Mi amigo Listo

Mi amigo Listo, de Antonio A. Gómez Yebra. Sevilla, Algaida, col. El grillo amarillo, 2010. 40 pp., 6.00 €.   (A partir de 7 años)

Por José R. Cortés Criado.

Se trata de una nueva entrega de la colección El grillo amarillo de Antonio A. Gómez Yebra. En esta ocasión los personajes son animales muy personificados que viven en una granja y deben acudir diariamente al colegio, además de bañarse y jugar con sus amigos.

El protagonista de este cuento es un burro llamado Torpe, que a pesar de la ayuda de su amigo, el caballo Listo, no consigue distinguir unas letras de otras hasta que éste le regala unas gafas; desde entonces se acabaron sus problemas con la maestra Doña Vaca y las risas del resto de sus compañeros.

Mi amigo Listo es un juego de letras y palabras, en el que el autor da una lección de lectura y vocabulario a los pequeños lectores, que a la par de leer los textos va recordando palabras, de algunas se añaden su significado, de otras no son necesarias aclaraciones.

Se puede leer en familia, con lo cual podemos añadir nuevas palabras a las del libro, ya que se trataría de decir palabras que empiecen por a, b, c…; y por supuesto, podemos inventar greguerías para recordar las letras siguiendo el modelo de Gómez Yebra, que dice que la s “parece una pequeña serpiente retorcida” , que la c es “una media luna”, la p “es un palito que se cae de la raya”, o que “la h parece una letra afónica”.

Mi amigo Listo es un buen libro para los que nos gusta jugar con las letras, formar palabras y crear historias,  y seguro que los lectores de siete u ocho años disfrutarán con su lectura.

Las ilustraciones de Estrella Fages son muy coloristas, los personajes resultan simpáticos y amigables, todos se muestran muy expresivos, manifestando claramente en sus rostros penas y alegrías. También llama la atención los dibujos de las letras que complementan al texto con gran armonía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.