Javier Veiga: “5… y acción!” es una comedia para que la gente se ría a carcajadas”

Por Yolanda Moreno Mazo

5… y acción! se estrena el 23 de noviembre en el Teatro Reina Victoria de Madrid, tras un preestreno en Noia, Galicia, el pasado fin de semana y que llega para quedarse durante varios meses en la cartelera madrileña. El actor, director y presentador Javier Veiga (Gym Tony, El club de la comedia, Muertos de amor, El caballero de Olmedo) es el autor y director de la obra, además de interpretar a Max, mediocre aspirante a director de cine. Comparte escenario con su mujer, Marta Hazas, y Carlos Sobera, dueño del teatro, además de con Marta Belenguer y Ana Rayo. Es una función de cinco personajes en busca de acción y, sobre todo, una comedia de actores.

Javier Veiga habla con Culturamas sobre este nuevo espectáculo.

j-veiga¿Cómo fue el origen del proyecto? ¿De dónde surgió la idea?

Carlos nos propuso a Marta y a mí hacer juntos un espectáculo para estrenar este año. Al principio estuvimos hablando de un texto, pero luego lo desestimamos y nos pusimos a buscar otro. Durante esa búsqueda Carlos se fue unos días de vacaciones, y en esas dos semanas me senté y empecé a escribir. A la vuelta le leí lo que había escrito y le pareció bien hacer esta obra. Con un voto de confianza que le agradezco enormemente, aceptó la idea de estrenar un texto sin haberlo leído todavía, porque yo no le enseñé más que 15 o 20 páginas, y de ahí nació la idea.

¿Por qué una comedia romántica?

Al final creo que siempre todas las historias son comedias románticas más o menos. La mayoría de las comedias, cuando metes relaciones en una historia, tienen un punto de romanticismo. Pero esta obra no es ni mucho menos una comedia romántica al uso, de hecho es seguramente más comedia que romántica. Los personajes tienen conflictos personales, amorosos, pero por una parte está el romance entre ellos y por otra el romance con el mundo del cine, que es a lo que a ellos quieren dedicarse.

¿Qué veremos en 5… y acción!?

La primera intención de este espectáculo es hacer reír al espectador. No es una comedia amable de estar un rato con una sonrisa en la cara, sino para que la gente se ría a carcajadas. Aunque por otra parte se van a encontrar una historia un poco triste, puesto que en realidad son cinco personajes que sufren mucho, que viven con unas ansias de querer algo que no consiguen, algo que les podría pasar a otras cinco personas que se dedicaran a cualquier otra cosa.

En el cartel se anuncia que esta temporada la película del año la vamos a ver en el teatro

La trama de la historia es que durante la función los personajes están rodando una película que el espectador jamás verá. Pero el público del teatro va a ver algunas imágenes de esa cinta, y creo que se va a quedar con las ganas de ver esa película que supuestamente están rodando, aunque no tiene pinta de que vaya a ser muy buena. Todo gira en torno a una película que nunca vemos, y eso tiene mucha coña, imaginarse esa película que están grabando los personajes y lo terrible que puede ser.

¿Qué nos puedes adelantar de una puesta en escena multimedia?

Es una función ambiciosa, en el sentido de que la puesta en escena cuenta con proyecciones muy espectaculares en interacción con la obra, y un gran decorado que ha hecho Mónica Boromello. Tiene una vocación de ser gran comedia, y así lo hemos planteado, como un espectáculo completo. A mí me gusta mucho el teatro que tiene algo de espectáculo. No solo contamos una historia, sino que también se puede ver un show. 5… y acción!cuenta con un envoltorio que creo que el público recibirá muy bien.

Incluso contáis con cameos

Sí. Se ven imágenes de esa cinta, y hay cameos de los actores que participan en ella. Son amigos nuestros que se han prestado a aparecer en esa supuesta película que intuimos y que vemos de refilón, como Millán Salcedo, Enrique San Francisco, Jorge Sanz… Aparecen como artistas invitados y les veremos fugazmente en la pantalla del teatro.javier-veiga5ya

¿Qué destacarías de tu personaje: Max, aspirante a director de cine?

Que es un tipo que vende su sueño, que contacta con el diablo, que está dispuesto a vender todo lo que él quería ser en la vida, a cambio de algo que no merece la pena. Está en la decisión de hacer lo que realmente quiere, y lo que cree que le conviene o el camino más fácil para llegar a algo. Y al final pacta con el diablo, que en este caso es el personaje de Carlos Sobera, quien le ofrece ese pacto.

¿Cómo valoras el reparto de actores? Vemos al propio Carlos Sobera y a Marta Hazas, tu mujer

No se me ocurre mejor casting para esta función. Es verdad que el personaje de Carlos, el de Marta y el mío, los escribí para nosotros, al iniciar este proyecto los escribí sabiendo para quién los escribía. Y los otros dos, el de Marta Belenguer y Ana Rayo no fue así, pero realmente encajan como anillo al dedo. Los cinco somos actores de gran trayectoria en el mundo del teatro, además de hacer cine y televisión, hemos hecho mucho teatro, nos gusta y nos divierte mucho estar en escena. Hay un ambiente muy bueno, con muchas ganas de estrenar.

Y el hecho de trabajar con Marta, ¿cómo es?

Nos conocimos trabajando, con lo cual es algo natural trabajar juntos, aparte de intentar no llevarnos el trabajo a casa. Nos conocimos en una película, y luego hicimos otra función de teatro antes que esta, y lo incorporamos y lo separamos de manera natural. Ni siquiera es algo pactado ni hablado, simplemente nos sale de forma normal. En el ensayo yo soy el director cuando estoy dirigiendo, y el compañero de reparto cuando estoy en escena.

¿Qué faceta te gusta más? ¿La de autor, director o actor?

Me gusta contar mis historias, pero sobre todo hacerlo desde todos los puntos de vista. Lo que me gusta es un proyecto como este, en el que puedo contar una historia, y contarla entera como yo querría contarla, escribirla y dirigirla. Hablamos con Carlos de traer un director, porque, claro, me resultaba un poco extraño decirle a Carlos: “Oye, que te he escrito una cosa en la que voy a actuar contigo, pero además te voy a dirigir”. Es algo lógicamente raro y que requiere mucha generosidad, primero por parte de Carlos, que es con quien íbamos a hacer esto en un mano a mano en la producción, y él lo aceptó. La verdad es que todo ha sido muy fácil desde el principio, aunque siempre es extraño lo de director-actor, es como aquello de jugador-entrenador. Estás aquí y allí.

¿Qué le hace reír a Javier Veiga, y qué le inspira para la creación de la comedia y para provocar la risa?

Me hace reír todo. Soy bastante idiota, me da risa desde el humor más sofisticado hasta la tontada más gorda. Siempre he sido muy de reírme, tanto yo como toda mi familia, me da la risa con todo. Pero a mí lo que me gusta en el teatro es que tras haberte contado una historia con unos personajes determinados te vayas diciendo: “Pobre, este me ha dado mucha pena, me he sentido identificado”. E incluso que eches una lagrimita en el patio de butacas. Eso es fantástico.

5-y-accion-4

¿Qué dirías a nuestros lectores para que vayan a ver 5… y acción!?

Que vayan, por supuesto, sobre todo para evitar que cuando ya no estemos en cartelera alguien les diga: “¿Pero te lo perdiste?”. Lo mal que se van a sentir… Yo se lo recomiendo por una cuestión de rabia, que tu amigo haya visto algo que tú nos has visto, lo recomendaría por salud y por no envidiar a los amigos. Que vengan a verlo, porque luego se van a sentir muy mal cuando les cuenten que se han perdido la comedia del año.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *