El verano empieza el primer día de MontgoRock

Por Mariano Velasco / Fotografías: Carmen Hinojosa.

“Yo ya no tengo 18 años, pero puedo desnudarte el alma, ya ves”. Tal que así, con Místico, una de las canciones estrella de su brillante último trabajo, arrancó Coque Malla su espectacular concierto en el MontgoFest, y puede decirse que fue toda una declaración de intenciones. Porque ya no los tendrá, los 18, ya no será aquel jovencito con cara de niño travieso que lideraba Los Ronaldos y que nos ponía a bailar al grito de adiós papá, adiós papá… Pero joder, se trata de un artista de los pies a la cabeza de esos que apuntan con bala justamente ahí, al alma de quien escucha.

Fue, el del concierto del sábado de Coque Malla, uno de los momentos más brillantes de esta undécima edición del MontgoFest 2024 Xàbia (antes MontgoRock), todo un clásico ya en el pre-verano de la atractiva localidad alicantina de la Marina Alta, que cambia en esta edición su nombre para abrirse a nuevos estilos, pero que conserva la esencia rockera que siempre lo ha caracterizado. Así lo demuestran nombres como Santero y los Muchachos, Los Zigarros, Pignoise, Sidecars, Carlos Tarque & LADR, o el propio Coque Malla, a los que se unen ahora estilos más variados, entre el indie y el pop y alguno que otro, como los de Ciudad Jara, Pol 3.14, La habitación roja, Malmö 040, Besmaya, Marlena, Badlands o Chambao.

Coque Malla, Sidecars, Carlos Tarque… mantienen la pureza del rock en un festival muy necesario que quiere abrirse a nuevos estilos.

Bien que le agradeció a la organización esa apuesta por el rock Juancho, de Sidecars, otro de los pesos pesados del cartel, quien se atrevió también a afirmar, entre estribillo y estribillo de esos que tiene esta banda madrileña y que se te meten en el cuerpo como pocos, que “el verano empieza el primer día del MontgoRock”.

Juancho -Sidecars

Como anunciando el chaparrón de buenísimos temas que se nos venía encima, arrancaron los Sidecars su concierto del viernes con La Tormenta, y aquello ya fue un no parar de un hit tras otro: 180 grados, Todos mis males, la indispensable Contra las cuerdas… y así hasta la conocidísima Soy fan de ti. Conocidísima por ponerle un adjetivo, porque si algo tienen las canciones de este grupo es precisamente eso, que a poquito que las escuches ya tienes la sensación de que las llevas cantado y bailado toda la vida. ¿Que suenan mucho al hermano Leiva? Puede, pero pocas cosas mejores se pueden decir de un grupo de rock que eso, que suenen a Leiva.

“Quédate, cierra la puerta
lánzame contra las cuerdas.
Luego desátame más de la cuenta
déjame, no te arrepientas”
Coque Malla

Volviendo a Coque Malla, enfiló el ex-ronaldo su pletórica actuación con otro de sus temas más recientes, El saco de los sueños, para a continuación soltar la guitarra por ahí y arrancarse a bailar, luciendo camisa negra de lunares blancos, con la divertida Extraterrestre, incitando también al público con aquello de “Quiero ser como tú, quiero ser igual que tú”. Lleva este tipo el gen del teatro en las venas y se le nota. Animal de escena, canta baila y maneja al público y a la banda a su antojo, y remata la dramática faena recitando como Dios cuando el tema lo requiere, como hace con La carta:

“Yo ya sé que no eres alguien 
que provoque indiferencia,
pero no tengo paciencia
y ahora mismo quiero estar en otra parte”.

Después de ponerse pelín oscurito con la excelente Aunque estemos muertos que da título a su último trabajo, bromeó Coque Malla con la norma no escrita de todo festival que se precie, que no es otra que la de no empeñarse en cantar temitas lentos, para a continuación pasarse la norma por el forro e interpretar la que dijo que es para él una canción muy especial, la esperanzadora y más optimista Berlín:

Carlos Raya
“Hoy voy a empezar a construir
la casa donde estaré
para toda la vida”

Y claro, aunque haya renegado alguna de vez de ella por lo bajini – y siguiendo con la ruptura de la susodicha norma -, cayó, tenía que caer, la esperadísima No puedo vivir sin ti, cantada a coro con todo Xàbia, para ya después el desenfreno total recuperando el Adiós papá y el Por las noches de Los Ronaldos.

Sin lugar a dudas que el techo del más puro rock se alcanzó en MontgoFest llegada la media noche del viernes, con la espectacular propuesta de la banda de Carlos Tarque, quien sin abandonar MClan ha formado esta bien nombrada La Asociación del Riff nada menos que junto al guitarrista y productor Carlos Raya, toda una institución en esto del rock’n roll. La banda toda forma un equipo espectacular, pura energía, hasta el punto que solo una asociación así es capaz de atreverse, como se atrevieron en el MontgoFest, con una descarada versión del muy adelantado a su tiempo Helter Skelter, con el que el mejor McCartney, allá por el lejano 1968, parecía querer retarles a todos los grupos de rock duro que vendrían después: ¡superad esto, majetes!

Que la canción más heavy de The Beatles sonara como sonó en Xàbia en la voz de Tarque y la guitarra de Raya es la mayor evidencia de que, pese al cambio de nombre y la apertura de estilos, el ahora llamado MontgoFest continúa siendo un festival muy necesario para seguir sosteniendo el rock por bandera. Y que así sea por mucho mucho mucho tiempo.

Editado @elizabethslvtrr

Santero y Los Muchachos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *