Entrevista a Agustín Galiana en París: un cantautor sinvergüenza

Categoría: Entrevistas,top1 |

Por Nina Kosmac

“Por supuesto que guardo secretos. Todos tenemos secretos, cosas que solo conocemos nosotros mismos. Y menos mal, ¿no? Yo los míos los guardo como si fueran tesoros”. Agustín Galiana

Agustín  Galiana es ante todo un actor, aunque actualmente éste  cosechando grandes éxitos de crítica y público con su albúm en francés y castellano. El París Match lo ha fotografiado para su portada y sus canciones Carmina y Je náime que toi,escritas por él ,hacen temblar y arder toda FRANCIA. Debido a sus dotes como bailarín gano en Francia el concurso equivalente a bailando con las estrellas DALS. Uno de sus motes en la prensa francesa es el nuevo ENRIQUE Iglesias español. En España era el líder del grupo de música THE GARBO, inspirado en la más mítica y misteriosa actriz de todos los tiempos Greta Garbo. La  ambigua y  peculiar actriz  de carácter fuerte se retiró a muy temprana edad del celuloide y vivía recluida en distintos puntos del planeta escondida bajo gigantes pamelas y gafas de sol. Llegó a declarar «Quiero estar sola», para luego matizar: «Dejadme en paz», logrando así a través del misterio aumentar su fama y preservarse eternamente bella en la memoria colectiva de todos. Una antigua  foto de  la abuela del actor es el amuleto fetiche que acompaña al cantante y al grupo que lidera en todas sus actuaciones. Junto a su antecesora, el niño Agustín, llegó a contemplar y a amar las actuaciones de Rita Hayworth, Frank Sinatra, Lana Turner, Liza Minelli  en  anticuadas y maravillosas películas de la época dorada del celuloide en su Villa Joyosa natal. Parece ser que  Galiana se haya impregnado sutilmente del mismo aire de secretismo gélido y mordaz  que envolvía en una nube de misterio, decadencia y glamour a aquellas grandes, monstruosas y estupendas criaturas célebres del pasado, que a ratos parece ser que nos guiñan el ojo desde antiguas fotos o la gran pantalla.

El polifacético artista es un chico misterioso cuya esencia nadie ha sabido desvelar realmente… Él es el alma creadora de THE GARBO, un grupo de clara inspiración retro con puestas en escena teatrales espectaculares y sorprendentes, que triunfó en la sala de “Les Sentier des Halles” de París. Agustín es conocido por todos debido a sus papeles en la series “Circulo Rojo”  de Antena 3 y “Yo soy Bea” de Telecinco. Su aire de chico malo y peligroso, le ha favorecido a la hora de interpretar con camiseta a lo Brando el papel del  agresivo Ángel en el corto “Actos Impuros”. El artista es un hombre divertido, creativo, listo, irónico, guapo, cínico, educado y  solidario. Elegante o desenfadado siempre lleva un “look super cool y chic”.
Sin embargo, creo que detrás de sus estudiados modales y su enigmática personalidad se oculta un espíritu enardecido, y debido a ello, no estoy satisfecha con el resultado de nuestra entrevista. Yo hubiese querido desnudar el alma del artista, y sin embargo al igual que le ocurrió a los demás periodistas, fue Galiana quien llevaba la voz cantante durante nuestra charla. Sus respuestas correspondían a las de un líder del marketing disciplinado con la cabeza muy bien amueblada. Galiana forja exactamente la imagen que quiere proyectar y creo que gran parte de ello se lo debe a la férrea disciplina adquirida durante sus estudios de danza e interpretación. El actor se ha formado en: “La Escuela Cristina Rota”, “La Escuela Fernando Piernas”, “La  Fundación  Shakespeare”, “El  Laboratorio de William Layton”, y en “La Central de cine”.
El actor inició su carrera televisiva en la serie juvenil “El Mundo Mágico de Brunelesky”. Ha participado en  largos como: “Rose et Noir”, ” Spinnin” y ” 20 Centímetros”. También ha intervenido en cortos como: “Eisenbrücke”, “Encuentros”,” La vida mientras tanto”, ” La casa Brown”, “Hender”,” El Problema”,” Zoe”, ” El Embaucador”,” Dunder-Buchse” y ” Un cuadro a las brujas”. Llegó  a participar en las siguiente series on- line: “De Madrid al Zielo”, ” De Belleza Distraída” y “Confesiones de Baño”. A ratos la mirada tierna, despierta y cándida  del actor durante sus actuaciones recuerda a la del gran actor Pablo Rivero.

Hace tiempo en una publicación juvenil confesaba ser: apasionado, trabajador, luchador, directo, tierno, con mala leche, pillo y canalla. En otra, al  ser preguntado por las influencias del cine clásico en su música, y si se consideraba un galán al estilo Bogart, respondió:
“Sí, claro. Toda la música de este primer álbum tiene tintes de cine clásico pero también  he querido llevar más allá al gentleman americano. Guardando su parte seductora y añadiendo algo más personal. Yo soy un ‘caradura’ elegante. Me gusta jugar, provocar.  Me gusta mirar y que me miren.  Soy un atrevido de la vida, que le voy a hacer. Pichi, soy el chulo que castiga”.
THE GARBO, su grupo se autodefine e identifica con la palabra “DECADENCIA”. Creo que ello es una clara muestra  del sentido de humor de Agustín, quien sabe jugar a la ambigüedad y al despiste, aunque sea un hecho irrefutable que actualmente vivimos en una sociedad decadente. Detrás de la apariencia de chico duro por el que perderían los pulsos la gran mayoría de las mujeres, se esconde un corazón solidario. El “dandy postmoderno” colabora  desde hace mucho tiempo con: “La Fundación Yehudi Menuhin”,”Menudos Corazones” y “El Secretariado de Gitanos”. A su vez es miembro de honor de “La Asociación FADAM contra el cáncer infantil” y ha realizado una campaña para el fomento de la lectura.

