“El restaurador de arte”, un nuevo caso planteado por Julián Sánchez

 

Un asesinato.

Un restaurador cerca de conocer el misterio oculto en la obra pictórica de José Mª Sert.

Un secreto que viajará a través de dos continentes.

El restaurador de arte, de Julian Sánchez.

El restaurador de arte, de Julian Sánchez.

 

Actualidad editorial: El cuerpo sin vida de un conocido restaurador de arte yace en la playa de la Concha en San Sebastián. ¿Accidente o asesinato? En El restaurador de arte (Roca Editorial, 2013), última novela del catalán Julián Sánchez, el autor reúne de nuevo a Enrique Alonso y Beatrice Dale, protagonistas de su primera novela, El anticuario, para descifrar un nuevo enigma. Una intriga que les llevará de San Sebastián al París ocupado por los nazis, pasando por Nueva York y Barcelona, tras los pasos de uno de los pintores españoles más geniales y desconocidos del siglo XX, José María Sert. Coetáneo de Picasso y Dalí, Sert vivió en París y en USA, trabajó para los multimillonarios más famosos de su época, con los que tuvo relación directa ya que también él era de familia adinerada, su obra mural está presente hasta en el Rockefeller Center.

 

El restaurador de arte es una novela sobre la amistad, la traición, la ambición y la codicia. Un thriller que mezcla hechos históricos con la mejor tradición de la novela de detectives, y donde el arte es uno de los principales protagonistas. Es también una búsqueda de la verdad a través de dos continentes, dos momentos históricos, y de la vida y la obra de un artista genial que guarda un secreto más allá de su muerte. En este segundo libro de la saga iniciada con El anticuario, Enrique Alonso vive en Nueva York y es un autor de éxito con algunos guiones en Hollywood. Su exesposa Beatrice, Bety, sigue en San Sebastián y ha dejado su trabajo en la Universidad para dedicarse a la promoción del Museo de San Telmo, recién remodelado.

 

En la primavera de 2011 Enrique Alonso regresa a Donosti para estar al lado de Bety el día de la inauguración del nuevo museo. Allí conoce a uno de los mejores conservadores y restauradores de arte estadounidense ya jubilado, Craig Bruckner, que ha hecho buenas migas con Bety. El experto es un gran conocedor de la obra de José María Sert, de quien pretende realizar una completa monografía, y ha viajado hasta San Sebastián para estudiar las obras que pintó el catalán en las paredes de la iglesia de San Telmo, hoy secularizada. Pocos días después de la inauguración, Bruckner muere ahogado en la playa de la Concha. La policía duda de si la muerte de ese nadador experimentado es un asesinato o un accidente, pero Bety y Enrique empiezan a tenerlo claro. Sobre todo Bety, que ya había observado un comportamiento extraño en Bruckner los últimos días de su vida. ¿Qué le pasó? ¿Qué descubrió mientras investigaba los murales de la iglesia de San Telmo? Y más importante, ¿dónde está la libreta de anillas que Bruckner siempre llevaba encima con sus anotaciones sobre la obra de Sert?

 

Enrique vuelve a Nueva York, donde su agente literario le propone fichar por una gran editorial. A cambio deberá escribir una novela de intriga histórica, amor y acción para ellos. El autor no lo duda un segundo, ya tiene el principio: un hombre ahogado en la playa de la Concha. Le falta la intriga, el detonante, el final… Y empieza a investigar. Julián Sánchez propone en El restaurador de arte un juego de espejos literario, un ejercicio de estilo que mezcla diferentes géneros y en la que el autor explica a través de Alonso, el proceso de un escritor ante un nuevo proyecto: la investigación del tiempo, los personajes, la planificación… “Me gusta. Que un lector pueda comprender cómo creas la novela a la par que desarrollas el argumento puede resultar muy atractivo.”

Julián Sánchez.

Julián Sánchez.

 

Julián Sánchez (Barcelona, 1966) se dio a conocer con El anticuario (2009), intriga alrededor de un antiguo manuscrito redactado en latín y catalán que guarda un secreto por el que más de uno es capaz de matar. Con esta novela alcanzó un importante éxito de ventas y fue traducido a doce idiomas. La voz de los muertos, su segunda novela, inició una serie que continúa con El rostro de la maldad. Trabaja desde hace algunos años en un laboratorio farmacéutico y ha sido árbitro profesional en la liga española de baloncesto. En cuanto a la literatura, se declara lector apasionado, ecléctico y compulsivo. Y esa misma pasión, variedad e intensidad es la que intenta transmitir en todas sus obras.

 

El restaurador de arte.  Julián Sánchez.  Roca Editorial, 2013.  384 páginas.  19,90 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.