Ice Age 4 (2012) de Steve Martino y Mike Thurmeier

 

Por Nerea Blanco

 

 

Cuando un producto funciona, la ley del empresario es: exprimirlo lo máximo posible. Pero cuando terminas de exprimir, lo que te queda es una cáscara con muy poco jugo y hasta muy poca fruta.  Por eso, hay que tener cuidado cuando explotamos una fórmula, porque al final puede que no quede nada.

 

Eso les ha pasado a nuestros amigos de Ice Age. Que ya casi no queda nada de lo que había al principio. La frescura se ha perdido. De hecho ya no están en la edad del hielo, del frescor de entonces hemos pasado al calor que provoca la separación de los continentes. Y este calor no ha ayudado a hacer algo con chispa.

 

Una historia de adolescentes mamuts con su toque yanqui de “ las petardas molonas” y la “friki protagonista” con un “amigo pagafantas” dentro de una historia que se hace demasiado simple. Pero eso es lo de menos, si quien va a ver esta película son niños. El problema ha sido intentar abarcar a demasiado público con pocas ideas novedosas. Afirmo que sin esta parte “petarda” la historia habría ganado bastante. A mí me ha dado un poco de vergüencita ajena, las cosas como son.

 

Los malos, son muy malos y muy tontos. Son personajes que ya nos hemos visto un montón de veces y, sinceramente, me esperaba una mayor vuelta de tuerca por parte de esta saga.

 

Si pasamos ahora a los toques de humor a los que nos tenían acostumbrados… pues sí, los tienen, pero algunos resultan demasiado forzados y otros no tienen ni pizca de gracia.

 

Aparte qué decir de este intento de hacernos ir al cine con la idea del 3D… pues que queréis que os diga. Sigo sin verlo. Las gafas resultan pesadas, los ojos se cansan… y la historia no gana demasiado por tener tales efectos.

 

En fin, que esta película podía ser más de lo que es con menos historias petardas, y más personajes como “la abuela”. Que es el nuevo personaje que no tiene desperdicio.  Que aunque es el “loco típico” de la historia, es un loco con cierta chispa.

 

¡Ah! Lo que tampoco lo tiene es el corto que veréis antes de la película. Aunque solo sea por eso os diría que os acercarais a verla.  Pero si no la veis, no se va a acabar el mundo, ni se separarán los continentes ni nada de eso.  Confiemos en que el verano traiga cosas realmente refrescantes.

 

 

Ice Age (2012) se estrenó en España el día 29 de junio de 2012

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.