Tremendismo, absurdismo y especulación literaria

Por Sonia Rico.

En la literatura hay corrientes y generaciones que conectan a escritores por diferentes motivos. Puede ser por la época que les toco vivir, principalmente, por la problemática social de la que se hacían eco sus obras o por el género. De todas estas conexiones hay una que me parece especialmente curiosa, ya que, los dos autores acogieron con asombro los comentarios que relacionaban sus obras y cómo se habían influido uno al otro, dependiendo de la tesis o crítica al respecto.

Me refiero a Camilo José Cela y Albert Camus.

Cuando Cela publicó La familia de Pascual Duarte, primero tuvo que luchar por encontrar una editorial que se atreviera a publicar su manuscrito y, luego, se enfrentó a la censura y tuvo que burlarla de manera bastante avispada.

Publicada en 1942 está inscrita dentro del llamado “tremendismo”. La novela es la trascripción de unas páginas que Pascual Duarte, un asesino, escribe mientras espera su ejecución en la cárcel. Durante estas páginas él mismo se retrata como una persona ambigua, se define como bueno, sin embargo, al mismo tiempo es un modelo de persona poco recomendable ya que en su vida hay odio, violencia, pobreza y muerte. Explica cómo ha sido su vida, y la de su familia, y cómo, el destino le ha forzado a actuar de una determinada manera.

El tremendismo se desarrolló como técnica narrativa en los años 40. Las novelas  que podemos situar en esta corriente se caracterizan por la dureza de las situaciones y por la crudeza de las tramas presentadas. A menudo la violencia tiene un papel relevante. Los personajes suelen ser marginados y, en consecuencia, el registro del lenguaje que utilizan está en consonancia con este tipo de personajes. Todos viven experiencias complicadas y situaciones que los llevan al límite.

“¿Qué malignidad despertará en los niños el olor de los presos?, nos miran como bichos raros con los ojos todos encendidos, con una sonrisilla viciosa por la boca, como miran a la oveja que apuñalan en el matadero”.

Fragmento La familia de Pascual Duarte.

En cuanto al segundo autor al que me he referido Camus, su novela El extranjero fue publicada en 1942, también, y además es su primera novela, al igual que en el caso de Cela. En la novela de Camus encontramos a Mersault, un hombre que recibe un telegrama comunicándole la muerte de su madre. El decide tomarse dos días de descanso en el trabajo para asistir al funeral.

Se van dando muestras de que el personaje no siente nada al respecto de este fallecimiento. Aparecen otros personajes marginales como un proxeneta, un grupo de árabes que amenazan al protagonista y violencia. Mersault será procesado por asesinato y la atmósfera de este juicio parece absurda y es condenado a muerte. Antes de ser ejecutado le confiesa a un capellán su ateísmo, su falta de sentimientos y luego avanza hacia el patíbulo rodeado de los gritos de la gente llena de ira.

Siempre se ha relacionado a Camus y a esta obra con el existencialismo, sin embargo, él siempre se consideró ajeno a él. La corriente donde se puede situar El extranjero es el “absurdismo”. De acuerdo a esta “filosofía” el ser humano hace esfuerzos por encontrar un significado a su vida pero estos acabarán siempre fracasando ya que no existe tal significado. El escepticismo es la piedra angular de esta corriente así como la creencia de que la vida es algo insignificante que llevamos a cabo por inercia.

«Por la tarde, Marie vino a buscarme y me preguntó si quería casarme con ella. Le dije que me daba igual y que podíamos hacerlo si era su deseo. Me preguntó entonces si la quería. Contesté, como ya había hecho una vez, que nada significaba eso, pero que ciertamente no la quería. «¿Por qué te casarías entonces conmigo?», dijo ella”.

Fragmento El extranjero

Ambos autores, Camus y Cela, se conocieron cuando ya habían publicado sus novelas e hicieron bromas al respecto de las  numerosas tesis y artículos publicados haciendo referencia a la relación entre ellos y la escritura de sus novelas, así como de las influencias entre ambos. Sin embargo, esto no pudo ser así porque como acabo de decir ni se conocían ni se habían leído, hasta años mas tarde.

¿Una curiosidad de la literatura? Eso parece.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *