“Cosas que hoy decíamos” en el Teatro de La Abadía

Por María de Ancos.

Foto: David Ruano

Cuarta Pared con vistas

El espectador entra en La Abadía, con la escenografía de “Cosas que hoy decíamos” montada, y eso es lo que se encuentra, una ventana con vistas, la cuarta pared en este caso. Con vistas a la realidad. Una enorme cristalera con vistas a tres historias, dramáticas, crudas, divertidas por momentos desde la comodidad de la butaca y desgarradoras tan sólo a un instante de distancia, porque las excelentes interpretaciones de los actores te transportan a cada uno de esos restaurantes a los que nos asomamos, indiscretos. Participantes cual convidados de piedra en cada una de esas mesas a las que se sientan los personajes.

Tres restaurantes, gente que viste ropa cara pero que no es feliz. Así lo señala el director de escena Julio Manrique, que la temporada pasada trajo a La Abadía el American Buffalo de David Mamet. De nuevo, Manrique aborda un texto de un reputado autor estadounidense, Neil LaBute, reputado dramaturgo que dio el paso al celuloide con la adaptación cinematográfica de su obra “En compañía de hombres”, y que concibió uno de los tres episodios de “Cosas que hoy decíamos” durante un taller de escritura dramática organizado por la Sala Beckett.

La obra, brillante. Debe su título a una canción de los Beatles (“Things we said today”) y se ha representado con un enorme éxito en Barcelona y hasta hace apenas unos días en madrileña La Abadía.

Las historias, intensas. “Romance”, “Las Furias” y “Tobogán”. Renuncia a cualquier principio y orgullo por amor, desconfianza en el ser amado hasta rozar el mal gusto, y cinismo en la infidelidad de una pareja. Tres ventanas a la realidad. Una realidad cruda y descarnada.

La escenografía, sobria. Efectiva. Sin apenas cambios pasamos de una tormenta en Tokio, a un elegante restaurant francés, pasando por una cantina mejicana.

Foto: David Ruano

El reparto, excelente. Inmensos. Todos. Los personajes inundan la sala con su presencia. Traspasan la cuarta pared y las butacas son unas cuantas sillas más en cualquiera de los locales de cada una de las historias. Un elenco de siete actores que alternan los papeles protagónicos con los secundarios: Mireia Aixalà, Cristina Genebat, Oriol Guinart, Norbert Martínez, Xavier Ricart, Andrew Tarbet, Ernest Villegas. Inmensos.

Ese traspasar la cuarta pared sólo se materializa en un elegante guiño en un momento escondido en una de las historias pero, insisto, sentado en una butaca ante este despliegue de realidad, que Labute adereza con esencia de teatro puro, el espectador no puede sino entregarse, reírse, conmoverse, llorar… disfrutar de lo que ve en Las Tablas y marcharse a casa después con un pellizquito en el corazón y mucho en lo que reflexionar.

¡Bravo, Manrique!

 

Más información:

COSAS QUE HOY DECÍAMOS de Neil LaBute

Dirección: Julio Manrique

Producción: Sala Beckett y Grec 2010 Festival de Barcelona

Teatro de La Abadía

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.