técnico Jesús Díaz

Movimiento Patricia Ruz

Fotografía Luz Soria

Diseño Gráfico Daniel Jumillas

Vídeo Ales Alcalde

Ayudante cámara Mikel Arostegui

Estudiantes en Prácticas Leyre Morlán, María González

Una creación de [los números imaginarios] Duración aprox.: 3 horas

Coordinadora del Taller “Diálogo posible” Paula Amor

Terapeuta Taller “Diálogo posible” con personas con Alzheimer Alberto Sánchez

Produce Bella Batalla con la colaboración de Teatros del Canal

Productor Nacho Aldeguer

Jefa Producción Rosel Murillo

Ayudante Producción Mayte Barrera

Comunicación Amanda H C (Proyecto Duas)

Prensa Josi Cortés

Distribución Isis Abellán

TEATRO DE LA ABADÍA. DEL 6 AL 9 DE FEBRERO 2020.

TEATROS DEL CANAL. SALA 1 CENTRO DE DANZA. DÍAS 23 y 24 DE MAYO 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *