‘Abriendo camino’, de Ryan Sandes

Por Ricardo Martínez Llorca

Abriendo camino. Mi vida como corredor de ultra-trail

Ryan Sanders con Steve Smith

Córner

Barcelona, 2017

250 páginas

 

Una tarde de verano, uno está tomando una cerveza en la terraza de un bar y de repente se sienta a su lado un joven flaco, con la cara llena de huesos y comienza a contar su vida, sin ocultar las ocasiones en que ha sido mendigo ni las veces que se sentó en el trono del rey Midas. Como el monólogo resulta de lo más entretenido, el oyente pide otra cerveza e invita al joven a beber un Red-Bull, acompañado por una ración de calamares. La tarde da paso a la noche y la noche se va extendiendo, hasta que a las dos de la madrugada el muchacho termina por contarle cómo ha llegado hasta allí, la mitad de camino en transporte público y la otra en limusina. Pues bien, ese es exactamente el tono en el que está narrada la biografía de Ryan Sandes (Ciudad del Cabo, 1982), Abriendo camino, centrada en sus éxitos como corredor de larga distancia. De larguísimas distancias. Eso sí, a modo de manual de autoayuda, entre capítulo y capítulo, entre trago y trago, se detiene a referir consejos para mejorar el rendimiento y uno se pregunta hasta qué punto, cuando se levante de la mesa de la terraza, podrá utilizar esos consejos como metáfora para no rendirse en la vida. Siempre y cuando entienda que la vida es un oficio, pero que ya va siendo hora de pasar a entenderlo como una aventura.

Y ese es un trabajo que o uno lo fabrica por sí mismo, o nadie lo va a hacer por él. Las hipótesis centradas en la actitud mental y la convivencia con la naturaleza son especialmente amigables. Las referidas a la disciplina de trabajo, al sudor, son necesarias. Pensar que a uno le acompaña el espíritu del abuelo, como confiesa Sandes, o el canto de los pájaros, ayuda. Como ayuda reconocer los desastres que uno le ha atizado a su propio cuerpo, las sobredosis de humildad. Y durante las carreras de cientos de kilómetros, por montañas y desiertos, por la Antártida o los cañones, no cesa de mirar hacia dentro. Porque si uno aprende a reconocer las sensaciones y cuándo y cómo montar su temperamento y su físico alrededor de ellas, tiene mucho ganado. De hecho, es el cimiento sobre el que construir la armonía con la parte que le ha tocado vivir que no eligió y que puede ser modificada. Esa estrategia de entrenamiento y competición se aplica a cualquier disciplina de la existencia. El objetivo es que la existencia deje de ser tal, para pasar a llamarse vida.

Entre la relación de sensaciones importantes destaca la envidia, que se puede sufrir, pero también disfrutar; saldar deudas con lo que le ocasiona malestar; reconocer que uno es una mierda cuando tiene que abandonar y que llora por culpa de una gastroenteritis, lo cual quiere decir que sí, que uno es ambicioso y competitivo. Pero que ha tenido ocasión de recorrer el Sáhara, el desierto de Atacama, el Gobi y la Antártida, antes de prepararse para batir récords en carreras de fondo, o de infiltrarse entre los corredores de montaña. La aparición de Kilian Jornet, con toda su energía y con la ilusión que transmite, es un acicate para mantenerse en la idea de que vivir es algo alegre. Esa es la parte que Sandes todavía no ha acertado a completar al cien por cien. Pero lo que de alguna manera confiesa, es que le queda por aprender a reconocerse en el fracaso. Sí, porque es consciente de un gran potencial, el que le llevó una mañana, de golpe, a dejar las borracheras y embarcarse en las competiciones de ultra-trail. Este tipo de competición, advierte, es una moda peligrosa. De ahí la faceta práctica de este libro, los consejos directos para mejorar el rendimiento y no lesionarse. Porque no merece la pena patear el mundo con la pierna rota a cambio de dos años de gloria.

Entonces el joven nos invita a una ronda. No sabemos si será la última, pues está avanzando la madrugada. Pero cierra el libro y nos dice que ahora es nuestro turno, que le contemos la historia de nuestra vida. Por eso Abriendo camino es un libro muy cercano.

http://www.culturamas.es/blog/2017/02/05/luz-en-las-grietas-de-ricardo-martinez-llorca/

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a ‘Abriendo camino’, de Ryan Sandes

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *