José Avello: un novelista inadvertido

EDUARDO SUÁREZ FERNÁNDEZ-MIRANDA.

Alianza Editorial ha publicado recientemente, en la excelente colección El libro de bolsillo, a uno de los autores más interesantes de las letras españolas contemporáneas. En ocasiones se da en el mundo editorial, cada cierto tiempo, el redescubrimiento de un escritor que “los pliegues caprichosos del reconocimiento literario” han mantenido oculto durante décadas. Y vuelve a la luz con todo su poder y toda su frescura. Eso es lo que ha acontecido con el escritor asturiano.

José Avello (Cangas de Narcea, 1943 – Madrid, 2015) estuvo vinculado durante años con la universidad. Fue profesor de Teoría de la Comunicación en la Facultad de Ciencias de la Información. Además, impartió su magisterio en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, donde dio clases de Sociología de la Cultura. Su carrera literaria tuvo sus inicios en los años setenta con la publicación de cuentos y relatos en revistas literarias. Él mismo cofundó, en colaboración con Carlos Benítez, Estaciones, una revista de literatura en la que también participaron dos escritores argentinos, Héctor Tizón y Santiago Sylvester.

En 1975 José Avello decide que quiere dedicarse a la literatura: “Me despedí de la empresa y me senté a escribir”. Y fruto de esa labor, por momentos, inconstante, surge su primera novela: La subversión de Beti García. Publicada en 1984, fue finalista del prestigioso Premio Nadal. El escritor asturiano recuerda la enorme ambición que tenía por realizar una gran obra. Durante ocho o nueve años estuvo escribiendo una novela que llegaría a tener más de mil páginas. Finalmente, fue sintetizando su contenido hasta la versión que se publicó hace ahora cuarenta años. La subversión de Beti García nos muestra las “vidas, amores, familias y conflictos, configurando, en un relato apasionante, una crónica familiar, así como varias décadas de la historia de España”. La protagonista de la novela es Beti, “la pequeña Betsabé, la menor de tres hermanas que crecen encerradas a cal y canto en su casa argentina por un padre desquiciado, indiano que sólo sueña con volver a su Asturias natal”.

Tuvieron que pasar diecisiete años hasta que José Avello publicó su segunda, y última, novela: Jugadores de billar. Para su autor era una especie de cierre de lo que había comenzado con La subversión de Beti García. Mientras esta se inicia a finales del siglo XIX, Jugadores de billar transcurre en los años noventa, en Oviedo. Y es la capital asturiana la que se convierte en el eje central del libro: “Me gustan las novelas de personajes, pero yo creo que en ésta el protagonista central es la ciudad de Oviedo, el estilo de vida de la ciudad, las distintas clases sociales, que están entremezcladas y van apareciendo con sus personajes”, como recuerda el autor. La novela relata las vidas de cuatro amigos que se reúnen en el café Mercurio para jugar al billar, un rito que conservan desde que eran “jóvenes rebeldes y editaban una revista poética”. Ya entrados en la cuarentena, las ilusiones juveniles dan paso “al vacío de aquellos proyectos vitales, ahondado por los fracasos y las frustraciones más recientes”. La novela fue finalista del Premio Nacional de Narrativa en 2002. Y como dijo el crítico asturiano Gregorio Morán: “Es difícil que encuentren un libro como Jugadores de billar. Su novela empieza donde termina Leopoldo Alas Clarín, y su Regenta”.

One thought on “José Avello: un novelista inadvertido

  • el 11 junio, 2024 a las 10:32 am
    Permalink

    Join the exciting animal game with your duckling in the series of duck life unblocked. Compete against other skilled ducks across various tracks and terrains. Winning races not only brings glory but also rewards that can be used to improve your duck’s abilities and performance.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *