Una oda a la batalla

Categoría: Análisis,Videojuegos | y tagged con | | | |

Por José Manuel Tornero

Ni siquiera ha pasado un año desde que en Europa tuviéramos el placer de recibir BlazBlue Calamity Trigger; un nuevo juego de lucha en 2D creado por Arc System Works y que se convertía en el heredero espiritual de la saga Guilty Gear. Una nueva IP que venía a instalarse entre el triunvirato de poder (Tekken, Street Fighter, KOF) con ideas nuevas y una jugabilidad exquisita. Si algo caracterizó el primer BlazBlue era un modo historia bastante más trabajado que sus competidores y una profundidad en los combates nunca vista hasta ahora. Con esas señas de identidad ha logrado alcanzar en sólo una entrega la cima (por desgracia no a nivel comercial) de uno de los géneros más longevos de los videdojuegos.

Apenas unos meses después nos encontramos con Continuum Shift, una secuela continuista (como su propio nombre indica) que pule algunos de los defectos y que añade novedades muy jugosas. Uno de los aspectos más interesantes es la inclusión de nuevo modos de juego como tutorial (necesario para aprender movimientos básicos), el modo Desafío que nos ayudará a manejar todos los combos de cualquier personaje o el modo Legión; una especie de Risk en el que tendremos que conquistar un tablero luchando contra equipos de luchadores controlados por la CPU y gestionando a la vez nuestro propio equipo para evitar quedarnos sin efectivos. No deja de ser una sucesión de peleas pero donde la estrategia será el factor clave para ver hasta donde somos capaces de llegar.

Si bien es cierto que cada personaje tiene un estilo completamente distinto de lucha, si algo se le podía achacar al Calamity Trigger era contar con una plantilla algo corta de luchadores. En este sentido parece que en Ark System también se han puesto las pilas para subsanar esto con el añadido de 5 nuevos personajes. Por desgracia, algo que no gustará a todos es que para adquirir 2 de ellos habrá que “pasar por caja” con el correspondiente DLC de pago. Un detalle que a los seguidores de la saga no ha hecho mucha gracia y al que por desgracia los jugadores nos estamos acostumbrado más de lo deseado durante esta generación. A cambio si es de agradecer por lo que hemos podido comprobar una mejora sustancial en la sincronización de los combates on-line, haciendo desaparecer el tan molesto lag en todo tipo de juegos pero sobre todo en los de este género. Esperemos que se mantenga un buen servicio en los servidores y no sea sólo “flor de un día”…

Dejando a un lado el aspecto jugable y centrándonos en los aspectos técnicos del juego hay que decir que Continuum Shift no supone ninguna revolución gráfica. Tanto en modelados, como escenarios o diseños de personajes no se aprecian apenas cambios, algo fácil de entender debido al poco tiempo de desarrollo de Continuum Shift y que no supone ningún problema para disfrutar a fondo de este título.  Si es de agradecer una mejoría en los tiempos de carga y la navegación por los menús que aportan mayor fluidez a la hora de jugar.

En definitiva, cabe decir que a día de hoy BlazBlue Continuum Shift es el mejor título de lucha del mercado, tanto por su profundidad, modos de juego, innovación,  fluidez y capacidad de adaptarse a todo tipo de jugador. Aunque todavía no tiene nombre suficiente para codearse con los pesos pesados el trabajo más difícil ya está hecho. Esperemos que sigan por el buen camino.

Lo mejor:

– Mantiene la profundidad que tanto nos encantó del primero

– Mejora sustancial en los combates on-line

– Nuevos modos de juego que alargan la vida del juego

Lo peor:

– 2 nuevos personajes por DLC de pago

– El modo Legión aunque interesante puede ofrecer más opciones

– Si no tienes paciencia algunos combos pueden parecer frustrantes

Puntuación: 9

3 respuestas a Una oda a la batalla

  1. A mí lo que más me gusta es que con cada personaje parece un juego diferente, la verdad. No se echan en falta más, aunque sean pocos 😛

    David Tejera Expósito
    28 noviembre 2010 at 1:39 am

  2. Desde luego nuevos personajes para este juego es todo un logro, y retocar a la maldita Nu que era una monstruosidad también. Si tuviera pasta desde luego que me lo compraba.

    Daniel García Nebrera
    28 noviembre 2010 at 16:57 pm

  3. Al final que un juego tenga pocos personajes no tiene porque ser problema: en Tekken (del que soy acérrimo) tienes millones de jugadores y… bueno a veces no tan variados. Su mejor entrega, en mi modesta opinión, la que menos monigotes tenía: Tekken 4.

    Si puedo le daré una oportunidad a este juego, que pinta bien. Muy buen análisis, eres un crack!

    Néstor
    30 noviembre 2010 at 20:14 pm

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.