‘Es complicado’, de César Mundaca

CÉSAR MUNDACA.

Mi propio perímetro es tan importante como mi propia opinión.

Tus ácidos juicios sobre mi actitud distante los entiendo,

pero no los comparto.

No te ofendas, por favor.

La honestidad siempre ha sido mi máxima, ¿o ya se te olvidó?

Mis nuevas obligaciones han incinerado mis viejas costumbres.

Mi trabajo oficinesco y los avatares de la convivencia atosigan mis horas.

Sabes que te estimo,

sabes que te admiro,

sabes que valoro tu espléndida compañía.

Pero reencontrarnos bajo el alero de este panorama tan disímil

es complicado,

es complicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *