Charla con Ediciones Ruinas Circulares

Por Valeria Tentoni.

Conversamos con Patricia Bence Castilla, directora de la casa editorial Ruinas Circulares, de Buenos Aires. Los libros y el trabajo sostenido: la pasión de crear pequeños objetos indelebles, a contracorriente.

¿Cómo y cuándo surgió el proyecto editorial Ruinas Circulares?
Hace varios años atrás, entre 1998 y 2005, había ya incursionado con otra editorial, esa vez como co-editora, la editorial Café Literario de Buenos Aires, junto a Josefina Arroyo, encargándose ésta de la parte de contactos en el mundo literario y yo de la parte gráfica. Esto reanimó un viejo proyecto de formar una editorial propia, cosa que concreto, finalmente, a fines del año 2007, motivada por el hecho de integrar junto a Liliana Díaz Mindurry (Proyecto y Dirección Artística, y yo misma integrando al grupo con la idea y la edición), el Grupo de Escritores de los Malos Ayres. Fundamentalmente este grupo se destacó por llevar a escena (cumpliendo cada uno de sus integrantes con los roles artísticos, de sonido, de vestuario y musicalización que cada puesta requería), obras de su autoría. Durante tres años representé, junto a mis compañeros, obras en vivo (www.malosayres.com) y en cada evento hacíamos circular la revista del mismo nombre, con el texto de las obras representadas, lo mismo que comentarios, poesía y notas de interés, que cada uno aportaba al momento de la edición, como para, posteriormente, difundirlas y entregar la revista sin cargo a librerías y diferentes medios.

¿Cuál es la estética que se propone? ¿Qué búsqueda literaria contempla el proyecto?
Creo que el libro en sí, desde su portada, es un hecho estético. Mi editorial cuida mucho el diseño: pinturas clásicas, láminas, esculturas o cualquier rama del arte aparecen en la portada. Se cuida cada detalle de la terminación, y su realización es artesanal: el libro es pegado y cosido a mano, es armado y diagramado en el centro gráfico que dirijo desde 1993. En cuanto a la búsqueda literaria que me propongo (y propongo), es abrirme a la diversidad de estilos que existen en este momento en la poesía contemporánea de nuestro país: neobarrocos, neorománticos, objetivistas, coloquialistas y surrealistas, elecciones que ya sea por gusto personal o de mis asesores, tienen y tendrán un lugar de privilegio en mis colecciones. Deseamos que cada vez más autores confíen, nuestro sello editorial. Las colecciones al momento son: Octaedro (narrativa), Iluminaciones (poesía), Rey Lear (teatro) todas con dirección a cargo de Liliana Díaz Mindurry, lo que jerarquiza a las obras y sus autores. Yo estoy a cargo de la dirección de la colección Torre de Babel, (narrativa y poesía). Hemos creado, útlimamente, la colección Neos, dirigida especialmente a integrantes de taller literarios, docencia, grupos de estudio, investigadores, etc.

¿Qué valor le dan a los concursos, qué permite un concurso literario?
Esta es una pregunta que creo, de algún modo, nos diferencia. Creo que los autores noveles, al menos de nuestro país, encandilados por la cantidad de propuestas, envían casi indiscriminadamente a concursos donde el objetivo está puesto en la cantidad de concursantes y no tanto en la calidad de las obras recibidas, o peor aún, que solicitan dinero para inscribirse, sin un motivo (pocas veces lo hay) que fundamente dicho requerimiento. Por esta misma razón, y a pesar del esfuerzo que requiere, nuestro certamen anual de cuento y poesía (acabamos de finalizar la convocatoria número III), invita a cada uno de los nominados -como a los que si bien no lograron entrar en dicha selección, el jurado consideró, debido a la calidad de los trabajos- a participar de la Jornada Intensiva sobre Creación Literaria y la Carrera de escritor, creada para todos ellos y en forma totalmente gratuita. Lo antedicho significa para mí un modo de integrarme, de hacer conocer la editorial, y de intercambiar opiniones entre todos los invitados al evento, y por sobre todo, abrir la posibilidad de orientar a todos aquellos que recién comienzan su carrera literaria. Cada año convoco a un escritor/a para que en esa jornada nos hable sobre narrativa y poesía (este año será referido a una obra de: Liliana Heker y Jorge García Sabal). En esta oportunidad será la escritora, Liliana Díaz Mindurry, la que aporte, a todos los integrantes del evento, una mirada diferente, sobre los autores y sus obras.

¿Qué valor le dan a las antologías?
Muchas veces el hecho de participar de ciertas antologías, más que un premio, a veces, parecería ser una condena, porque muchas de estas propuestas, al no apuntar (la editorial o el grupo convocante), a diferenciar entre unas obras y otras, sino a buscar como objetivo la cantidad, la obra se desvirtúa. Un concursante que haya presentado un trabajo, tal vez, con un valor literario significativo, se encontrará junto a otro que estará probablemente muy lejos, porque al no categorizar, ni respetar grados de valor literario, todos guardarán, desde el primero hasta el último, el mismo nivel para dicho concurso. Digamos que un primer premio o un segundo premio, será fácilmente reconocible, pero cuando hay más de 200 menciones la objetividad queda relegada a una cuestión, pura y exclusivamente, mercantil. En mi caso siempre ofrezco una Antología (optativa y por supuesto, no obligatoria), porque entiendo que hay muchos autores que desean encontrar un espacio donde su obra en formato libro sea cuidada y difundida seriamente, para que su nombre comience a circular por diferentes medios.


¿Qué libros posee su catálogo?
Nuestro catálogo, muy nuevo por cierto, cuenta con más de treinta obras. La editora privilegia la producción poética entre todas. Acabamos de editar: Desterrado Ángel de la Guarda, (poesía) de Laura Massolo, cuyo titulo, por demás sugestivo, es un libro que por su calidad literaria, enriquece nuestra editorial. En breve publicaremos de Liliana Díaz Mindurry Resplandor Final donde una vez más su autora dejará al lector con la necesidad de releer cada una de las páginas del libro. Por último, se presentará en la Casa de la Poesía, el 22 de Julio próximo: El rugido y otros Poemas –antología poética- de, Enrique Solinas, poeta de probada trayectoria. Si bien estos autores son autores indiscutidos, también hacemos lugar, a autores noveles, cuyos trabajos sorprenden, no sólo por su calidad literaria, sino porque nunca han publicado.

¿Con qué obstáculos se encuentra actualmente una editora independiente?
Mi editorial se encuentra con el gran obstáculo de no encontrar muchos caminos para difundir las obras que nos han confiado. Muchas librerías no exponen las obras en sus vidrieras o estanterías. Digamos que, de algún modo, la editorial tiene que vivir, pero no a costa de desvirtuar el sentido para la que ha sido creada. La idea no es seguir lineamientos comerciales, sino rescatar voces importantes e ir a contracorriente de las poderosas presiones del marketing. Quizás el hecho de tener a mi cargo una imprenta y trabajar en cada libro desde el diseño de tapa, hasta la laminación y el trazado, me permiten, a diferencias de otros, respaldar este emprendimiento.

¿Cuál es el valor de un libro en papel, en un momento en el que parecería estar siendo invadido por la publicación on-line el mercado editorial?
Creo que el libro en papel no será eclipsado por el e-book. Quizás éste sea importante como un medio de consulta rápida, pero para todos aquellos que amamos la literatura, un buen libro en formato papel entre las manos, tendrá por delante una larga vida entre nosotros.

———–
Vía: http://www.ruinascirculares.com/

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.