Atraco por duplicado (2011) de Rob Minkoff

 

Por Leyre Rueda.

 

 

Las casualidades de un banco

¿Qué ocurre cuando dos bandas deciden atracar el mismo banco a la vez? Con esta enrevesada y a la vez original entrada arranca la película de los guionistas de Resacón en las Vegas (2009). Nos situamos: un banco con varios atracadores en busca de un botín.

 

Lo que parece una rutinaria tarde para clientes y empleados de una sucursal bancaria, se convierte en un atraco; en realidad en dos y hasta tres a la vez. Tripp Kennedy (Patrick Dempsey), un cliente habitual, antes de la hora del cierre, se encuentra con dos bandas distintas que coinciden por casualidad con la intención de realizar un saqueo. En ese momento se produce un tiroteo y Tripp se echa sobre la cajera Kaitlin (Ashley Judd) con el fin de protegerla, o eso parece.  

 

Los atracadores no lo tendrán fácil. La banca cierra las puertas y deja a todos atrapados dentro de edificio. Todos intentan arreglar la situación. Aunque el atractivo Tripp y la guapa e inteligente Kaitlin viven en su mundo, intentando salvar la situación esquivando la muerte y por supuesto, como una cosa lleva a la otra, evitando enamorarse.

 

Muchos recordarán a los protagonistas Patrick Dempsey  por su exitoso período en la serie de televisión Urgencias, y a Ashley Judd, una sufridora de la gran pantalla, por interpretar multitud de papeles de víctima en cantidad de thrillers. El retorno de Dempsey, resulta amable, representando a un tipo que nos cae simpático. El de Judd, en cambio, no es el esperado; una floja interpretación.

 

Estamos ante una película del montón, que mezcla comedia y humor. No resulta seria, y más si tenemos en cuenta a los guionistas conocidos por películas de otro tirón.

 

 

Los personajes, no los protagonistas sino el resto de atracadores, en ocasiones parecen dibujos animados más que seres humanos. En realidad, sus mejores bazas son en golpes (de humor). Todo es un tremendo caos que en ocasiones te hace reír, aunque el final sea de lo más inesperado. 

 

Resulta un cóctel de humor que no termina de funcionar, y desde luego los guionistas no se encontraban en su mejor momento a la hora de escribirla. Todo parece una competición humorística, te olvidas de que son atracadores y que pasan del misterio a la risa. Existen cantidad de películas buenas sobre atracos de bancos, pero ésta la destroza según avanzan los minutos.

 

Más vale quedarse con los pequeños brotes de humor y las disparatadas maneras que existen de atracar un banco, que recordarás el tiempo que tardes en salir del cine.

 


Atraco por duplicado (2011) se estrenó en España el pasado 5 de enero de 2012.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.