Cerebus, la odisea de un solo hombre

Categoría: Cómic,USA | y tagged con | |

¿Qué es ‘Cerebus’? Como mínimo tres cosas: la historia de un personaje contada durante casi treinta años en fascículos mensuales; la plataforma para que su autor Dave Sim expusiese todos sus puntos de vista sobre la vida (el poder, la muerte, la religión, el amor, las mujeres…); y por último, uno de los estandartes de la autoedición y la independencia absoluta.

Si en el circuito rock se habla de Ian McKaye o de Jello Biafra como apóstoles del autogobierno, al poseer sus propios sellos discográficos y editar sus discos en éstos sin incar la rodilla ante nadie, Sim sería el paradigma de autor que se lo guisa y se lo come él solito. No es el primero (ahí está, mucho antes, el movimiento underground de los tiempos hippies), pero posiblemente sí el que supo aunar independencia y comercialidad. ‘Cerebus’ ha sido un tebeo de ventas considerables, no subterráneo, y con vocación universal (pese a ser muy suyo) sin renunciar a la filosofía independiente.

Esta independencia hizo que Sim nunca permitiese la edición de su obra en otro idioma que el inglés… hasta ahora. ‘Ponent Mon’ ha conseguido lo que parecía imposible y ha editado el recopilatorio ‘Alta Sociedad’, que reune los números 26 a 50 de la colección. Es un acierto, pues en este tomo la serie se hace del todo madura tras unos inicios titubeantes: los primeros números son ciertamente toscos en comparación con lo aquí presentado, un relato extenso sobre el ascenso al poder presidencial, con todos sus laberintos y miserias. Una crítica ácida a los correpasillos, conspiraciones, mentecatos y codiciosos que inundan la política a través de un cuento ciertamente votriólico.

Y ese cuento, esta ‘Alta Sociedad’, es un ejercicio de estilo donde caben tonos dispares (de la comedia al drama, de la sátira  a la fantasía heroica), diálogos brillantes y densos, tramas laberínticas (me refiero a intentar hacerse con todo este mundo de fantasía heróica y sus muchos recovecos) y soluciones gráficas y narrativas arrebatadoras (como, por ejemplo, reflejar una fenomenal curda de Cerebus haciendo girar las viñetas en espiral).

En cuanto al dibujo, su expresivo blanco y negro, aún no alcanza la excelencia de futuros arcos argumentales (la continuación de ‘Alta Sociedad’, llamada ‘Iglesia y Estado’, supondrá el cénit gráfico y esperemos verlo pronto en castellano), pero se muestra dotado para la expresividad y la caricatura.

Cerebus da mucho de sí. Podríamos hablar de sus brillantes personajes, como el propio Cerebus, un cerdo hormiguero canalla, bronco y codicioso, o ‘Cucaracha Luna’, un sonado que se cree un superhéroe (parodia del Caballero Luna, a su vez un moderado plagio de Batman), o Elrod, un príncipe que no es sino la caricatura de Elric de Melniboné (y que habla como el Gallo Claudio, oye muchacho, digo muchacho…), o la conspiradora Astoria, o, por supuesto, Lord Julius, la más brillante resurrección de Groucho Marx que ha visto la historieta, con permiso de Ventura y Nieto y su creación para El Jueves. Pero nos falta espacio, así que sólo puedo concluir animándoles a leer este tebeo tan difícil como absorbente. El esfuerzo merecerá la pena, no lo duden.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.