Esther Ginés: «Nos pasamos la vida entera intentando saber quiénes somos realmente»

Categoría: Entrevistas a autores,Novela |

Esther_Gines_blanco y negro

Por Care Santos.

La primera novela de Esther Ginés, El sol de Argel, es una sorprendente reflexión sobre la identidad, contada con aires de clásico. A partir de un arranque que bien podría haber servido para un thriller, la autora disecciona la historia de dos gemelos, la mujer a la que los dos se acercan y los misterios de la vida y de la muerte. En esta entrevista, la autora nos cuenta algunos de los secretos de este extraordinario debut suyo.

 La primera pregunta es obligada, ¿qué tiene usted con “El extranjero” de Camus?

La presencia de El extranjero en la novela tiene varias lecturas. En primer lugar, me sirve para hablar de la literatura como una tabla de salvación, algo a lo que aferrarnos cuando todo lo que nos rodea va mal. Para Martín, el narrador de la historia, El extranjero será una suerte de Biblia, un libro de cabecera para entender la manera de actuar de su gemelo idéntico, que acaba de suicidarse al arrancar la historia. En segundo lugar, me interesaba mucho establecer un paralelismo entre la personalidad de Meursault, el protagonista de la obra de Camus, y Matías.

También creo que El extranjero es una novela que surge de una crisis muy grande, aquella en la que se sumió Europa tras quedar devastada por dos guerras mundiales. Y mi novela considero que habla también de cómo sobrevivir en momentos de crisis, aunque sea otro tipo de enfoque. Los dos libros invitan a reflexionar sobre momentos complicados.

2. Los protagonistas de su novela son dos hermanos gemelos. ¿Que sean gemelos es una necesidad del argumento o tiene usted alguna vinculación personal con el asunto?

Siempre me ha interesado mucho el tema de los gemelos idénticos, aunque no tengo ningún vínculo personal con el tema. A la hora de hablar de la identidad, que era una de las cosas que quería abordar en El sol de Argel, escoger como protagonistas a dos gemelos idénticos me permitía ahondar mucho en ese tema. Narrativamente era un campo muy interesante, con muchos enfoques. Los gemelos idénticos, en ocasiones, sobre todo a ciertas edades, tienen un vínculo físico y emocional muy poderoso. Comparten tanto que a veces parecen la misma persona dividida en dos cuerpos. Pero en algunos momentos se produce una ruptura, y ese es el punto de arranque de mi historia. ¿Qué ocurre cuando descubres que aquella persona de la que creías saber todo te miente? ¿Cómo afrontar la muerte de tu gemelo idéntico, con el que lo habías compartido todo? Esas son algunas de las preguntas a las que se enfrenta Martín al comienzo del libro.

 

3. El sol de Argel tiene trazas de thriller, en cambio, es una novela más compleja, que ahonda en otros aspectos. ¿En algún momento se propuso escribir una novela negra?

No soy una gran lectora de novela negra, aunque es un género que admiro y que en España tiene muchos adeptos. Creo que El sol de Argel tiene toques de thriller, ciertos guiños a esas historias de investigación, pero es una novela que no busca las respuestas con la misma necesidad con la que lo haría un thriller. En mi novela, las preguntas tienen la facultad de abrir esa fastidiosa caja de Pandora que sólo contiene más incógnitas, y muchas de ellas no obtienen respuesta. Quería adentrarme en lo psicológico y me parece que todas las historias psicológicas tienen ese componente de búsqueda que las acerca a las historias detectivescas.

4. La reflexión sobre la identidad es la piedra angular de la historia. ¿El sentido de todo esto es llegar a saber quiénes somos, como le ocurre a Martín, su protagonista?

Quiénes somos y quiénes decimos a los demás que somos. Vivimos poniéndonos máscaras y, en ciertos momentos, la vida se encarga de despojarnos de la careta y nos obliga a mirarnos al espejo tal y como somos. Creo que nos pasamos la vida entera intentando saber quiénes somos realmente, qué queremos y cómo queremos llegar a ello. Y a lo largo de ese camino aparecen muchas mentiras, miedos y traiciones. Martín, como tantos otros, se encontrará con ellos y les hará frente.

 

5. Ha tardado usted varios años en escribir esta novela y creo que ha habido momentos de desánimo. ¿Nos podría explicar cómo fue este proceso y cómo logró salir adelante con el libro?

Sí, hubo momentos de desánimo. Cuando empecé este libro era bastante más joven y posiblemente no era la historia que yo podía escribir en ese momento. No la retomé hasta 2009. Pensamos que lo más complicado es escribir el libro, pero para mí, salvando ciertos momentos duros, la escritura fue un proceso muy gratificante. Lo duro es corregir el libro y enfrentarte a los editores, a los rechazos. Nadie te prepara para ello y es muy desalentador. Como en tantas otras cosas, el escritor está muy solo en esta parte del proceso y a veces tienes ganas de tirar la toalla. No hay muchos consejos válidos salvo el tesón. Soy de las que piensa que cuando uno tiene un sueño, ha de intentarlo hasta donde las fuerzas le aguanten.

 

6. ¿Qué viene ahora, después de la publicación de su primera novela?

Ahora estoy en ese periodo caótico en el que intentas dar a conocer tu obra. Exige mucha energía y muchísimo tiempo. Son momentos complicados, pero no dejan de publicarse libros y es muy difícil hacerse un hueco en el panorama, sobre todo cuando se trata de tu primera obra. También estoy distanciándome del libro, desligándome de él. Después de tantos años a mi lado, se me hace raro que ahora vuele solo. Espero poder sentarme de nuevo frente a la página en blanco en breve. Tengo un libro de relatos muy avanzado…

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *