Vanessa Bahmani: “Occupy Wall Street es un momento histórico: el mundo entero está luchando por los mismos valores y principios: equidad y justicia”.

 

Por Mauricio A. Rodríguez Hernández

mauricioar@culturamas.com

 

 

Entrevistamos a la fotógrafa Vanessa Bahmani, que nació en la Ciudad de Guatemala y creció en Berkeley, California, en donde nos habla sobre su proyecto sobre los mil rostros de la Ocupación de Wall Street, su visión sobre México, la situación económica actual y su actual exposición en Nueva York. Vanessa comenzó a tomar clases de fotografía mientras cursaba secundaria en Berkeley High School. Tiempo después, la fotografía se convirtió en su idioma favorito. Al finalizar secundaria asistió a la UC Berkeley y, pese a su horario académico riguroso, siempre tuvo una cámara cerca. Aunque se graduó en la Universidad de Berkeley con un grado en estudios étnicos, desde el principio supo que su vocación era la fotografía, por lo que se trasladó a Nueva York para conseguir dicho sueño. Obtuvo una maestría en fotografía de la Escuela de Artes Visuales en Nueva York (2009).

 

 

 

1.     Vanessa, cuéntanos un poco más sobre quién eres y cómo fue tu infancia.

 

Naci en la Ciudad de Guatemala y emigré a Berkeley, California, a la edad de 5 años junto con mi familia. Como muchos otros inmigrantes, mis padres dejaron Guatemala en busca de un mejor futuro para sus hijos. En Guatemala, como muchos centroamericanos, fuimos testigos de varios disturbios políticos durante 1980, y estoy segura que todo esto me dejó huella e influyó en mi forma de ver el mundo. Crecí en Berkeley, California, comiendo verduras, bailando samba, bailes tradicionales de México y Guatemala, tocando el piano, meditando en centros hinduistas y budistas, hablando ingles y español. También, desde temprana edad, me he interesado por el activismo en la comunidad. Creo que mis padres deseaban que me expusiera a muchas experiencias distintas, por lo que realizábamos constantemente cosas nuevas.

 

2.     ¿Cómo te metiste en la fotografía?

 

Mi padre tenía un vieja cámara 35 mm y siempre me gustaba analizarla, particularmente desde que me dijeron que no jugara con ella porque podría romperse. Un día, como cualquier niña de nueve años, la tuve en mis manos y abrí la parte inferior de la cámara exponiendo el rollo, mi padre me explicó que se había arruinado la película al exponerla a la luz. Fue intrigante y fascinante ver cómo una imagen podría ser capturada con la luz sobre un negativo  y luego destruido si le entraba luz.

 

Poco tiempo después, mis padres me dieron una cámara de plástico, y durante los siguientes años siempre tuve una cámara cerca. Fui muy afortunada durante mi secundaria. En Berkeley High ofrecían clases de fotografía, por lo que a la edad de 15 años tomé mi primer curso de fotografía. Nunca olvidaré ese momento en el que vi a la imagen aparecer en un papel, fue un momento mágico, y he estado cautivada por la fotografía desde entonces.

 

3.     ¿Cómo es un día normal en tu vida?

 

Un día normal en mi vida comienza por alimentar a mi cachorro y darle su paseo, posteriormente voy a trabajar en mi estudio. Puedo trabajar de 8 a 12 horas cuando estoy concentrada. Algunos días tengo muchos retoques fotográficos que realizar. Otros días tengo sesiones fotográficas durante 24 horas. Cada día es distinto.

 

4.     ¿Cuáles son tus pasatiempos?

 

Me gusta correr, hacer jardinería y cocinar. Creo que el aroma de pan recién horneado es el mejor aroma del mundo. Me encanta hornear, ya que es una actividad creativa y deliciosa y puedo divertirme cuando tomo un descanso de la fotografía.

 

 

5.     ¿Hay algún fotógrafo que te haya motivado en esta carrera fotográfica?

 

Richard Avedon e Irving Penn.

 

6.     ¿En qué momento obtienes inspiración para realizar tu arte?

 

Creo que la receta perfecta es una mezcla de emoción, dolor, pasión, miedo y amor.

 

7.     ¿Cómo te gustaría ser recordada?

 

Me gustaría ser recordada por integrar con éxito mi pasión por la fotografía y la justicia social, por realizar un arte significativo para la sociedad.

 

8.     ¿Cuáles son tus motivaciones y sueños?

 

Mi sueño es que un día pueda vivir en una sociedad más justa, un mundo autosustentable y en un planeta donde podamos coexistir nuestros animales, recursos naturales y la tierra en donde habitamos. Mis motivaciones son mis sueños para un mejor futuro. Sueño con abrir un orfanato en Guatemala e Irán. Además, me gustaría abrir una granja en donde los animales que han sido abusados o utilizados para la producción pueden tener un hogar mejor.

