Guido Eytel, poeta de La Araucanía

Foto de Antonio Vielma

El fallecimiento del escritor chileno Guido Eytel ha sido una noticia desoladora para todas las personas que lo conocimos y también para la literatura, no hay una sola palabra de condolencia que no sea sincera, palabras de respeto de sus familiares, amigos, frases de admiración, guiños y complicidad hacia uno de los grandes escritores de la narrativa y la poesía contemporánea.

Guido Eytel nació en Temuco el 13 de noviembre de 1945 y falleció el 10 de diciembre de 2018, el escritor chileno escribió sobre La Araucanía, se quedó en su tierra para recitar versos que hablaban de flores, pájaros, tigres y pata de lobo, metáforas de la naturaleza y del ser humano, hablaba sobre el amor y la muerte, los desaparecidos y sobre Chabela Pastor, profesora y madre de sus dos hijas, Bárbara y Valentina. Guido militó en el Partido Comunista y militó en la vida con lealtad hacia los suyos, hacia su pueblo, hacia los vencidos, para Guido las grandes historias eran las de los perdedores. Su libro Casas en el agua fue premio Academia, de la Academia de la lengua chilena, una de las grandes obras de narrativa escritas en Chile,  ganó el Premio Nacional de Poesía Pablo Neruda y el de Cuento, el premio Gabriela Mistral de poesía, por nombrar algunos, pero fueron muchos más los galardones, muchos los homenajes en vida y tanto el cariño de amigos, intelectuales, alumnos y alumnas que tuvieron la suerte de acudir a sus clases de poesía, fue su vida la de un poeta que no quiso la fama, que cambió lo que pudo ser una consagración literaria por el amor al sur de Chile, la tierra que le ha visto nacer y morir y donde reside buena parte de su poética.  Hoy es nuestra obligación recordarlo y leer su obra, difundir su palabra y rescatarlo para siempre de la muerte, “para que nunca se vaya”.

Sonia Aldama Muñoz

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

UN PÁJARO DE AMOR CON LA COLA CORTADA, GUIDO EYTEL

A Jorge Teillier

                                      “La amistad  es un pájaro
                                      de amor con la cola cortada”.
                                      Jules Renard

 

A esta mesa baja
la sangre de la memoria vuelta vino.
Hemos de beber como aldeanos sin apuro.
Por el puro gusto de vernos la cara
después de tanto tiempo.
Cuando pájaros jóvenes
solíamos rondar los nidales más

preciados.
A la vuelta de la esquina
nos esperaba el futuro cereal,
el aire, el vuelo.
Cuando el mundo brillaba,
recién inaugurado.

El tiempo pasa, camaradas,
pero nada ha cambiado entre nosotros.
Sólo nos queda beber este vaso de vino
y cantar las canciones olvidadas
como si todavía fuéramos inmortales.

Guido Eytel nació en Temuco, Chile, fue narrador y poeta.

Ha obtenido decenas de premios, entre ellos el Gabriela Mistral de poesía y el premio Nacional Pablo Neruda en las categorías de cuento y poesía. En 1997 publicó su primera novela, Casas en el Agua, ediciones Lom, que obtuvo el Premio Municipal de Novela y el Premio Academia, de la Academia Chilena de la Lengua. A fines de 1999 publicó su segunda novela, Sangre Vertió tu Boca, ediciones Lom.  En 2005 publicó el libro de relatos “Puestos varios”, RIL editores, en el año 2010 se reedita Pluma y Sangre, poemas escritos treinta años antes y prologados por Guillermo Riedemann, en 2013 publica Poemas para el jardín, un libro para niños y niñas de 7 a 9 años, editorial Pehuen.  En 2014 se edita el libro Poesía incompleta, ediciones Universidad de la Frontera, una recopilación de su obra poética.  En 2018 se anuncia la publicación de su último libro: El viejo tigre. Garceta ediciones. Guido Eytel realizó estudios de periodismo, construcción civil y pedagogía en castellano, ha impartido talleres literarios en universidades y escuelas.  Fue librero, cocinero, y vendedor de libros y ejerció el periodismo en Argentina, donde vivió tres años.

 

Related Posts with Thumbnails

2 respuestas a Guido Eytel, poeta de La Araucanía

  1. Estimado y por siempre recordado “GUIDO EYTEL”, vuela alto y muy alto para que alcances la Gloria y la Gracia de Dios. Aquí vivirás eternamente gracias al legado que sin pedir nada, nos hereda se. Gracias GUIDO EYTEL.

    Claudio Mella
    11 diciembre 2018 at 14:02 pm

  2. Un Compañero y Amigo imprescindible .
    Lo extrañaré demasiado
    Gracias Tovarich por tu amistad y compromiso

    René Pantoja Castillo
    17 diciembre 2018 at 1:13 am

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.