La balada de Pequeño Jack

Categoría: Club de Lectura,LibroLandia,Reseñas | y tagged con | | | | |

Por Àngels S. Amorós

Mikel Valverde (texto e ilustraciones). La balada de Pequeño Jack. Barcelona: Editorial La Galera (Narrativa singular), 2018. 192 pp. A partir de los 7 años de edad.

Este libro cuenta la historia de un cerdito apasionado por la pintura que vive en una granja donde lleva una vida tan tranquila que le produce un vacío interior que provoca que sus cuadros, antes alegres y coloridos, se vuelvan tristes y repetitivos. Nadie entiende lo que le ocurre porque las pinturas de Jack alegraban la vida de los animales de la granja que decoraban los establos, gallineros, etc.

Todo cambia para mejor el día que llega a la granja un hombre bastante mal hablado y muy antipático con un loro en el hombro, una pata de palo y un parche en un ojo que demostraban que era un pirata. El pirata se queda en la granja a pasar la noche y descubren que se trata del capitán Perro Red, uno de los piratas más temido del mar Caribe. Donde todos ven peligro Jack encuentra una oportunidad, la ocasión perfecta de pasar a la acción y embarcarse lejos para conocer mundo. El loro del capitán y Jack se hacen amigos y la vida que ansía uno aborrece al otro, por lo que deciden intercambiar su identidad. De este modo, Jack decide hacerse pasar por un loro para vivir aventuras lejos de donde ha nacido y el loro se queda en la granja como si de un cerdito se tratara. Cuesta de imaginar que los dueños de la granja no se percaten de nada, pero el granjero resulta ser bastante ingenuo y el resto de animales les guardarán el secreto.

No pasará mucho tiempo hasta que Jack descubra que no todo es lo que parece. Ya no está tan seguro de su decisión porque el mundo es un lugar lleno de peligros, pero el cerdito es muy valiente y sus aventuras serán tan emocionantes que todos las recordarán y las contarán como si fuese un auténtico héroe:

En el largo y oscuro invierno, cuando el temporal bate las costas del mar Cantábrico y el viento azota las calles, las familias se encierran en sus hogares y aseguran las puertas. A la hora de dormir, los niños, acurrucados bajo los edredones, oyen cómo la ventisca agita los marcos de las ventanas y el mar restalla contra las rocas. Se hace muy difícil no sentir un escalofrío al escuchar el vendaval aullar como una bestia en el exterior. Es entonces cuando los adultos, para ahuyentar sus miedos y calmar a los niños, suelen cantar una antigua balada de la época de los piratas.

Jack se embarca junto con el capitán y a raíz de un motín que se produce en el barco tras una tormenta terrible y cuando el resto de marineros están a punto de cocinarlo todo se vuelve a su favor y los piratas lo declaran su capitán Pequeño Jack. Durante el libro se suceden muchas aventuras de las que el cerdito y toda su tripulación salen ilesos. Desde su visita a China, el Nepal, la India, Estambul, Venecia… hasta llegar de nuevo a la granja donde se queda con su prometida italiana Alessandreta y todos sus amigos, con el loro incluido.

Una historia emocionante que destaca por la necesidad de alejarnos del lugar y de las personas que conocemos para valorar lo que tenemos con el propósito de volver a casa con los nuestros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.