Mary MacLane, la primera bloguera de la historia, y su “Deseo que venga el Diablo”

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

«Terminé la escuela secundaria con lo siguiente: un latín notable, un francés y un griego buenos; una geometría y demás matemáticas indiferentes; un amplio conocimiento de historia y literatura; filosofía peripatética que me procuré sin ayuda alguna de la escuela; cierta genialidad, que siempre ha estado en mí; un corazón vacío que se ha convertido en un ser de madera; un excelente cuerpo fuerte de mujer joven; un alma penosamente privada de alimento».

deseo-que-venga-el-diablo

Deseo que venga el Diablo, de Mary MacLane.

Actualidad editorial:

Ha pasado más de un siglo desde que Mary MacLane escribiese, con tan solo diecinueve años, el libro que ahora se publica en España. Deseo que venga el Diablo (Editorial Seix-Barral, 2015) se convirtió en todo un best seller allá por 1902, llegando a vender más de cien mil ejemplares en tan solo un mes. La crítica se rindió al talento narrativo de la joven autora. En Montana y la comunidad minera de Butte nadie podía imaginar que la joven Mary estaba a punto de convertirse en una autora de fama mundial. Por todo el país aparecieron clubes de escritura que imitaban su estilo. Recibió ofertas de periódicos para escribir artículos en los que ella debía aparecer como el tema principal. Había estallado el escándalo MacLane. Fue entonces cuando se trasladó a Nueva York, donde se dedicó a escribir artículos basados en sus vivencias y opiniones para el New York Tribune.

«Si hubiera nacido hombre, ya habría dejado una impronta profunda de mí misma en el mundo, al menos en alguna parte. Pero soy mujer, y Dios, el Diablo, el Destino, o quien fuera, me ha desollado, me ha despojado del grueso pellejo exterior y me ha arrojado en plena vida: he quedado como un ser solitario, maldito y lleno de la sangre roja rojísima de la ambición y el deseo, aunque temeroso de que lo toquen, pues ya no hay pellejo grueso entre mi carne sensible y los dedos del mundo».

Liberal, políticamente incorrecta y adelantada a su tiempo, en estas páginas MacLane revela sus sentimientos, sus opiniones y, sobre todo, se muestra tal y como es: irreverente y divertida, injusta, caprichosa y egocéntrica, pero también sabia, desinhibida, libre de ataduras de clase y con un gran sentido de la escritura. Deseo que venga el Diablo es una obra de adolescencia original, moderna y sorprendente, que trasciende tanto al género de los diarios íntimos femeninos como a la época en la que fue publicada. En su bellísimo prólogo, la poeta Luna Miguel destaca la voz «fresca y premonitoriamente cibernética» de una gran escritora «que ha viajado un siglo para volver a entregarnos sus entrañas»; una voz libre y poderosa que convierte a Mary MacLane en la primera bloguera de la historia.

«Deseo la Fama más de lo que soy capaz de expresar. Pero más que desear la Fama deseo la Felicidad. Nunca he sido feliz en mi corta y hastiada vida».

Mary MacLane (1881-1929) nació en Winnipeg (Canadá) y se mudó con su familia a Butte, Montana. En 1902 publicó su primer libro, La historia de Mary MacLane, cuyo título original, Deseo que venga el Diablo, se restituye ahora, más de un siglo después. Su segundo libro, My Friend Annabel Lee, se publicó en 1903 y en 1917, su tercer y último libro, I, Mary MacLane. Ese mismo año, la productora Essanay Studios, que trabajaba con Charlie Chaplin, Gloria Swanson o Harold Lloyd, le propuso llevar al cine uno de sus artículos; Men Who Have Made Love To Me era una película innovadora en la que MacLane aparecía en el papel de sí misma, fumaba en escena y se dirigía directamente a la audiencia. No hay noticia de que haya quedado una copia. Murió en extrañas circunstancias en la habitación de un hotel en Chicago a los cuarenta y ocho años.

.

Deseo que venga el Diablo.  Mary MacLane.  Traducción de Julia Osuna.  Editorial Seix Barral, 2015.  224 páginas.  18,50 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.