«El Teatro Español de Madrid»: excelente recorrido histórico por trece autores en Ediciones Cátedra

Horacio Otheguy Riveira.

Trece capítulos por trece investigadores para rendir homenaje al Teatro Español de Madrid. Su historia, de 1583 a 2023, está poblada de emocionantes aventuras, accidentes de todo tipo y un circuito de pasión por el teatro como un arte indestructible, más allá de los límites impuestos por el tiempo.

Compuesto de modo cronológico, este libro es un lugar de fácil acceso para la historia del Teatro Español, un espacio emblemático en Europa y cuya historia es tan amplia que sorprende incluso a aquellos especialistas que, conociéndola bien, vuelven a sumergirse en ella a la búsqueda de nuevos datos o epi­sodios poco conocidos. Desde el comienzo, una trama histórica, literaria, por la que desfilan asuntos de gran interés a través de los conceptos más variados.

Son sus autores: Ana Isabel Ballesteros Dorado, Noelia Burgaleta Areces, Antonio Castro Jiménez, Fernando Doménech, José Ramón Fernández, Ana Alma M. García, Víctor García Ruiz, Berta Muñoz Cáliz, Eduardo Pérez-Rasilla, Verónica Ripoll León, Francisco Sáez Raposo, Guadalupe Soria Tomás, Carlos Villarreal Colunga.

 

Impecable edición de Cátedra con una meticulosa investigación narrada de forma amena, entre anécdotas de todo tipo, incluidas piezas teatrales valiosas con nombres de figuras muy representativas.

 

PRESENTACIÓN

La forja de una pasión

N: Natalia Menéndez

Directora artística del Teatro Español

E: Eduardo Pérez-Rasilla

Editor del volumen

N.: Este libro pretende ser un lugar fácil para la historia de un teatro emblemático de Europa. Se busca provocar la curiosidad y mostrar el interés y la sorpresa que nos ha suscitado.

E.: Nuestra sorpresa nace del descubrir que lo que conocíamos es ínfimo en comparación con lo que hay, y con lo que ni siquiera se puede atisbar. La historia de este teatro da una sensación de vértigo, un fragmento lleva a otro y así continuamente, y reconoces que una parte de la historia de España ha pasado por el Teatro Español.

N.: Esto es como una enorme montaña llena de sustratos. Es una enorme montaña creada por las personas. Y cada sustrato apetece. De ahí nace nuestra sorpresa.

E.: Y hay que escoger y hay que poner orden, para poder construir una historia abarcable y mínimamente coherente.

N.: Sin detenernos en las razones por las cuales no había un libro sobre la historia del Teatro Español de Madrid, lo relevante es fijarnos en todo lo que hemos descubierto. Dar a conocer esta maravilla, una joya que estaba escondida, como en una pirámide.

E.: Hay muchos trabajos parciales, algunos de ellos muy brillantes, que tratan sobre la historia de este teatro, pero, como pasa muchas veces con los trabajos académicos y teatrales, tienen una difusión muy limitada o se dirigen preferentemente a un segmento universitario muy reducido, a los especialistas en la

materia. La idea de este proyecto era dar a conocer a un público más amplio una parte de todas estas investigaciones y además descubrir nuevas cosas y ponerlas en relación con lo ya sabido. Estamos muy lejos de haber agotado el territorio, pero sí hemos conseguido facilitar el conocimiento gracias a este proceso, que, lejos de haber terminado, supone una invitación a seguir descubriendo.

N.: Es una provocación. Y al mismo tiempo afirma su presencia, aquí está el Teatro Español. Ha sido un proceso largo, tres años, casi cuatro de investigación…

E.: Dificultados por la pandemia, pero años de labor tenaz, nuestra y de un equipo que, generosamente ha querido colaborar y poner a disposición de la ciudad y del mundo sus conocimientos, sus investigaciones, aportaciones, miradas…

N.: Hablando un poco del comisariado… Mi elección no fue baladí, mi misión era encontrar una persona como tú: que es un teórico pero que disfruta tanto con la práctica y es tan conocedor de ella, que se ha imbuido en ella, que hace que este no sea un terreno acotado a la teoría. Tenía muchas ganas de compartir un proyecto contigo, y semejante proyecto me parecía una gran apuesta. Podía intuir que ibas a seleccionar un tipo muy concreto de personas.

E.: Para mí era importante esa mirada. En aquella primera conversación que tuvimos aún quedaba todo por hacer, pero teníamos muy clara la idea. Toda mi trayectoria profesional ha tratado de conjugar esos dos aspectos. El espectáculo nos lleva al texto, a los actores, al público, al director, a todos los oficios teatrales. En esto suelo ser bastante beligerante: estudiar el teatro sin hacerlo desde esta perspectiva me parece una tarea inútil, un empeño que no puede llegar a buen término. Por eso a la hora de desarrollar este proyecto hemos buscado también esta mirada, cosa que complica mucho la investigación… hubiese sido más fácil una mirada académica, clásica. Hemos tendido a problematizar…

Bueno, no sé si a problematizar. El teatro es inseguridad, es búsqueda, es investigación y no un lugar cerrado, eso nos parecía muy poco interesante. Incluso el edificio ha sido un lugar cambiante, lleno de modificaciones. Cómo íbamos a estar haciendo nosotros departamentos estancos, habitaciones cerradas.

E.: Sí, el edificio ha cambiado y ha evolucionado mucho. Han existido proyectos distintos, incluso contrapuestos, no había una sola línea; a veces se presentan dichas evoluciones como si fuesen un proceso finalista que desde el principio alguien podría haber intuido, cuando es al revés. Dichos cambios han estado motivados por intereses sociales, económicos, incluso políticos o personales que han influido. Incluso eventualidades, como los incendios, que no los prevé nadie y sin embargo tienen lugar y esto altera el edificio, la sociedad… Eso es lo complejo, pero también lo interesante de esta mirada.

N.: Y también hay que valorar que importa, el teatro importa, porque si no lo hiciera, si el Teatro Español no importara a los políticos, a la sociedad, ahora y en cualquier momento, daría igual lo que ha pasado aquí y cómo ha pasado. Lo importante es que el Teatro Español ha formado parte de la Historia de verdad. […]

Exposición en una sala especial del propio teatro. Detalles sorprendentes, fotografías, maquetas…

 

Del 3 de diciembre 2023 al 14 de enero 2024: Vicky Peña y Nuria Espert en La hija del aire, de Alejandro Palomas. Con Teresa Vallicrosa, Candela Serrat y Claudia Benito. Dirección Mario Gas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *