Entrevista a Helen Grant

Por Carmen Fernández Etreros (texto y fotografías).

El pasado miércoles por la tarde nos sentamos con la escritora Helen Grant ante una taza de té humeante para hablar de su debut en la literatura El imperturbable Hans editada por Emecé. Se trata de una de esas novelas “crossover”, libros protagonizados por niños que apasionan a los adultos tras éxitos como El niño con el pijama a rayas. En este caso se trata de una novela negra protagonizada por Pía, una niña de 11 años, que por diversas razones es marginada en clase y encuentra en su único amigo Stefan El Apestoso un colega para emprender una difícil aventura. Todo comienza cuando Katharina Linden, otra niña de once años, desaparece y Pía ha sido la última persona que la ha visto con vida. Pía y Stefan se convertirán en improvisados detectives y descubrirán más desapariciones y un misterio que se oculta desde hace tiempo en el pueblo.

 P. El imperturbable Hans fue tu primer libro, ¿de dónde nace la idea de la novela?

 R. La idea central nace de mi interés por las leyendas alemanas que nació la temporada que viví en el pueblo en el que nace la historia. Entre todas estas leyendas me gustó mucho la de Hans el Imperturbable, que narra la historia un personaje que ha vivido en el pueblo rodeado de monstruos, fantasmas y brujas que nunca le asustaron. Quise que Hans fuese el personaje central de mi novela y necesitaba un personaje joven que pudiera creer en estas historias y de ahí nace la protagonista de esta novela Pía, una niña de 10 años a través de la cual se desarrolla la historia.

P. La historia comienza cuando una niña de 11 años, Katharine Linden, desaparece y dos niños amigos Pía y Stefan deciden investigar quien es el culpable. ¿Cómo es posible que una niña de 11 años se meta en una aventura tan peligrosa?

R. La historia empieza cuando la abuela de Pía se incendia y muere calcinada por accidente y por este desafortunado suceso sus compañeros le hacen el vacío. En clase solo queda otro niño, Stephan, también marginado por sus compañeros que puede ser su amigo. Ella decide lanzarse a la aventura con Stephan porque está aburrida y no tiene amigo pero luego se implica más en la historia porque también sus padres están separándose y ella no se quiere ir a Inglaterra. Se trata de una forma de mostrar su rebeldía ante sus padres, de desobedecer… Por eso entra en la casa de un adulto sin importarle la prohibición de sus padres

P. ¿No es demasiado impulsiva esa decisión para una niña tan pequeña?

R. Desde luego, estoy de acuerdo con que una niña de esa edad no debería ser tan lanzada y como madre me horroriza la idea pero para contar la historia necesitaba a alguien que se creyera estas leyendas… Pía es muy impulsiva y en cierto modo se parece a mi hija y a la situación en que se encontró cuando nos trasladamos a Alemania un poco ”marginada”, no por sus compañeros sino por ser diferente, por hablar otra lengua.

P.¿Por qué crees que gustan a los jóvenes lectores los misterios, las novelas negras?

R. Se trata un poco de tendencias o modas y ahora hay un momento de vampiros, terror, la influencia de Crepúsculo… A través del misterio, el terror o el horror podemos tratar otros que todos conocemos: a enfermar, a morirse, a las adiciones… Miedos que se reflejan en estas novelas y que se presentan como una manera de enfrentarlos, de analizar lo que ocurre en estos aspectos oscuros de la vida… Lo bueno es que ocurre en un libro y lo puedes cerrar y seguir.

P. Uno de los puntos fuertes del libro son las desapariciones que habían ocurrido en el pueblo después de la guerra y que nadie había investigado…

R. Cuando decidí escribir el libro no quería un libro sobre la II Guerra Mundial pero necesitaba que las desapariciones pudiesen pasar desapercibidas y en la época de la posguerra 1946, 1947 o1948 era un momento crítico, en el que podía desaparecer alguien sin que se diera cuenta la gente. Había mucha pobreza, hambre, comedores para los pobres que en tal entorno una desaparición podría pasar desapercibida porque no había medios para buscar a nadie.

P. ¿Qué puede moraleja o reflexión puede aportar tu libro a los jóvenes?

R. A tener fe, esperanza en algo. Por una parte Pía se siente abandonada por sus padres, la maestra no la ayuda mucho y se siente traicionada por alguien en que tenía confianza. Pero encuentra un personaje como Hans que le ayuda a tener esperanza, a pensar que se puede creer en algo. También su abuela que al final sigue estando a su lado, aunque no apruebe su comportamiento, pero Pía siente que tiene una aliada para toda su vida.

Una respuesta a Entrevista a Helen Grant

  1. Pingback: El imperturbable Hans, de Helen Grant | El blog de Metropolis Libros

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.