Vertiginoso thriller para revelar «La versión de Eric». Novela juvenil de Nando López

Por Horacio Otheguy Riveira

Hay una constante apasionante en la obra de Nando López, de la que ya dejé constancia al comentar su libro «En las redes del miedo», en estas mismas páginas. Entonces escribí: «Una novela para jóvenes que atrapa a los adultos. El género del suspense tan adictivo en las series, se traduce en una novela cuyo frenesí tiene la energía de la mejor literatura para todas las edades, aquella que crea personajes que no se pueden abandonar a su suerte, ni dejarles un minuto solos. Les seguimos de cerca, nos involucramos a gusto con sus altos y bajos, preguntas sin respuestas, y respuestas que llegan como si pendieran de un acantilado».

Ahora, con «La versión de Eric» vuelve cautivar desde el principio, con una inquietante intriga como vehículo para desentrañar el ambiente y las emociones que rodean a un personaje con mucha garra: un chico trans con capacidades muy destacadas, joven actor de gran éxito que se confiesa culpable de un crimen con más sombras que luces. En el camino, como en una trepidante película, sus recuerdos de infancia, primera adolescencia e inmediatos como estrella asediada en las redes, los medios de comunicación y la publicidad, todo un mundo por el que deambula con rabia para llegar a una verdad que busca a tientas. Lo más valioso radica es que esa búsqueda —como un caballo desbocado dentro y fuera de sí mismo—, Eric la realiza en compañía de los lectores, incapaces de abandonarle en uno solo de sus capítulos.

Nando López, profesor de Lengua y Literatura, que lleva algunos años en excedencia, a causa del éxito de sus libros y obras de teatro, con los que participa en charlas y debates en Institutos. En esta foto, lee una página de otra de sus magníficas novelas entre adolescentes: «Nadie nos oye».

Una novela para lectores a partir de 14 años, editada por sm, una de las editoriales de mayor prestigio en el mundo literario infantil y juvenil. Una novela para chicos y chicas de 14 hasta los 100, ya que el pulso del escritor mantiene su admirable energía en todo momento, consciente de que no hay géneros menores ni en novela ni en teatro (también gran dramaturgo), y de hecho el género juvenil es el más exigente, así que para romper con prejuicios basta con empezar a leerle y entregarse con la misma libertad que busca el protagonista, afanado en ser él mismo por muchas trabas que le pongan. Un varón que fue niña por accidente, ahora con una gran amiga, de manera que lectores de ambos sexos podrán sentirse plenamente identificados con lo mucho que les sucede página a página.

Durante el largo tiempo que permanece en la comisaría, entre interrogatorios y esperas, se descubre un segundo cadáver. Su ambicioso representante teme por su imagen pública, una vez que se descubra el escándalo, y las pérdidas económicas si se suspende la producción de la serie. Mientras tanto, en el móvil de Eric hay noticias de Tania, su mejor amiga, a quien conoció en un hospital en un momento muy difícil de sus vidas… A la vez que avanza la investigación, Eric no puede frenar los recuerdos de una vida, que le servirán para redescubrir el presente.

Una vida que se inicia con la asignación de un nombre equivocado –Alicia– del que se desprendió cuando, con 9 años, descubrió y verbalizó su verdadera identidad. Un camino en el que jugaron un papel decisivo figuras como la de su abuelo –a quien debe su nombre, Eric–; su madre –con quien mantiene una relación compleja y, a la vez, imprescindible–; su padre –una ausencia dolorosa que ha marcado su adolescencia–, o incluso Lorca –una voz que apareció en su vida justo cuando Eric buscaba la suya–.

La acción comienza de este modo muy directo:

«La primera víctima apareció el miércoles 12 de junio a las 3:45 de la mañana.

La segunda, el sábado 13 de julio a la 1:34.

La tercera, esa misma madrugada de julio y solo una hora después.

Aún no sé si estas líneas verán la luz. Puede que no me atreva a que lo hagan o que, debido a todos los intereses que hay en juego, no me lo permitan. Ni siquiera estoy seguro de si sabré recordarlo tal y como sucedió. Todos los pasos, todos los momentos que, sin saberlo, acabaron acercándome a cada una de las personas que, fueran o no conscientes de ello, cambiaron mi vida y escribieron mi historia.

Estas páginas son el relato de todo lo que callé entonces.

Y de por qué lo hice».

Un comienzo a la manera del más noble género negro literario y cinematográfico, áreas de las que bebe el autor naturalmente en muchas de sus obras, si bien en esta prevalece una singular acrobacia narrativa, al sostenerse toda la trama en primera persona, como un antihéroe que va descubriendo capa tras capa la verdadera naturaleza de su angustia.

 

 

«De repente solo era capaz de ver y sentir oscuridad.

Tan parecida a la que me empujó a empezar a lesionarme a los doce.

A la que me derribó a los trece.

A la que estuvo a punto de hundirme para siempre a los catorce.

Como si esta noche mis demonios se hubieran aliado para lanzarse sobre mí de nuevo».

 

 

El ilustrador Rafael Martín Coronel plasmó en la portada no solo el universo del protagonista, sino que los colores y superposición de imágenes adquieren el tono electrizante de una novela de envolvente ritmo, como si al leerla asistiéramos a una película que nos tiene al borde de la butaca.

El jurado del Premio SM Gran Angular 2020 decidió otorgar el galardón a la obra de literatura juvenil «La versión de Eric«, del autor Nando López, porque «es una novela que nos enseña que la vida no es fácil para nadie, pero para determinadas personas mucho menos. Por ser un thriller y un relato de aceptación que nos obliga a cambiar la mirada, para que esta sea siempre desde el corazón, y que nos enseña que, en este mundo de espejos y apariencias, callar o esconderse no son una opción».

Composición del jurado: Gemma Lluch, profesora e investigadora de la Universidad de Valencia. Andrés Guerrero, escritor. Andrés Ibáñez, escritor y crítico literario. Mabel Cotera, gerente de Marketing de Literatura Infantil y Juvenil de SM. Gabriel Brandariz, gerente de Literatura Infantil y Juvenil de SM. Patrycia Jorkowska, editoria ejecutiva en SM, actuando como secretaria.

________________________________

Ver también

Carlo Frabetti y Nando López, ganadores los Premios sm 2020

«Nadie nos oye», una gran novela negra de aquí y ahora

Nando López navega «En las redes del miedo»

«La edad de la ira»: adolescentes en pie de guerra

________________________________

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *