Nuevo show de Jorge Blass: un mago que divierte y emociona

Por Horacio Otheguy Riveira

Una nueva temporada breve, sólo tres semanas, en las que el mago español de mayor renombre internacional avanza sobre seguro: una extraordinaria capacidad de trabajo, un carisma escénico de gran seducción para niños y adultos, ofreciendo una vez más un espectáculo que constantemente cuenta con la participación del público de una manera divertida y respetuosa. Espectadores que garantizan la admirable puesta en escena donde los trucos no parecen existir, una gran pantalla en escena y hasta bromas en video de José Mota, Pepe Viyuela, Miliki…

02-el_arte_de_la_magia

 

Director del Festival Internacional de Magia desde hace años, Jorge Blass siempre me sorprende. Este es el cuarto show que veo e incluso me sorprende gratamente cuando repite algún número que ya aplaudí, pues le da una vuelta de tuerca, un golpe de efecto nuevo. Desde el comienzo todo tiene un crecimiento imparable, propio de un hombre de teatro que sabe dónde y cómo medir sus fuerzas. Y comienza con un encantador número de tradicionales palomas blancas hasta reunir a tres en una jaula debajo de la cual surge una cuarta Paloma, esta vez con mayúsculas, pues se trata de una bella muchacha vestida de blanco.

A partir de aquí el abanico de sorpresas es especialmente espectacular porque, a diferencia de otras representaciones esta vez Jorge Blass está todo el tiempo solo en escena, con pocos ayudantes que van y vienen y mucho público de diversas edades que colaboran con el mismo entusiasmo que el anfitrión: un artista que contagia su alegría, al que no sólo se le aplauden los ingenios sino también su don de gentes, su espíritu abierto, expansivo, de alguien que trabaja duro para conseguir los mejores números de magia, pero que además los acompaña de una estupenda dirección escénica y en el momento de llevarlos a cabo se divierte como un niño.

 

04-el_arte_de_la_magia

Hasta llegar al emocionante final de un poético nevado hay un camino largo que se hace corto en el que de sus manos (con los brazos remangados, bien desnudos, bien a la vista) brotan naipes con los que realiza formas cada vez más atractivas; una pelotita de papel va de espectador en espectador montando el guirigay en un patio de butacas entregado hasta dar con una chica que subirá a escena y jugará a varios toques mágicos, los dos solos en escena, y de donde regresará a su butaca con una increíble rosa roja surgida de un brote de fuego…

En el escenario del gran teatro sólo hay cajas de diversos tamaños, algunas de las cuales llevan algunas de las sorpresas de la función, pero también una pantalla gigante donde hasta el último espectador puede ver todos los detalles, y en una breve pausa desfilan personalidades muy queridas hablando de magia o participando en algunos números: José Mota, Miliki, Pepe Viyuela, Boris Izaguirre, Plácido Domingo, Owen Wilson… Gente amiga que arropa al hombre de la eterna sonrisa que es capaz de realizar un cuadro con una espectadora y al terminarlo pedirle que explique al público qué fue lo que pasó mientras tanto: y lo que pasó fue que el mago perdió su reloj, su corbata y las espléndidas deportivas que llevaba, y todo ante nuestra vista mientras nosotros creíamos observar otras cosas…

Como también ante nuestra vista sentado al borde del escenario —y junto a una vivaracha niña de 9 años—, convierte un ticket del teatro en sucesivos billetes de 20, 50, 200 y 500 euros para volver al ticket inmediatamente después… Un encadenado de sorpresas que incluso al volver a ver la función volverían a cambiar. De manera que lo mejor es asomarse y disfrutar: todo a cara descubierta, con buenas bandas sonoras y una sensación final de haber vuelto a la infancia en su faceta más lúdica: la del asombro sin recelo, la de la libertad de soñar.

 

02-mario_sierra-02Jorge Blass, madrileño de 34 años, comenzó su carrera en el 2000 cuando protagonizó un spot de televisión en el que unía mágicamente unas líneas telefónicas. Sus espectáculos han obtenido algunos de los más prestigiosos galardones internacionales: la Varita Mágica de Oro, entregada por S.M. Príncipe Rainiero de Mónaco. El Premio Siegfried and Roy en Las Vegas, EEUU. En los últimos años ha presentado su magia en lugares como el Kodak Theater de Los Angeles ó la Exposición Universal de Shangai. En televisión ha presentado y dirigido 3 temporadas de su propio programa “Nada x aquí” en Cuatro. Artista habitual en el prestigioso “Magic Castle” de Hollywood, director del Festival Internacional de Magia de Madrid. Jorge es patrono de la Fundación Abracadabra y ha escrito dos libros: “Magia para no dejar de soñar” (Martinez Roca, 2003) y “La Fuerza de la Ilusión” (Alienta, Planeta 2011).

Teatro Compac Gran Vía. Del 3 al 21 de septiembre de 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.