Teatro de personajes

Por Mariano Velasco

El cojo de Inishmaan aúna en un montaje coral de Gerardo Vera presente y futuro del teatro español

De teatro de personajes cabría catalogar esta versión de Gerardo Vera de El cojo de Inishmaan -ahora en el Teatro Infanta Isabel de Madrid después de haber pasado con éxito recientemente por el Teatro Español-, tal es el tremendo protagonismo que adquieren las variadas y sorprendentes figuras que aparecen en escena, imaginativo desfile coral de estereotipos minuciosamente definidos.

cojo2

Porque en realidad, y pese a estar basada en un hecho real (el rodaje en Irlanda del documental Hombres de Arán en 1934), la historia del tullido que viaja a la isla vecina para buscar una oportunidad en Hollywood acaba siendo aquí casi lo de menos, prácticamente convertida en anécdota ante la fuerza y la expresividad que nos regalan sus protagonistas, a cuál más curioso, extravagante y original, y que representan las muy diferentes concepciones de afrontar la vida en semejante lugar, la pequeña y casi deshabitada isla irlandesa de Inishmann, donde poco más hay por hacer que contemplar las vacas, hablar con las piedras, tirar huevos, cotillear sobre los vecinos o, en fin, dejar pasar la vida.

Unos personajes, los que abundan en esta historia, que difícilmente van a dejan indiferente al espectador, pues se aúnan en casi todos ellos elementos ora infantiles y aparentemente simplones, ora de una violencia tan cruda, extrema y directa que los hacen tan inclasificables y desconcertantes como atractivos, y que, sobre todo, contribuyen a que puedan soportar sobre sus espaldas todo el peso de una obra que tiene en sus protagonistas su mejor virtud.

Y como no podía ser menos dada tal riqueza de personajes, nos encontramos ante un reparto excepcional en el que se combinan a la perfección el presente (Marisa Paredes y Terele Pávez) y el futuro (Irene Escolar y Ferrán Vilajosana) del teatro español. Sí, presente y futuro, impensable hablar de pasado, porque la rotundidad y entusiasmo que transmiten al afrontan sus papeles aquellas dos veteranas de la escena imposibilita la utilización de semejante término ni nada que se le parezca.

cojo1

Sus personajes, esas dos hermanas que se hacen cargo del cuidado del tullido después de perder este a sus padres, son la cabeza más visible y llamativa de ese paisaje humano de estereotipos. La una resignada, aferrada a la realidad y con los pies en la tierra;  la otra soñadora y con la cabeza quién sabe dónde. Dos figuras teatrales que resultan tan diferentes como complementarias, y que están además muy acertadamente interpretadas por sendas actrices, con registros bien distintos pero a cuál más excelente y rotunda.

Ahora bien, por mucha sabiduría que aporten -que la aportan- estas dos maestras de la escena, la obra no se sostendría sin el buen hacer del personaje principal, ese tullido excelentemente interpretado por Ferrán Vilajosana -da gusto oír a gente tan joven declamar sin ese tonillo tan característico de las series de televisión-, a mi juicio la sorpresa más llamativa del elenco.

Porque en el caso de Irene Escolar, ya vamos sabiendo gracias a anteriores papeles (La Chunga, Oleanna…) que se trata de una actriz con excelentes recursos pese a su juventud, que sabe resolver sus papeles con oficio, sobre todo si, como es el caso, poco o nada tiene que ver el personaje, crudo y antipático como pocos, con la imagen de la joven actriz. Una Hellen a la que, sin embargo, tal vez se le eche en falta en algún momento -al personaje, no a la actriz- una pequeña dosis de ternura.

cojo4

La sugestiva escena en la que los personajes se reúnen para ver la película funciona a la perfección a modo de fotografía de cómo es la vida de las gentes de Inishmaan. Es la instantánea perfecta que nos acaba de revelar lo que ya se nos viene sugiriendo desde el principio: que aquí en esta apartada isla irlandesa -como tantas y tantas veces ocurre en otros muchos y reconocibles rincones del mundo- las apariencias engañan que es una barbaridad, y aquel que parece sufrir más imperfecciones acaba siendo al final el más perfecto de todos.

 

 El cojo de Inishmaan

Autor: Martin  McDonagh

Dirección: Gerardo Vera.

Reparto: Marisa Paredes, Terele Pávez, Enric Benavent, Irene Escolar, Marcial Álvarez, Ferran Vilajosana, Teresa Lozano, Adam Jezierski, Ricardo Joven.

Lugar: Teatro Infanta Isabel

Fechas: Hasta el 20 de abril.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *