Extra ordinario (Extra Ordinary) (2019), de Mike Ahern y Enda Loughman – Crítica

 

Por Jaime Fa de Lucas.

Una profesora de conducir con conocimientos esotéricos ayuda a un viudo a lidiar con el fantasma de su mujer fallecida, pero todo se complica aviso de spoiler cuando un cantautor venido a menos quiere utilizar a la hija de este como sacrificio demoníaco para volver a tener éxito y relanzar su carrera.

Extra ordinario es una comedia de fantasmas que destaca por su humor ingenioso y por su originalidad. A nivel técnico es muy competente y tiene algunas decisiones creativas interesantes, tanto de movimientos de cámara como de montaje. Los efectos especiales están conseguidos y las actuaciones son aceptables.

Su mayor problema es que pierde el control con bastante facilidad y tiene partes que son excesivas, hasta el punto de que pueden resultar algo cutres. Los villanos el cantautor y su chica tampoco están todo lo trabajados que deberían y acaban siendo caricaturas. Por suerte, la película compensa sus aspectos más flojos riéndose de sí misma y acaba funcionando más o menos bien como parodia de las películas del género.

En definitiva, Extra ordinario cumple con creces como entretenimiento ligero con buenas dosis de humor y algún que otro destello interesante la escena de sexo del final es hilarante. Seguro que te pone una sonrisa en la cara, pero no esperes personajes memorables ni rigor narrativo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.