Con los ojos bien abiertos

Por Jorge Mur.

Cualquier viaje nos permite descubrir nuevos paisajes y gentes. Siempre, por corto que sea el desplazamiento, aparece algo ante nuestros ojos que nos sorprende, aunque ese trayecto lo hagamos a diario. Sin embargo, si ese viaje es permanente, como en el caso de una mudanza, la situación cambia por completo, ya que tenemos que convivir e interactuar con un entorno que seguramente nos sea ajeno. Y si hablamos de Alemania, de dar un salto desde el oeste al este del país, todavía más

Ralph Gräf hizo ese viaje. Hoy nos cuenta su experiencia a la vez que nos explica su interés por una fotografía estética capaz de emocionar al espectador y que, además, narre una historia. O, en muchos casos, una parte de la Historia.

In the Cold © Ralph Gräf

¿Cómo fue tu aproximación al mundo de la fotografía?

El viaje comenzó en 1981, con dieciséis años, al comprarme una cámara réflex con mi primer sueldo. Desde entonces nunca he dejado de tomar fotografías, incluso si sólo encontraba tiempo para hacerlo en los viajes de vacaciones.

En realidad soy biólogo celular, y mi trabajo me llevó de Munich a Potsdam en 2006, donde obtuve una cátedra en la universidad. Este traslado, sumado a las nuevas sensaciones y a un paisaje natural y urbano tan diferente, hizo que no sólo llevase la cámara al hombro durante mis viajes, sino que me empujó a explorar y a retratar mi nuevo entorno en mi tiempo libre. Fue, y sigue siendo, como estar de viaje. Además, a través de la fotografía también encontré rápidamente nuevos amigos de ideas afines.

¿Qué aspecto de la fotografía es el que más disfrutas?

Gracias a la fotografía he conocido a personas maravillosas y he vivido experiencias inolvidables. La fotografía me ayuda a dejar a un lado la vida cotidiana, descubrir nuevos lugares, y hace que tenga los ojos más abiertos para descurbir mi entorno.

Bus Stop in Nowhere Land © Ralph Gräf

Gran parte de tus fotografías muestran lugares aislados y cargados de nostalgia. ¿Por qué te interesan esta clase de lugares?

La historia reciente ha sido muy diferente en el este y el oeste de Alemania, algo que se refleja tanto en el patrimonio arquitectónico como en la mente de las personas. Cuando me mudé de Múnich a Potsdam hace 13 años, esta parte de Alemania todavía me resultaba muy ajena, así que visitar ciertos lugares me ayudó a comprender mejor la historia y a las personas de esos lugares. También me gustan las imágenes que cuentan historias, las imágenes que son capaces de cautivar al espectador. Y, por supuesto, esto es fácil de conseguir en lugares de este tipo.

Al mismo tiempo, creo que tus imágenes transmiten mucha libertad. ¿Qué significa la libertad para ti?

La libertad significa mucho para mí, por supuesto. Tuve la suerte de crecer en un país donde es posible realizarse sin problemas, independientemente de tu origen, siempre que estés dispuesto a tomar la iniciativa. Y este hecho se hace aún más evidente cuando vives en una parte del país en la que, por razones políticas, muchos de tus semejantes tuvieron más dificultades a este respecto.

Indoor Fern © Ralph Gräf
Torn Down © Ralph Gräf

La arquitectura tiene un peso específico muy importante en varias de tus series fotográficas. ¿Por qué te interesa?

En general, lo que me gusta de las imágenes arquitectónicas es la estética de las formas geométricas. En la estética Bauhaus, por ejemplo, éstas juegan un papel esencial, por lo que los edificios Bauhaus son muy adecuados como motivo fotográfico.

Sin embargo, también me impulsa la vertiente histórica. De todas las tendencias artísticas del pasado siglo, la Bauhaus, a pesar de su corta vida, probablemente ejerció la mayor influencia sobre nuestro entorno urbano contemporáneo, así como sobre nuestros objetos cotidianos.

Además de eso, hay una razón práctica muy simple por la que me gusta fotografiar arquitectura: la arquitectura no se escapa. Se pueden realizar buenas fotografías arquitectónicas en casi cualquier condición externa, a diferencia, por ejemplo, de la fotografía de naturaleza. Y este factor es muy importante para alguien que, con un tiempo libre bastante limitado para tomar fotografías, pretende regresar a casa con un buen resultado.

¿Qué mensaje o idea quieres comunicar al público?

Por un lado, mis fotografías son una expresión de lo que me gusta, de mi percepción estética y de mi mundo emocional. Si otras personas están interesadas en esto y les gusta, es evidente que me hace muy feliz. Por otro lado, también quiero mantener vivos los recuerdos de la historia reciente, como sucede, por ejemplo, en mi serie fotográfica denominada «Brandenburg unplugged», en «Plattenbau Swansong» o en «Vacancy».

Klee’s Staircase | New Bauhaus XXIV © Ralph Gräf
Queller © Ralph Gräf

Háblanos de la importancia de los colores y de la luz en tu fotografía.

Naturalmente, los colores o el ambiente de color, transmiten sentimientos y, como tales, son esenciales para las sensaciones que se generan al ver las imágenes. Por este motivo, sólo tomo fotografías en blanco y negro de elementos que están dominados por estructuras y formas, o cuando la ausencia de color ayuda a intensificar el efecto emocional en el espectador.

Con respecto a la luz, siempre prefiero la luz natural. Además del color, la luz también juega un papel esencial para el estado de ánimo de una imagen y las emociones que genera en la mente del espectador. De hecho, lo que más me importa es este aspecto: las emociones que genera una fotografía. Dada la cantidad de imágenes que visualizamos hoy en día, estoy convencido de que éste es un requisito indispensable para que cualquier imagen permanezca en la memoria del espectador.

¿Dónde encuentras la inspiración para tu trabajo?

No busco inspiración en ningún lugar en concreto. Considero que existen muchas fuentes de inspiración para la fotografía, como las películas, la pintura o, por supuesto, las fotografías de otros autores; pero también se encuentra en novelas, ya que evocan imágenes en tu cabeza. Creo que es importante no inspirarse únicamente en otros fotógrafos, puesto que esto dificulta el desarrollo de un estilo propio.

Gassing up at Valentine © Ralph Gräf
Vacancy at Henning’s © Ralph Gräf
Saline © Ralph Gräf

Acabamos con unas preguntas cortas.

Tu lugar, ciudad o país favorito.
Cerca de donde vivo, mi lugar favorito es el parque de Sacrow. Entre las ciudades, me gusta mucho Viena. Y mi país favorito para viajar es, sin duda, España, debido a sus gentes y a su increíble diversidad en cuanto a arquitectura y paisajes.

Tus aficiones además de la fotografía.
Escuchar música.

¿Cuáles son las pequeñas cosas que te hacen feliz?
Comer bien en compañía de mi esposa.

Take a Seat and Enjoy © Ralph Gräf

Para saber más sobre Ralph Gräf:
Website

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *