‘La tribu de las mujeres’, el egocéntrico relato de Choo Waihong

SARA ARANDA MARTÍNEZ. @SarArandam

Título: La tribu de las mujeres

Autora: Choo Waihong

Editorial: Ediciones Península

Choo Waihong ejerció la abogacía hasta 2006, año en el que decidió dejar atrás su estresante vida en Singapur para ir en busca de sus raíces. Un viaje que la llevó al valle en el que residen los monsuo, una tribu que la conquistó y la hizo parte de su familia.

Los monsuo son la única tribu china que sigue un modelo matriarcal. Las mujeres son cabeza de familia y tienen la propiedad de las tierras. No rezan a un dios, rezan a la diosa montaña Gemu. Para los monsuo no existe el matrimonio, las personas pueden tener tantas relaciones como quieran y siempre se darán en el ámbito privado. Los hijos pertenecen a la mujer y el nacimiento de una niña se celebra como la oportunidad de continuar el linaje familiar.

La tribu de las mujeres promete ser un libro excepcional. Hoy en día, la lucha feminista se sorprendería al descubrir el modo de vida de los monsuo. Un idilio que poco tiene que ver con lo que se vive en la sociedad china y en muchos otros países. Sin embargo, esta fascinante historia se ve eclipsada por un relato egocéntrico de la autora en el que todo sucede gracias a su presencia.

Si bien Choo Waihong quiere dar voz a esta sociedad, a su historia y a su evolución, siempre aparece un ‘yo’ o una de sus buenas acciones. Los apasionantes relatos que nos narra se ven interrumpidos para poner por delante aquello que ella hizo, y que luego le agradecieron. El lector está embelesado por esta extraña tribu, quiere saber más, quiere conocer a sus habitantes, y de repente todo se deja a un lado, resulta un poco pedante.

Para quien tiene el libro entre sus manos es complejo asimilar que exista un mundo así. La presentación por parte de la autora de comparaciones entre la sociedad china y la monsuo nos hace conscientes de lo excepcional de esta tribu.

Además de conocer en profundidad las costumbres, la forma de vida y la organización de los monsuo, en el libro nos enseñan algunas palabras del vocabulario básico que nos facilitan entender el modelo matriarcal que siguen. Si bien para un hispanohablante todo resulta incomprensible, según pasas las páginas todo se hace más familiar.

La parte más interesante de La tribu de las mujeres son las imágenes que se pueden encontrar en medio del libro. A través de las palabras conocemos a los monsuo, pero gracias a las fotografías podemos poner color a los trajes tradicionales de los que tanto se habla, cara a los protagonistas de las historias y observar los preciosos paisajes que les rodean.

Choo Waihong es la única persona no monsuo a la que le han abierto las puertas, y a la que han dejado vivir en la tribu en total armonía. Su libro nos permite conocer esta utopía que se esconde en las montañas que forman la frontera con el Tibet. Aunque el relato parece ficción, existe un lugar en China en el que las mujeres tienen el poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.