 

9.     ¿Prefieres enseñar o trabajar como artista visual?

 

Me gustan ambas, porque enseñar me hace una artista más fuerte. Me gusta compartir mi conocimiento y pasión por la fotografía con mis estudiantes y ser parte de su experiencia de aprendizaje. Para mí, enseñar es aprender, es estar abierta para aprender de mis estudiantes y permitirme evolucionar como profesora y fotógrafa. Enseñar es una experiencia muy gratificante e intento enseñar fotografía no solo en Estados Unidos sino alrededor del mundo también.

 

10.     ¿Conoces México?

 

Conozco México. De hecho, solo lo he visitado una vez, pero me gusta la cultura como si fuera la mía propia. Al crecer, fui parte de varios grupos de música tradicional mexicana y disfruté este pasatiempo por casi 10 años. Como guatemalteca que creció en Estados Unidos, mi identidad latina fue formada en California, donde la cultura mexicana era predominante.

 

11.     ¿Por qué hacer una exposición sobre “Occupy Wall Street”?

Estoy feliz de estar entre los pocos artistas seleccionados para exhibir mi trabajo en el South Street Seaport Museum en Bajo Manhattan. Creo que es importante dar a Occupy un espacio, porque la gente quiere ver lo que está ocurriendo. Este es un momento histórico en donde el mundo entero está luchando por los mismos valores y principios: equidad y justicia.

 

12.     ¿Cuál es tu punto de vista sobre los artistas visuales contemporáneos?

 

Como artista, me han influenciado los medios digitales, otros artistas y el mundo que me rodea. Los artistas visuales juegan un papel preponderante y respeto a personas como Jeff Koons y Takashi Murakami, que constantemente empujan las fronteras del arte.

 

13.     Si no hubieras sido una artista, ¿qué carrera hubieras elegido?

 

Posiblemente hubiera sido cocinera. Me gusta la ciencia y la creatividad en la cocina, para mí es similar procesar películas y hacer una impresión en el cuarto oscuro. La principal diferencia es que no te puedes comer tus fotografías. Aspiro a abrir una pastelería algún día cerca a mi estudio fotográfico, por lo que podré hacer pan durante mis recesos y disfrutar de pan casero delicioso cuando lo desee.

 

 

14.     ¿Cómo pueden las nuevas generaciones utilizar las nuevas tecnologías de una manera inteligente?

 

Bueno, pienso que las nuevas generaciones ya están utilizando la tecnología y medios sociales de una manera muy inteligente. Por ejemplo, los manifestantes de Occupy están transmitiendo en directo las manifestaciones de modo que el mundo pueda ver lo que ocurre. En Irán, los jóvenes utilizan twitter para informar al mundo sobre los levantamientos, cuando el gobierno no permite cobertura mediática. Durante las manifestaciones de Occupy, los jóvenes utilizan sus teléfonos para documentar lo que sucede cuando los medios han sido callados. Recientemente, he visto aviones no tripulados en el cielo para obtener vistas aéreas de los manifestantes.

 

 15.     ¿Crees que hay alguna relación entre el dinero y una obra de arte?

 

Bueno, pienso que algunas obras de arte automáticamente alcanzan un elevado valor económico, por ejemplo, si hay una edición limite o si el artista ha fallecido. Existen otros factores que van a determinar el valor monetario de la obra, por ejemplo, si el artista es conocido o famoso. Pero creo que hay muchos casos en donde una obra de arte puede ser exhibida en espacios públicos, no para su venta o consumo, y por el hecho de que no tenga un precio en la etiqueta no quiere decir que no tenga un alto valor. Dicha obra podría llegar a mucha gente, lo que le da otro tipo de valor.

 

16.     ¿Qué sigue para Vanessa Bahmani?

 

Estoy muy entusiasmada con lo que el 2012 me tiene reservado.. En enero salió un artículo en el Huffington Post, una entrevista en televisión en el canal de noticias NY1 y la exposición en el South Street Seaport Museum en Nueva York.

 

He lanzado una campaña independiente para ayudar a conseguir fondos para la series de retratos de mis exposiciones sobre Occupy. Indie GoGo es una plataforma online que permite a los artistas recaudar fondos para su proyecto. Además, deseo exhibir mis propios retratos de Occupy en galerías, museos y espacios públicos en todo el país. En estos momentos estoy buscando alguna galería para exponer mis obras, así como una agencia que me represente formalmente. Me gustaría también continuar mostrando mis fotografías en Nueva York e internacionalmente. Uno de mis sueños es abrir un orfanato en Guatemala, por lo que espero comenzar los planes hacia finales de este año.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.