Las preguntas que le he realizado al enigmático caballero fueron las siguientes:

¿Cómo se te ocurrió la genial y solidaria idea de llevar contigo un intérprete, que trasmita en el lenguaje de los signos tu música a los no oyentes?
La premisa que me movió fue … para mí la música es imprescindible ¿cómo puede ser que haya alguien que no pueda disfrutar de la música? Y pensamos en como hacérsela llegar a la comunidad sorda. La idea surgió en una cena con un par de amigas y finalmente se materializó y se personificó en la intérprete de signos Ruth Arroyo.

Eres un hombre muy elegante y siempre vas vestido acorde al momento y  a la ocasión. ¿Sigues la moda?
A mí me gusta sentirme bien con la ropa que llevo. Aunque creo que la elegancia está en la forma en la que uno anda, mira o se desenvuelve, con lo que uno se “decore” es un plus.
¡Ah, y gracias !

Cantas  ‘LE SECRET DE MA MERE’. ¿Guardas muchos secretos?
Por supuesto que guardo secretos. Todos tenemos secretos, cosas que solo conocemos nosotros mismos. Y menos mal, ¿no? Yo los míos los guardo como si fueran tesoros.

¿Existe alguna actriz contemporánea que admires por su “glamour“?
Hay muchas actrices actuales a las que admiro, pero por los trabajos que han realizado. Estoy hablando de Cate Blanchett, Lola Dueñas, Veronica Echegui, Rachel Weisz, Maribel Verdú. Sus creaciones son las que les dan su glamour.

¿Ser guapo tiene muchas desventajas?
Pues no lo sé. Deberías habérselo preguntado a un Marlon Brandon,  a un  John Kortajarena, a un Jonhy Deep o a un George Clooney.

¿La vida es un “cabaret”?
A veces. Uno va al cabaret a ver un espectáculo y  a relajarse y divertirse durante hora y media. En la vida, y en mi profesión uno se divierte pero también hay que trabajar muchas horas.
Otras veces la vida es más bien un circo.

¿Por qué te gusta tanto París?
Es una ciudad inspiradora. Además está cerca de Madrid. Andar de un lado para otro en una ciudad arquitectónicamente preciosa es una maravilla. Y en Madrid ahora mismo hay poco que hacer o al menos eso siento. Necesito estar en un sitio que me de ganas de crear, de continuar, de crecer y que me haga vibrar.

Me ha impactado la puesta en escena de The Garbo. Tu página web y la de tu proyecto The Garbo están  elaboradas hasta el más ínfimo detalle. Eres perfeccionista  y/o detallista?
Me gusta cuidar las cosas que hago. Creo que en el detalle está la diferencia.  Los detalles son lo que hacen las cosas personales y más autenticas.  La puesta en escena y la imagen de THE GARBO ha sido compuesta minuciosamente  para intentar trasmitir aquella época maravillosa  del cine de Hollywood, pero con un toque fresco y actual.

Tus decorados recuerdan la estética de Visconti ¿Eres fan suyo?
Mis decorados están hechos con los muebles del salón de mi casa que he reciclado después de ser recogidos de la calle. Visconti tenía un equipo brutal que componía unos sets con unas escenografías impresionantes. Pero gracias por la observación.

¿La decadencia es siempre sinónimo de sofisticación?
La sofisticación para mí no es  siempre sinónimo de buen gusto, pero el buen gusto puede estar en las cosas decadentes y en muchas otras, incluso en las más pequeñas y simples.  A veces las cosas viejas, las ya usadas por muchas manos, las de otra época,  tienen su encanto.

Admiras a Scorsese, Hitchcock y Almodóvar ¿Te gustaría ser un chico Almodóvar?
Has nombrado a grandes del mundo del cine. Sería un sueño. Por supuesto que me gustaría trabajar con ellos, haber aparecido en una de las cintas de  Hitchcock  y  claro que me gustaría trabajar con Almodóvar, con muchísimos directores y también con compañeros actores y actrices a los que admiro. Pero si ya es difícil llegar a estar en producciones nacionales, imagínate en una producción de  Scorsese.
Actualmente el actor, cuyo deseo de futuro es que él y todos tengan un trabajo remunerado y que hagan lo que realmente les satisface, reside en París. En la ciudad del amor este chico soltero trabaja como modelo,actor ,cantante,…Es simplemente imparable y tiene a PARÍS A SUS PIES. Agustín ha trabajado con importantes directores como Jaime Chávarri, Use Pastrana, Ramón Salazar y Gerard Jugnot, entre otros, pero  a mí me gustaría que fuese contratado por Pedro Almodóvar. El director manchego  sabría  hacer que  el rostro a ratos impenetrable de Agustín desvelase sus sentimientos y secretos más íntimos. Considero que Pedro  podría pasmar la decadencia de Agustín como Visconti lo logró con Helmut Berger o quizás solo rompería su coraza y podríamos echar un vistazo a la estructura de su mente. Yo aún sigo sin entender que es lo que realmente le llega al alma al polifacético y creativo artista, ni tampoco sé que es lo que le hace sufrir y perder los papeles.

Me despido de Agustín y París sabiendo, que a partir de ahora es y será una estrella creciente, cuyos trabajos hablan y hablarás por y para él.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.