Memorias. Mi vida con Marina

Categoría: Viajes y libros | y tagged con | | |

Memorias. Mi vida con Marina

El libro que presentamos es un documento imprescindible para conocer a Marina Tsvietáieva y un gran fresco de casi un siglo de Historia

Autor Anastasía Tsvietáieva

Traducción: Olga Korobenko, Marta Sánchez-Nieves

HERMIDA

En 1971 se publicó en Moscú la primera edición (antológica) de las Memorias de Anastasia Tsvietáieva, escritora y hermana menor de la poeta Marina Tsvietáieva, en las que ofrece un repaso asombroso no sólo por la atormentada vida de la gran poeta rusa, sino por la historia de Rusia desde principios del siglo xx, marcada por la Revolución de 1917.

Con una prosa concisa y fluida, rayana en el lirismo, Anastasía empieza relatando la vida cotidiana durante su infancia y adolescencia en el seno de su familia, perteneciente a la burguesía moscovita y con inquietudes intelectuales (el padre fundó el Museo Pushkin de Moscú). El libro es un viaje nostálgico a través de unas vidas ricas e intensas y de un mundo que naufragó después de la Primera Guerra Mundial.

Fueron unos años sacudidos por acontecimientos de enorme trascendencia dentro y fuera de Rusia, pero también por la eclosión de una literatura innovadora en la que brillaron con luz propia escritores de la talla de Anna Ajmátova, Gorki, Gumiliov,  Voloshin, Mandelstam o Pasternak.

Detenida en septiembre de 1937, Anastasía Tsvietáieva fue  deportada a Siberia y luego relegada, mientras que Marina se suicidó al comienzo de la guerra, en 1941, tras regresar del exilio europeo a la Unión Soviética en 1939. Después de años de trabajo e investigación, Anastasía logró que se creara el Museo Marina Tsvetayeva en Moscú, inaugurado un año antes de su muerte en 1993, a los 98 años.

Anastasía Ivánovna Tsvietáieva (Moscú, 1894-1993) pasó sus primeros años de infancia entre lecturas y clases de música. En 1902 su madre cae enferma, por lo que Anastasía y su hermana Marina residen varios años en el extranjero, siguiendo a la madre por las ciudades donde recibe tratamiento. Regresan a Rusia en 1906. Al poco tiempo muere la madre. Estudia en liceos rusos, hasta que en 1911 conoce a quien sería su primer marido, Borís Trujachov. Junto a Marina participa en la vida literaria y cultural de Moscú. En 1912 nace su primer hijo, Andriusha, pero poco después se separa de Borís. En 1914 escribe su primer libro, Reflexiones regias. En 1916, Humo, humo, humo. Tras dos años de relación con el ingeniero Mavriki Mints, dio a luz a su segundo hijo, Alexéi. En 1917 sufre, una tras otra, las pérdidas de Alexéi y de Mavriki.

Aislada del resto de su familia en una Crimea devastada por la Guerra Civil, en 1921 vuelve a Moscú con su hijo Andréi. En 1933 es detenida por primera vez, aunque pronto fue liberada gracias a la intercesión de Gorki. No corre la misma suerte en 1937, cuando también es detenido su hijo. Ambos serán condenados a trabajos en gulags. Sólo podrá regresar a Moscú en 1959, tras su rehabilitación. A finales de los años 80 empezó a fraguarse la idea de crear un museo dedicado a las hermanas Tsvietáieva.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.