‘Una mujer difícil’, de John Irving

IRENE MUÑOZ SERRULLA.

Fichas:

Título: Una mujer difícil

Autor: John Irving

Editorial: Tusquets editores

El escritor estadounidense John Wallace Blunt Jr. (Exeter, New Hampshire, 1942) es prácticamente un desconocido para nosotros, a pesar de haber escrito numerosas novelas, algunas de ellas llevadas a la gran pantalla. Sin embargo, si nos referimos a él con el nombre con el que firma sus obras, John Irving, la gran mayoría podemos reconocer al autor de obras tan conocidas como El mundo según Garp, La epopeya del bebedor de agua, Avenida de los misterios o la que nos ocupa ahora Una mujer difícil. Además se trata de un escritor oscarizado en la categoría de Mejor Guion Adaptado, por la adaptación que hizo de su propia novela: Príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra.

Una mujer difícil es un ejemplo de novela de aprendizaje (bildungsroman) en la que conocemos a Ruth Cole en tres momentos de su vida. Primero con tan solo cuatro años de edad; en un segundo momento, algo más de treinta años después, cuando se ha convertido en una escritora de éxito; y, finalmente, cinco o seis años más tarde, siendo una viuda que conoce el amor por primera vez. Lógicamente, la historia de Ruth Cole no es sencilla; sus padres perdieron a dos hijos adolescentes en un accidente de tráfico y Ruth fue una especie de sustituta que tuvieron para llenar el vacío de esas muertes. Pero, la estrategia no tuvo éxito. La madre de Ruth consuela sus penas con un joven de dieciséis años que trabaja como ayudante de su marido, quien a su vez mantiene relaciones con otras mujeres. Entre los dos destruyen un matrimonio que termina con Ruth viviendo con su padre, con quien no tiene una relación muy cómoda.

En la segunda etapa de la vida de Ruth, nos lleva Irving tejiendo una complicada trama que incluye suicidios, el asesinato de una prostituta, obsesiones, regreso de historias del pasado, y un matrimonio sin amor, el de la propia Ruth, del que nace Graham. El marido de Ruth muere y así entramos en la tercera fase de la vida de la protagonista, en la que conoce a Harry; hombre al que sí ama.

Esta obra de Irving es una espiral de sentimientos, todas ellas particulares. Es una novela extensa en la que hay espacio para sonreír y entristecerse por la trama que se va enmarañando a cada paso, y también por el carácter de cada personaje. El detalle descriptivo de la psicología de los personajes que pasan por estas páginas, deja muy poco al azar. Aunque son pequeños gestos del azar los que marcan algunos momentos de la novela, como, por ejemplo, que el joven ayudante que comienza a trabajar para el padre de Ruth tenga cierto parecido físico a uno de sus hermanos fallecidos, y su madre (la de Ruth), que sufre un profundo dolor desde aquel accidente, termine teniendo una aventura con el joven.

Sin querer adelantar el final del libro, para quienes no lo hayan leído, es inquietante que esta historia, que gira alrededor de Ruth Cole, termine con la vuelta a escena de su madre y que esta se reencuentre con Eddie, el joven con el que tuvo una aventura treinta o cuarenta años atrás. Quizá por eso, la adaptación cinematográfica se centra más en la historia de Marion (Kim Basinger) y de Ted (Jeff Bridges) los padres de Ruth Cole.

En definitiva, Una mujer difícil es una novela con la que hay tiempo para experimentar sentimientos diversos de la mano de los protagonistas, y con la que podemos pensar en diferentes cuestiones que el autor plantea a través de las vidas y maneras de pensar de ellos. Olvidando, en muchas ocasiones, que detrás de esta novela hay un escritor, porque los personajes se apoderan de la trama desde el primer momento.

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.