Desafío literario en las redes sociales: #BorgesChallengue

 

 

Por: Walter Gonzalves

Facebook   |  Instagram

 

El próximo 24 de agosto Jorge Luis Borges cumpliría 121 años; por ese motivo, comienza una serie de celebraciones y homenajes al autor de Ficciones, que por la pandemiaserán forzosamente virtuales. El recuerdo de Borges vuelve cada agosto. El puntapié inicial lo dio el escritor y periodista Daniel Mecca (@danielmecca), que lanzó #BorgesChallenge en la red social Instagram. Los lectores están invitados a compartir citas, fotos y anécdotas del escritor argentino. Y como no podía ser de otra forma, Culturamas se suma a esta propuesta.

 

«En el mes del aniversario del nacimiento de Borges, la propuesta es compartir en tus redes sociales un posteo sobre Borges acompañado por el hashtag #BorgesChallenge e invitando a otros usuarios a sumarse para continuar el desafío -dijo Mecca al diario LA NACIÓN-. Puede ser en Instagram, Facebook, Twitter, TikTok, cualquier opción es válida». El objetivo es que cada posteo enriquezca la lectura y el conocimiento de la obra borgeana.

 

¿Qué se invita a subir? Puede ser, por ejemplo, el fragmento de un cuento de Borges que te haya gustado, un poema, una frase, la tapa de algún libro que tengas en tu biblioteca. Incluso te podés filmar leyendo algún texto suyo. El contenido lo podés postear en tu feed, muro, historias, reels. Es importante recordar poner el hashtag y arrobar o mencionar a otros usuarios para que se sumen y así hacer circular la idea».

#BorgesChallenge busca hacer resonar la literatura de Borges en el espacio de las redes sociales. Es convertir ese espacio de lo virtual en una nueva circulación de Borges donde todo texto, toda versión, es una posibilidad de nueva literatura». Recordemos que Borges fue señalado como uno de los escritores mas importantes del siglo XX, junto a Kafka,

Podríamos por un momento pensar en esta nueva forma de difundir la obra de Borges y el modo de leer. Recordemos que el escritor argentino fue un gran y lucido lector que, entre otras cosas, puso en el centro del debate la forma de lectura, como relata el escritor Ricardo Piglia «(…) Hay un texto fundamental de Borges de 1951 que se llama “Nota sobre (hacia) Bernard Shaw”. Está en Otras inquisiciones. Yo les pido que escuchen esta frase porque es extraordinaria:

Una literatura difiere de otra, ulterior o anterior, menos por el texto que por la manera de ser leída: si me fuera otorgado leer cualquier página actual (dice Borges en 1951) —ésta, por ejemplo— (la que nosotros estamos leyendo) como la leerán el año 2000 yo sabría cómo será la literatura del año 2000.

Eso es como un aerolito que llegó de… quién sabe dónde. Es una frase extraordinaria, vamos a decirlo así. Él está pensando en el futuro remoto que es el presente nuestro… hoy nosotros leemos como Borges. En ese momento él pensó: dentro de cincuenta años, si yo supiera cómo van a leer dentro de cincuenta años, sabría cómo va a ser la literatura. No si va a haber libros, como la gente dice ahora, si va a haber libros, no va a hacer libros, va a ser en pantalla, va a ser económico, caro, cómo va a ser… no, no importa, dice él. Lo que importa es si la gente va a seguir leyendo o no y cómo va a leer. Digamos, no se preocupa por la cuestión de si los libros se van a quemar o van a estar, es decir, que la cuestión central es que la lectura literaria, para poner ese caso, es un modo particular de lectura ¿no es cierto? que no depende del texto. Eso es lo extraordinario. No es que uno lee porque el texto le dice cómo tiene que leerlo sino que hay un modo de leer, hay un modo de leer del año 1951 contrapuesto al modo de leer del año 2000, que si uno sabe cómo es, sabe cómo funcionan esos textos. Es lo que él hace en Pierre Menard. En Pierre Menard él hace el juego de decir cómo se leía El Quijote en el momento que salió y cómo se lee ahora en 1939 si supusiéramos que el texto ha sido escrito en este momento, que es lo que Pierre Menard hace ¿no? Pierre Menard decide escribir de nuevo El Quijote, no lo copia, lo sabe y lo escribe igual. Entonces Borges agarra un párrafo y dice: claro, leído en aquel momento esto quería decir esto, pero leído ahora esto es una cosa muy intrigante. Empieza a cambiar el modo de leer el texto y el texto de empieza a modificar ¿no es cierto? Les leo un pequeño fragmento del Menard ¿no?

Menard (acaso sin quererlo) ha enriquecido mediante una técnica nueva el arte detenido y rudimentario de la lectura: la técnica del anacronismo deliberado y de las atribuciones erróneas. Esa técnica de aplicación infinita nos insta a recorrer la Odisea como si fuera posterior a la Eneida y el libro Le jardin du Centaure de madame Henri Bachelier como si fuera de madame Henri Bachelier. Esa técnica puebla de aventura los libros más calmosos. Atribuir a Louis Ferdinand Céline o a James Joyce la Imitación de Cristo ¿no es una suficiente renovación de esos tenues avisos espirituales?

Es un chiste ¿Pero qué quiere decir? quiere decir que uno tiene una expectativa ante leer un libro y que esa expectativa… por ejemplo, el libro de Joyce, lo leo distinto si sé que es un inédito. Por eso los inéditos tienen tantos problemas, por eso los primeros libros son un problema porque todavía no hay nada construido alrededor de cómo hay que leerlo ¿no es cierto? por eso la guerra de la crítica es una guerra por construir ese saber previo con el que uno va al libro. El canon, ese debate estúpido sobre el canon… ¿Por qué tanto debate? Porque si alguien pudiera decidir cuál es el canon esos libros serían leídos, como dice Borges en algún lado, hablando del clásico, con previo fervor y misteriosa lealtad. Entonces, como todos los escritores quieren ser leídos con previo fervor y misteriosa lealtad, todos los escritores quieren que el lector piense qué buen escritor es este antes de leerlo, cosa que cuando lo va a leer hasta los errores le parecen deliberados (…)

Todos los escritores que leemos, nos habitan y viven en nosotros, en este caso recordamos a Borges, el desafío esta planteado, ¿Tú como lo conociste?¿Que momento fue un antes y un después de Borges?

One thought on “Desafío literario en las redes sociales: #BorgesChallengue

  • el 12 agosto, 2020 a las 4:56 am
    Permalink

    I look forward to seeing your new posts every day. i think many people like your post. thanks for sharing these remarkable things

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *