Barriga, de David Barreiro

Por Javier Pérez / Fotografías de Pablo Álvarez.

La Semana Negra de Gijón fue este año más pródiga que de costumbre en presentación de libros del género policiaco, y hemos querido asistir a uno buen puñado de charlas para acercarnos y acercaros a los autores y sus obras.

Luis Sepulveda presentó con su maestría habitual la novela Barriga, de David Barreiro. Los que además de la novela presentada queríamos disfrutar también de las palabras de Sepúlveda no nos vimos en absoluto defraudados, porque en pocos minutos desgranó un verdadero tratado sobre la decadencia de la ética y el desmoronamiento de los pilares sociales de Occidente.

Y de eso mismo trata Barriga: de la lenta pero imparable desintegración de las esperanzas, los proyectos, las ilusiones y la integridad personal de los jóvenes que entran a trabajar en las grandes corporaciones.

Según Sepúlveda, David Barreiro tiene

escritor de evitar los trucos, los circunloquios y los subterfugios innecesarios para centrarse en la pura narración. La novela se ambienta en Madrid, pero no en el Madrid marginal, sino en la zona de los grandes rascacielos. Donde se desenvuelven los nuevos desesperados, fantasmas de sí mismos: los becarios, los aspirantes a ejecutivos cuyo himno es “si tienes que arrastrarte, al menos no dejes manchas”.

Barriga es la historia de la angustia vital, de la presión que se ejerce sobre los empleados, del modo en que se mercadea con las expectativas en vez de con algo real, en una degeneración última del sistema: ya no se soborna con dinero, o con sexo, o con poder, se soborna con promesas.

Demasiado realista para ser ficción, me temo.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a Barriga, de David Barreiro

  1. Pingback: ¿Podre comprar la próxima novela de David Barreiro en mi Amazon Kindle? « Amazon Kindle España

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.