El espíritu ecléctico de Lisboa en una coreografía: Masurca Fogo

Categoría: Crónicas ligeras,El Teatroscopio,Escena | y tagged con | | |

Por Eloy V. Palazón

 

El año ha empezado bien en la casa de la danza londinense, el Sadler’s Wells, trayendo una de las míticas coreografías de Pina Bausch: Masurca Fogo.

La pieza fue creada para la Expo de Lisboa de 1998, donde se trasladó la compañía un año antes durante tres semanas para preparar la obra. Una coreografía coral en la que la impronta de la artista más reconocida dentro de la danza teatro es bastante patente. La película de Fernando Lopes, Lissabon, Wupertal, Lisboa, documenta bien el proceso creativo que llevó a cabo la alemana en la capital lusa.

Tal vez más conocida por su coreografía para La Consagración de la primavera, de Stravinsky, que se podrá ver en el mismo escenario dentro de un mes y medio con el English National Ballet, o Cafe Müller, Pina Bausch es un referente ineludible dentro de la danza contemporánea. Bajo el credo “buscando un lenguaje para la vida”, Bausch expandió el potencial expresivo de la danza. Tras su muerte en 2009 sus bailarines han seguido dando vida a las obras de la coreógrafa y este es uno de los casos. A partir de la temporada que viene, alguien exterior a la compañía se encargará, junto con los bailarines, de la dirección artística.

Masurca Fogo es tal vez una obra peculiar dentro del repertorio de Bausch. Es complicado hablar de ella, es mejor verla (incluso dan ganas de sumarse a la fiesta). El diseño escénico provino de las ideas de Peter Pabst: “Discutimos varias posibilidades para la escena. Una de las muchas cosas que probamos fue un tosco paisaje inclinado hecho de piedras con muros de cristal, pero también pensamos en una claustrofóbica sala blanca con suelo inclinado”. El resultado final fue un cruce entre ambos, y es que en esta obra todo se desliza hacia un cruce desde diferentes puntos de partida. También la música viene desde distintos puntos de origen, jazz, blues, fado… sonando Duke Ellington, Cape Verde o Alfredo Marceneiro. Un retrato de Lisboa, de una Lisboa inspirada por las diferentes almas que habitan la ciudad. De igual forma, los bailarines provienen de puntos cardinales diversos, incluso opuestos, como son la portuguesa Regina Advento y la australiana Julie Shanahan.

Una ciudad que albergaba una expo, en la que diferentes países fueron a mostrar lo mejor de ellos mismos y una coreografía que exhibía con entusiasmo la certeza de que ya en Lisboa se podían encontrar pequeñas dosis de todas partes del mundo.

Related Posts with Thumbnails

Una respuesta a El espíritu ecléctico de Lisboa en una coreografía: Masurca Fogo

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *