‘Fin de guardia’, vuelta al panorama narrativo de Stephen King

Categoría: +Actual,Al filo | y tagged con

«La hora más oscura es la que precede al alba. A Rob Martin le vino esta máxima a la cabeza al volante de la ambulancia, mientras avanzaba lentamente por Upper Marlborough Street camino de la base, el Cuartel de Bomberos número 3. Se dijo que quienquiera que la formulara desde luego había dado en el clavo, porque estaba más oscuro que el culo de una marmota y no faltaba mucho para que amaneciera».

Actualidad editorial:

Stephen King ya está en las librerías con su nuevo trabajo Fin de guardia (Ed. Plaza & Janés), espectacular final de la trilogía del detective Bill Hodges. Una historia que comenzó con Mr.Mercedes, que ha sido adaptada a televisión como miniserie y estrenada el pasado mes de agosto en Estados Unidos, y continuó con Quien pierde paga. Stephen King arroja con esta novela una mirada inquietante sobre la vulnerabilidad humana combinada con una trama escalofriante. Y es que hay asesinos que usan cuchillos, otros utilizan pistolas o incluso coches, pero todos ellos tienen un objetivo en mente: volverte loco.

«Volvían de un servicio en una de las McMansiones de Sugar Heights, donde un tal Harvey Galen había telefoneado a Urgencias quejándose de unos dolores atroces en el pecho. Lo encontraron tumbado en el sofá de lo que los ricos sin duda llamaban «el gran salón», como una ballena varada con pijama de seda azul. Su mujer daba vueltas en torno a él, convencida de que estiraría la pata de un momento a otro».

Al detective retirado Hodges, que dirige una agencia de investigación privada con Holly, le diagnostican un cáncer de páncreas: le quedan meses de vida. En ese momento Hodges investiga una serie de suicidios recientes con un punto en común: todos los fallecidos tuvieron relación con Brady Hartsfield, el tristemente famoso Mercedes, que hace años planeó volar una sala de conciertos de rock llena de adolescentes. Hodges y Holly dejaron al asesino en estado vegetativo del que no se ha recuperado. Sin embargo, el médico del hospital ha estado suministrando a Brady drogas experimentales que han supuesto que adquiera nuevos poderes, incluida la capacidad de mover objetos pequeños con la mente y de entrar en los cuerpos de ciertas personas vulnerables a su control. Desde su cama Brady ha ideado una aplicación del videojuego Zappit. En cuanto tiene al usuario bajo control usa la aplicación para dominar su mente y arrastrarlo al suicidio. Sus objetivos son los mismos adolescentes que escaparon de la muerte, pero en realidad quiere atraer a Hodges al juego y vengarse. No sabe que está a punto de morir.

«Decenas de personas emergían de la niebla en su dirección. Algunas se precipitaban prácticamente sin control debido a la pronunciada pendiente; había quien gritaba. Un hombre cayó, rodó por el suelo, logró levantarse y siguió adelante a toda prisa con el faldón de la camisa rasgado y ondeando por debajo de la chaqueta. Rob vio a una mujer con las medias hechas jirones, las espinillas ensangrentadas y un solo zapato. Llevado por el pánico, frenó. El morro de la ambulancia se hundió y todo lo que no estaba asegurado salió despedido».

La crítica, como casi con todos sus trabajos, ha sido unánime: “El mejor libro de King desde La cúpula se inscribe en su nueva línea incisiva y basada en la realidad. En cierto momento lo fantasmagórico pasó a un segundo plano respecto a los elementos aterradores que pueden encontrarse en el mundo real. Y utiliza su conexión con los lectores para hacerles comprender el daño que la vida puede infligir” (The New York Times). “Podría ser la vuelta de King a sus orígenes más clásicos, pero no olvidemos que los que hacen inolvidable esta historia son los detectives Bill y Holly. Espero que reaparezcan en alguno de sus futuros libros” (The Guardian). “Esta trilogía nos muestra una nueva faceta de King, pues nos traslada a un mundo donde imperan la tecnología, la soledad, las obsesiones y la vejez. Hodges y Brady viven para atormentarse mutuamente. Estamos ante la eterna dicotomía joven-viejo, intriga de alta tecnología de la vieja escuela, entre una pareja de hombres que en el fondo comparten mucho” (USA Today).

.

Fin de guardia.  Stephen King.  Editorial Plaza & Janés, 2017.  518 páginas.  23,90 €

.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.