No lo llames amor… llámalo X: entrevista al director y a sus protagonistas

 

Por Luis Muñoz Díez.

 

No le llames amor llámalo X (2011) es una película que sorprende, y sorprende por muchas cosas. El cartel que la anuncia con una gran X puede molestar a personas bien pensantes -y no duden de lo que digo porque puedo aportar testimonios-  por creer que es cierta la quimera de Pepe Fons, un autentico friki: productor, guionista y director. Su quimera es que sus películas se estrenen en la Gran Vía y se anuncien en las marquesinas de los autobuses.

 

 

La historia de Pepe Fons es una historia de empeños y frustraciones. Cuando se dobla la esquina de la vida y es más lo hecho que lo que queda por hacer, y no te gusta el balance, tienes dos salidas: o das cerrojazo al pasado y buscas una osera donde ivernar la vejez o sublimas el pasado en un ejercicio de imaginación, sazonándolo de mitómana dignidad. En la primera opción se encuentra María Navarrete –Adriana Ozores- que quiere olvidar su pasado de de actriz porno, frente a la postura de su marido Pepe Fons –Mariano Peña- que quiere dignificar su pasado y se embarca en una producción pornopolítica que titula nada menos que El alzamiento nacional.

 

 

 

La publicidad propone: “Una obra maestra del despropósito con un estupendo equipo de perdedores”. Lo perdedores está por ver, pero no lo de que cuenta con un estupendo reaparto de primeros actores como: Mariano Peña, Adriana Ozores, Javier Gutiérrez, Kira Miró, Julián López, Ana Polvorosa, Javier Mora, Eduardo Gómez, Fernando Otero y Paco León. ¿Quién da más? Son rostros familiares por ser los actores de las series de mayor y audiencia. El director debutante y guionista experimentado en cine por Fuera de carta 2008 o Que se mueran los feos2010 es el entrañable Oriol Capel, que proviene del mismo catódico medio.

 

 

No es una película porno, como se temían las señoras de la marquesina del autobús, es una parodia de un cine que ya no existe. Una buena muestra de una profesión en la que hay que desnudarse para poder vestirse, y, sobre todo, un retrato humano que transparenta que cualquier profesión la ejercen personas con inquietudes y costumbres muy similares a los tuyos y a los míos. Como muestra el trailer que ahora os ofrecemos:

 

 

 

 

El problema de la pareja que forman Saray y Fermín es similar al del director y su mujer. En este caso, es Fermín –Paco León- el que quiere olvidar el porno y quiere montar una franquicia de asados de pollo llamada “Pita al pollo”,  y en su entusiasmo ve en los pollos a un animal alegre, que se le ve la alegría en los ojos porque con el pico no puede sonreír… Saray –Kira Miró- se niega a vivir cubierta de grasa y añora su estrellato de pornostar.

 

 

 

 

Lino –Julián López- era un perfecto “diletante” que hasta que llegó a la interpretación por las causalidades de la existencia, al margen de hacerse querer como persona, crece como actor de una manera portentosa y no hay que ser adivino para augurarle un futuro sólido como actor. En este video-entrevista nos cuenta las similitudes entre él mismo y su personaje.

 

 

 

 

La pareja Pepe Fons y Joserra son los dos artífices de El alzamiento nacional, director y operador se niegan a olvidar un pasado que recuerdan glorioso y consideran que hoy ha perdido el “glamour” en las redes de Internet. Mariano Peña y Javier Gutiérrez son dos clásicos y, a continuación, pueden ver los que nos han contado.

 

 

 

 

Ha sido un verdadero placer entrevistar para Culturamas a un profesional entrañable como es Oriol Capel, y seguro que no lo dudan sin oyen sus respuestas.

 

 

 

 

No señoras, no es una película pornográfica, es una comedia romántica en la que por los caprichos de la ficción triunfa el amor.

 

Fotos: Pablo Álvarez.

Montaje vídeo: Pedro Rodrigo.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.