Miguel Ángel Solá y Paula Cancio en «Doble o nada», una propuesta muy atractiva

Por Horacio Otheguy Riveira

Miguel Ángel Solá llevaba tiempo sin recalar en España (El veneno del teatro, 2013, con Daniel Freire) y lo hace con una función de gran éxito en Argentina, que estrenó en Madrid en 2014, pero que ahora está revitalizada en los Teatros Luchana con la misma pareja sentimental y actoral del veterano gran actor, la espléndida Paula Cancio. Entre los dos entretejen un devenir de diversos intereses con un contenido dramatismo anunciado desde antes de empezar la representación. Mientras escuchamos la envolvente grabación del piano de Martín Bianchedi, afuera estalla una tormenta que impedirá circular y producirá inundaciones… El encantador piano sirve de fondo para que el veterano director de un importante periódico y su mano derecha, joven vicedirectora, se acerquen como nunca antes lo habían hecho. En lo personal y lo profesional, en lo bueno y en lo malo, la salud y la enfermedad… como si se tratara de una boda, en realidad reflejo de un matrimonio sin serlo, como una comedia que abarca varios géneros sorprendiendo momento a momento para que los espectadores se dejen llevar por la cadena de conflictos en que ha puesto a sus personajes la escritora mexicana Sabina Berman.

La atmósfera conseguida tiene un aire de elegante comedia que se va transformando en un abanico de intereses para rematar con inesperado final. Una estructura teatral impecable que la pareja protagonista conoce muy bien, tras largas temporadas en Argentina y ahora en Madrid, nuevamente con gran éxito. Unidos en la llamada vida real, en la ficción interpretan un creciente misterio en torno a una relación de poder y afecto expresada de tal manera que permite seguirles con un interés permanente, ya que el contraste de intereses de los personajes se desarrolla en un ámbito de intriga que oscila entre lo sutil y lo directo e impactante, permitiendo que un alto clímax erótico se deslice por temas urticantes como el poder de un hombre frente a las aspiraciones de una mujer, aportando finalmente una sinuosa vuelta de tuerca.

La gran experiencia profesional de Miguel Ángel Solá junto a la frescura de Paula Cancio conquistan las diversas situaciones de una obra originalmente titulada Testosterona, ahora Doble o Nada, para evitar la influencia de un título que, en relación con la pieza, da lugar a una interpretación demasiado simplista.
Hablan, ríen, conversan, discuten, larga atracción platónica, de repente la tensión sexual crece, pero detrás de ella otras tensiones se esconden, se bifurcan, se solapan. Dos actos inquietantes…
Poco antes del saludo final caímos en la cuenta de que viajamos con los personajes por una peligrosa carretera con mucho peligro. Un muy logrado clima de intriga permite descubrir las capas que esconden la promesa inicial: el director obligado a nombrar un sustituto… que podría ser ella, aunque, quizás no esté a la altura…
Sabina Berman, prolífica y multipremiada dramaturga mexicana, comprometida ideológicamente, muy presente en los medios de comunicación. Ojalá podamos descubrir otras de sus obras en España. (Foto: María José Martínez/cuartoscuro.com)

DRAMATURGIA: Sabina Berman

DIRECCIÓN: Quique Quintanilla

REPARTO: Miguel Ángel Solá y Paula Cancio

AYUDANTE DE DIRECCIÓN: Ana Belén Beas

MÚSICA ORIGINAL: Martín Bianchedi

DISEÑO DE LUCES: Manuel González Gil y Matías Canony

DISEÑO DE VESTUARIO: Silvina Falcon

DISEÑO ESCENOGRÁFICO: Manuel González Gil

DISEÑO GRÁFICO: Lala Key

FOTOGRAFÍA: MCM (Machado/Cicala/Morassut)

ASISTENTE DE PRODUCCIÓN: Rubén Barreiro

PRODUCCIÓN: El tío caracoles

TEATROS LUCHANA

3 thoughts on “Miguel Ángel Solá y Paula Cancio en «Doble o nada», una propuesta muy atractiva

  • el 21 septiembre, 2021 a las 5:10 pm
    Permalink

    Grandes actores para una gran obra de teatro👏👏👏👏👏

    Respuesta
    • el 21 septiembre, 2021 a las 7:52 pm
      Permalink

      La vi cuatro veces ya. Es impresionante sentir que te cuentan esa historia siempre desde ángulos diferentes. El diálogo, realista y de a céntimo es la clave que da pie a dos actuaciones que no parecen actuaciones, sino testimonios vitales. Me sorprenden siempre, no les veo el truco y es la misma obra pero no lo es. Volveré por supuesto. La recomiendo más que a ninguna otra obra en cartel. Es un teatro que no se ve casi nunca. Lejos de la impostación y la retórica, logran asentar una escuela propia. Envidiable el director en su libre albedrío que se transforma en salvoconducto para esos actores que parecen improvisar todo a cada instante. Gracias. Alberto.

      Respuesta
  • el 22 septiembre, 2021 a las 2:20 pm
    Permalink

    Si Miguel Angel Solá, ya me maravillaba como actor… debo decir que es uno de los más grandes actores Argentinos, sino el mejor.). aqui, me ha dejado perpleja.. es una clase magistral actoral..Paula Cancio, hermosa con su frescura, entrelaza su arte junto al de Solá. La vi una sola vez y quiero volver, muchas más. Nadie debería perderse esta obra, tan actual.. despliegan sobre el escenario Arte puro, imposible no elogiar el trabajo que hacen juntos..cuanto talento sobre el escenario.. la obra es fantástica… maravillosos… me puse de pie como muchos, porque quedé satisfecha del Arte que recibí desde la naturalidad.. gracias Miguel Angel Solá, gracias Paula Cancio, gracias al trabajo actoral, gracias al Director! Gracias Patricia Clark

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *