‘Ante todo, mucho karma’, la esperada continuación de Laura Norton

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

«Un verano en el que los amigos son el centro del universo y hasta lo imposible puede pasar y una tarde pasa y le robas un beso a él, a ese chico que nunca creíste que te iba a mirar y… ahí está, juntando sus labios a los tuyos y por un instante sientes que no puede haber una persona más feliz sobre la faz de la tierra. Así fueron esos once meses con él. De una perfección imposible. Hasta que un tiempo después todo se rompió, claro. Y solo hubo una persona que tuviera la culpa. Yo. Qué raro, ¿verdad?».

karmaActualidad editorial:

Más de 30 ediciones después de su apreciada No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, llega a las librerías la esperada continuación, Ante todo, mucho karma (Editorial Espasa). La nueva novela de Laura Norton pretende, como hizo su antecesora, irrumpir en la escena editorial española al estilo ‘elefante en cacharrería’, rompiendo ideas preconcebidas y atacando tópicos. Desde la editorial garantizan que si creías que con No culpes al karma… te habías reído todo lo que había que reírse, estás pero que muy equivocado. La autora recupera a los personajes que ya enamoraron y desesperaron a miles de lectores. Pero si creías que después de volver con Aarón, Sara, nuestra Sara, iba a alcanzar la paz y serenidad, es que no la conoces. Y al karma tampoco.

«—Ya… —dije de manera algo melancólica, tal vez imaginando, o profetizando, que nada de eso podía durar, que ya iba a estar yo ahí para cagarla. Como si supiera que no era digna de tanta felicidad. Un sicólogo podría deducir que yo me sentía culpable porque le había robado el novio, qué digo novio, el futuro marido a mi hermana y que por eso no me creía merecedora de mi pedacito de felicidad».

El principio de esta novela se parece a un final feliz. El buen karma reina: tras muchas tribulaciones Sara está con Aarón, su Aarón, por fin empieza a tener el reconocimiento en el trabajo como diseñadora de vestuario por el que tanto ha luchado y la guinda será cuando descubra que ¡están embarazados! Sin embargo, ser madre es mucho más difícil de lo que Sara imaginaba… En poco tiempo se juntan el rodaje de dos spots, la preparación de una película y el embarazo… Ataque de nervios a la vista. Quiere demostrar que puede con todo y empiezan los roces. El parto no es com se lo había imaginado, y la depresión postparto, tampoco. Se siente sobrepasada, perdida y torpe. Su autoestima, como mujer, madre, profesional, amante y persona humana alcanza una cota, de puro baja, subterránea. Y ahí es cuando el universo parece confabularse contra ella y la lía parda, arrastrando a todos a su paso: a sus padres, a su hermana, a Roberto y por supuesto a Aarón. Sara es así… ¿Lo suyo tendrá remedio?

«Le miré. Nada. Cómo te voy a decir lo que me pasa. Cómo te voy a decir que tengo tanto miedo de que esto se acabe que a veces me descubro a mí misma negociando con el destino un día más, unas horas más, como una condenada a muerte que ya no espera una conmutación de su pena, no es tan ilusa, sino unas horas de vida, antes de que todo acabe».

Laura Norton se dio a conocer en 2014 con su primera novela publicada, No culpes al karma de lo que te pasa por gilipollas, y con la que ha conseguido ganarse el favor de decenas de miles de lectores, y que ahora está a punto de traducirse al polaco. La versión cinematográfica ha sido uno de los estrenos más exitosos de la temporada. En 2015 publicó un nuevo trabajo, Gente que viene y bah, con el que ratificó su gancho. Lo que más le gusta a esta vecina de Malasaña es escribir y observar la realidad, actividades que ha conseguido convertir en su modo de vida: ha trabajado en publicidad, televisión y cine. Ahora, lanzada a la escritura, sigue dispuesta a continuar con más historias, más locuras y mucho más humor.

.

Ante todo, mucho karma.  Laura Norton.  Editorial Espasa, 2017.  352 páginas.  19,90 €

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.