POR LOS MARES DEL SUR CON JACK LONDON

Por los mares del sur con Jack London

Martin Johnson

Traducción de Beatriz Iglesias Lamas

Ediciones del Viento

La Coruña, 2016

296 páginas

por-los-mares-del-sur-con-jack-london

Un joven de 22 años se acercó al escritor y marino Jack London para enrolarse en su barco, el que sería el legendario ‘Snark’. “¿Sabe cocinar?”. “Póngame a prueba”. Así empezó una existencia repleta de aventuras que le llevaría por tierras ignotas de medio mundo. Ahora, Ediciones del Viento publica por primera vez en España ‘Por los Mares del Sur con Jack London’, sus apasionantes recuerdos

Martin Johnson escribía la palabra así, con mayúscula: Aventura. Incluso la personaliza, como si fuera una amada esquiva: “En mis 20 años de existencia había ido siempre en busca de Aventura, aunque nunca la encontrara. Muchas veces, pensando que por fin la tenía entre mis brazos, ella daba un giro y como por arte de magia quedaba fuera de mi alcance”. En efecto, desde muy joven la había perseguido, se había ido de casa y había llegado a cruzar el Atlántico en un buque ganadero. Por fin, en el otoño de 1906, cuando Martin Johnson contaba 22 años, se le presentó en todo su esplendor una Aventura que merecía la mayúscula con creces.

La travesía del Snark, un queche de 44 pies de eslora construido por Jack London y al que bautizó con el nombre de un animal imaginario en homenaje al poema de Lewis Carrol “la caza del Snark” fue un episodio de la vida del famoso escritor americano que levantó gran expectación en la opinión pública de distintos continentes. El joven Martin Johnson consiguió inesperadamente enrolarse con el empleo de cocinero. El Snark partió de la bahía de San Francisco el 23 de abril de 1907, y durante más de dos años navegó por los Mares del Sur. El viaje terminó prematuramente cuando Jack London fue ingresado en un hospital de Sidney para recobrarse de una enfermedad. Esta es la historia, llena de encanto y aventura, de aquel viaje.

La travesía del Snark acabó en Australia, con los London enfermos y separándose sus protagonistas; mas la historia de Martin Johnson no había hecho más que empezar. A su Aventura le quedaban muchos capítulos. Estos los escribiría su mujer, Osa, en La aventura de mi vida, que también ha recuperado Ediciones del Viento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.