Alphonse Allais, autor del absurdo

Categoría: Arte,Monográficos,top2 | y tagged con | | | |

Por Dumia Pernas

 

Mucho antes de que John Cage escribiera su obra 4’33’’ (en la que el intérprete se sienta ante el piano para no tocar una sola nota, datada en 1952) o Yves Klein creases sus trabajos monocromos a finales de los años 50, Alphonse Allais crea la primera composición musical minimalista y una serie de trabajos pictóricos basados en un rectángulo de un único color y un título humorístico.

Nacido en Honfleur (Calvados, Francia), en 1854, Alphonse Allais era el menor de cinco hermanos e hijo de un farmacéutico. Tras fracasar en el terreno ejercido por su padre, Allais se concentra en el periodismo, publicando crónicas en diversas revistas parisinas, como Le Chat Noir, Gil Blas o Le Journal. Publica también varios libros y comienza a ser conocido por su peculiar humor.

Pero centrémonos en alguno de sus trabajos. En primer lugar, Allais fue el autor la minimalista composición titulada Marcha fúnebre compuesta para los funerales de un gran hombre sordo. Está formada por un pentagrama, dividido en  compases totalmente en blanco. Dicho pentagrama está antecedido por un prefacio en el que se explica el porqué de la obra. Dice así:

<< EL AUTOR de esta Marcha fúnebre, se ha inspirado para su composición, en ese principio aceptado por todo el mundo, que los grandes dolores son mudos.

Siendo mudos los grandes dolores, los ejecutantes deberán ocuparse únicamente en contar los compases, en vez de entregarse a ese alboroto indecente que retira todo carácter augusto a las mejores exequias.

A.A. >>

marche-funebre-3

 

marche-funebre-1

 

marche-funebre-2

Al igual que su trabajo como compositor, su obra pictórica está caracterizada por el humor absurdo. De ello son ejemplo una serie de obras basadas en un rectángulo monocromo, encuadrado en un marco y con un título que otorga a la obra de un sentido absurdo. Dichas obras de Alphonse Allais fueron compiladas en un folleto titulado L’album primo-avrilesque, consistente en 18 páginas en las que van impresas siete monocromías. Todo ello, precedido por un prefacio del autor.

Así, el color rojo representa, según el autor: Recolte de la tomate par des cardinaux apopletiques au bord de la mer rouge (Effect d´aurore boréale (Recolección del tomate por cardenales apopléjicos a orillas de un mar rojo (Efecto de aurora boreal).

alphponse_allais_recolte_de_la_tomate

En el color negro se esconde un Combat de negres dans une cave, pendante la nuit (Combate de negros en una cueva durante la noche)

alphponse_allais__combat_de-negres

El cuadro blanco no es otra cosa que la Première communion de jeunes filles chlorotiques par un temps de neige (Primera comunión de niñas cloróticas nevando)

alphponse_allais_premiere_communion

En el azul, por su parte, se representa el Stupeur de jeunes recrues apercevant pour la première fois ton azur, o Méditerranée (Estupor de jóvenes neófitos al darse cuenta por vez primera del tono azul del mar, ¡oh, Mediterráneo!)

alphponse_allais_stupeur_de-jeunes

Des souteneurs, encore dans la forcé de l’age et le ventre dans l’herbe, boivent de l’absinthe (Rufianes, todavía en plenitud, con el vientre en la hierba, bebiendo absenta) son los protagonistas del color verde.

alphponse_allais_des_souteneurs

El color amarillo-ocre domina la Manipulation de l’ocre par des cocus ictériques (Manipulación del ocre por cornudos ictéricos)

alphponse_allais_manipultion-de-locre

Y, por último, el color gris viene a representar una Ronde de pochards dans le brouillard (Ronda de borrachos en la niebla).

 alphponse_allais_ronde_de_pochards

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Alphonse Allais, autor del absurdo

  1. Pingback: Bitacoras.com

  2. Pingback: Alphonse Allais, autor del absurdo – Remolinos Musicales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.