El Museo Arqueológico Nacional un museo del XIX para el siglo XXI

Por María J. Pérez. 

 

Museo Arqueológico Nacional 

C/ Serrano, 13. Madrid

Horarios de visita

De martes a sábados: de 9:30 a 20:00 h.

Domingos y festivos: de 9:30 a 15:00

 

Tarifas

Hasta el 20 de abril la entrada al museo es gratuita

General: 3 euros

Reducida: 1,50 euros

Acceso gratuito: sábados a partir de las 14 horas y domingos

 

IMG_1438

Un paseo por nuestra historia en el Museo Arqueológico Nacional

Uno de los más ambiciosos proyectos culturales de nuestro tiempo se ha llevado a cabo en el Museo Arqueológico Nacional después de más de seis años de remodelación.

 

Lo que podría parecer en un principio un simple lavado de cara, se ha convertido en una renovación integral que ha removido desde los cimientos hasta la techumbre.El resultado con esta intervención es espectacular, sin desmerecer a los grandes museos del resto de Europa.

 

Se ha conseguido una mejor distribución espacial junto a una mayor accesibilidad, facilitando la eliminación de barreras para atender a las necesidades especiales. Como consecuencia, se ha habilitado una nueva entrada que sustituye a la escalinata de acceso desde el exterior.

 

Para más detalle y conocer en profundidad esta metamorfosis, las áreas más afectadas han sido las dedicadas al público, con servicios que antes no existían, como un amplio vestíbulo necesario para la acogida e información al visitante, salón de actos, sala de conferencias, sala de exposiciones temporales, biblioteca, cafetería, sala de actividades y tienda. El espacio expositivo ha pasado de 7.582 a 9.872 m2.

 

El objetivo de representar la historia a través de la iconografía se ha cumplido con creces que, acompañado de la cuidada presentación de las colecciones y el planteamiento de la información de cada período histórico, da paso a una estructura cronológica con textos, ilustraciones, mapas y audiovisuales lo más ameno posible, con un lenguaje sin estridencias a la vez que con un planteamiento riguroso. 

 

La esencia del edificio no se ha perdido en la reformaIMG_1417

Sin el planteamiento de diseñar un museo de autor, el equipo de arquitectos bajo la dirección de Juan Pablo Rodríguez Frade, ha querido continuar con la línea y esencia de los edificios antiguos como el proyecto de 1865, ubicado en el Palacio de Bibliotecas y Museos Nacionales de Madrid, de estilo neoclásico y planta rectangular, creado por Francisco Jareño y finalizado por Antonio Ruiz de Salces, bajo encargo de la reina Isabel II.

 

Y en este sentido, se han recuperado los patios originales,  donde se albergan piezas emblemáticas de la colección como el monumento turriforme de Pozo Moro, instalando sobre ellos una cubierta de vidrio y cristal y unas escaleras voladas que comunican los espacios y que actúan como un gran mirador sobre las salas, confiriendo al edificio una gran luminosidad. Además del aprovechamiento de la planta bajo cubierta para servicios internos y biblioteca.

 

Piedra, metal y cerámica son los elementos materiales que dan al conjunto una excelente calidad, que junto a la innovación son los dos conceptos presentes que definen la intervención.

 

La inversión total de la obra ha sido de 65 millones de euros, entre obra civil y diseño museográfico que va a tener sin duda su repercusión económica directa sobre la ciudad.

 

IMG_1437 (1)El museo como espacio didáctico

Andrés Carretero, director del MAN apunta: “Ya no es un museo de objetos sino de conceptos, en el que ha desaparecido la narración plana que recordamos para dar paso a conceptos apoyados en las más recientes investigaciones científicas”.

 

Carretero prefiere llamar unidades expositivas a objetos que son apoyadas por mapas, ilustraciones contextualizadas y un texto corto con títulos sugerentes para atraer la atención al público, además de imágenes en 3D con dibujos animados a partir de la iconografía de cada periodo histórico.

 

Con un gran mapa audiovisual en la entrada de la exhibición para su comprensión en escasos minutos, se ha subsanado el aburrimiento que producen los largos textos y condensar una clara y breve explicación que puede ser ampliada al antojo del usuario con las nuevas tecnologías.

 

Los esfuerzos para atraer nuevo público, es el reto del museo y poder duplicar la cifra de 250.000 visitantes al año que contaba antes de la actuación, ampliando a más segmentos de población a partir de actividades para familias o para el turista extranjero, con información en español e inglés.

 

Varios siglos en vitrinasIMG_1429 (1)

“El relato de lo que fuimos, de lo que somos y de lo que seremos” apuntó el pasado jueves 27 el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, en la rueda de prensa de presentación del museo.

 

Un repaso a la historia de España desde la Prehistoria hasta el siglo XIX con 13.000 unidades expositivas en vez de las 15.000 anteriores (en las que había repeticiones innecesarias para representar el mismo hecho).

 

Y todos los períodos culturales de la Península Ibérica expuestos de forma muy elocuente a través de los diferentes pueblos que han marcado nuestro acervo cultural. Íberos, celtas, fenicios, púnicos, griegos, romanos, visigodos, musulmanes muestran su idiosincrasia ante nuestros ojos redundando en su legado en vitrinas acondicionadas para nuestro deleite.

 

40 salas que se suceden en un recorrido de 3 kilómetros, donde contemplamos en un ambiente recreado para la ocasión una extraordinaria musivaria reflejo del arte y tesón de los romanos en sus villas de la Hispania, además de una de las más importantes colecciones de vasos cerámicos griegos del mundo.

 

IMG_1459

El Tesoro de Guarrazar visigótico o la magnífica eboraria del crucifijo de don Fernando y doña Sancha conviven con artesonados islámicos que no han variado su lugar con respecto al pasado dentro del espacio expositivo. Momias y sarcófagos junto a vasos canopos nos describen la tradición Egipcia y Nubia. Además de yeserías, esculturas u otros bienes culturales.

 

Si bien las preferencias particulares no son desdeñables, el MAN cuenta como orgullo de su colección la obra maestra del arte ibérico: la Dama de Elche que se muestra junto a otras relevantes piezas de la Protohistoria de la Península Ibérica como las damas de Galera, Baza o Ibiza o los verracos vettones.

 

Aunque aún no se ha concretado la fecha de la primera exposición temporal, sí sabemos que vendrá a nuestro recién inaugurado museo el Tesoro de la fragata “Nuestra señora de las Mercedes”.

 

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *