Karin Slaughter retorna a la novela criminal con ‘La mujer oculta’

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

Maridos y mujeres. Madres e hijas. El pasado y el futuro. Los secretos los unen y los secretos los pueden destruir…

mujer-oculta-la-karin-slaughterActualidad editorial:

Karin Slaughter, autora de grandes bestsellers internacionales, es una de las narradoras más aclamadas y populares de la actualidad. Publicada en 33 idiomas y con más de 30 millones de libros vendidos en todo el globo, entre sus quince novelas destacan las series dedicadas a Will Trent y a Grant County, así como Cop Town, novela nominada a los premios Edgar. Ahora vuelve al panorama narrativo con La mujer oculta (Harper Collins Editorial), una novela de suspense implacable y con un ritmo frenético, habitada por personajes en conflicto que cobran vida más allá de las páginas. La mujer oculta va más allá, es una aguda novela de amor, pérdida y redención.

El descubrimiento de un asesinato en una obra abandonada conduce a Will Trent y al Georgia Bureau of Investigation a un caso que se convierte en mucho más peligroso cuando el cadáver es identificado como el de un expolicía. Tras hacer la autopsia, Sara Linto –la nueva forense del GBI y amante de Will– descubre que la ingente cantidad de sangre encontrada no pertenece a la víctima. Con seguridad, un rastro de sangre que sale fuera de la escena del crimen indica que hay otra víctima, una mujer que ha desaparecido… y que si no la encuentran pronto, morirá.

La escena del crimen pertenece al habitante más famoso de la ciudad: un rico, poderoso, bien conectado atleta protegido por los abogados más caros de Estados Unidos, un hombre que ya se había librado de un caso de violación pese a los esfuerzos de Will por encarcelarle. Pero lo peor está aún por venir. Las pruebas pronto vinculan el pasado turbulento de Will con el caso… y las consecuencias caerán sobre su vida con la fuerza de un tornado.

Con motivo del lanzamiento de esta su última novela, la autora contestaba algunas preguntas relacionadas con su trabajo narrativo:

¿Te acuerdas de la primera persona que mataste en tus novelas?

Recuerdo asesinar a la hermana de Lena, Sibyl, en Ceguera y como fue todo un reto trabajar a partir de su muerte para que pareciese una persona real para el lector sin contar con una sola línea en la novela.

¿Chandler o Hammett?

Ninguno. No me interesan las novelas en las que las mujeres son simples accesorios para ser salvados o asesinados.

¿Has visto alguna vez un cadáver? ¿Cómo afectó a tu vida?

El primer cadáver que vi fue el de mi tío en su féretro, pero no creo que cuente ya que había mucho artificio a su alrededor. Estando de visita en el Georgia Bureau of Investigation me invitaron a ver una autopsia. Esta fue mi primera experiencia real. Recuerdo pensar que los cadáveres reales parecían falsos mientras que los falsos cadáveres de la televisión parecían auténticos.

¿Has sido alguna vez testigo de un crimen?

Una vez, conduciendo por la calle, vi a un hombre pegando a una mujer. Frené en seco y salí de golpe gritando. La mujer gritó a su vez «¡Lárgate!» porque tenía miedo que me pegara a mí también. Con perspectiva fue una estupidez de mi parte, pero al menos llamé a la policía. Espero que abandonara a aquel tío.

¿Si no escribieras novelas policiacas qué te gustaría hacer?

¡Leerlas! Si tuviera que hacer algo distinto para vivir me gustaría trabajar en algo que tuviera que ver con relojes. Me gusta mucho estudiar cómo funcionan la cosas y montar puzles.

¿Escuchas música mientras escribes?

No, necesito silencio. Pero mientras me preparo para escribir siempre escucho algo de música Country. Algunas de mis mejores tramas vienen de Dolly Parton.

Qué prefieres para escribir: ¿el día o la noche?

Cualquier momento del día es bueno para escribir. Me siento en una silla reclinable con el portátil en el regazo (con un almohadón para no quemarme) y siempre en mi cabaña que está en las montañas del norte de Georgia. No soy de esas personas que pueden escribir en cualquier lado.

¿Hay días en los que no puedes escribir nada?

Si un día no me siento productiva intento hacer algo pasivamente creativo como ver una película o leer un libro. Eso hace que mi cerebro entre en acción.

¿Qué ocurre después de la muerte? ¿Qué debería ocurrir?

Te lo diré cuando me ocurra, con suerte en unos cien años. Lo que me gustaría que ocurriera es que fuéramos a un universo alternativo y nos encontráramos con las personas que hemos perdido. Pero solo aquellas que queremos que vuelvan, no los gilipollas.

.

La mujer oculta.  Karin Slaughter.  Harper Collins Editorial, 2016.  512 páginas.  18,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.