Nunca es tarde para morir, de Pablo Palazuelo

Categoría: Novela | y tagged con | | | | |

Por Lourdes Pacheco.


nunca es  tarde para morirEn una época en la que parece que todo está inventado, novelas como la que hoy reseñamos hacen que recuperes la ilusión. No es sencillo escribir una novela en la que se mantenga el nivel de suspense sin convertirse en un devenir de líneas de investigación, en la que todo fluya con pasmosa naturalidad sin dar pausa al lector.

La forma de presentar a los personajes es cuanto menos original, asistiendo a una reunión entre amigos, entre buenos amigos que han pasado mucho juntos y que ahora disfrutan de los últimos años de su vida. Una partida de póker es una excusa excelente para presentar al elenco de protagonistas de la trama. La aparición de la misteriosa figura femenina llevará a este peculiar grupo a vivir una serie de situaciones que mantendrán al lector con la mosca detrás de la oreja. ¿Quién es y qué esconde esa joven de ojos misteriosos?

“Su especial belleza no radicaba en su ligera inclinación hacia el interior, faceta que le confería el aspecto de una gata, ni por cómo quedaban enmarcados por unas pestañas interminables y unas cejas que le otorgaban un aire alegre a su cara, sino por el iris, que era verde, pero un verde profundo y misterioso, como el de las esmeraldas de Muzo, que tan bien conocía y había regalado a las más afortunadas de sus amantes”

Pablo Palazuelo ha construido una primera novela, asombrosa, brutal creando una ficción más real que cualquier hecho verídico. Muchos giros, sorprendentes pero bien definidos que mantienen ese punto de tensión tan necesario en el género. La labor de documentación realizada es palpable pero tampoco podemos dejar de destacar el enorme ejercicio de ambientación, pues es impecable.

Reconozco que soy amante de la novela negra y quizá por ello es cada día más complicado sorprenderme. Resulta difícil encontrar un título que me llene de interrogantes con su trama, un page turner de primer nivel que me deje con la boca abierta… pues bien, “Nunca es tarde para morir” lo ha conseguido. 608 páginas que se leen en un suspiro. Una novela arriesgada pero diferente que me ha dejado con un buen sabor de boca. La pregunta ahora es, ¿para cuándo la siguiente novela Pablo?


Valoración: MUY BUENO

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.