“Belleza y verdad”, por Emily Dickinson

-449-

«Morí por la Belleza — pero apenas

en la tumba yacía

Cuando a uno que murió por la Verdad dejaron

En la estancia contigua –

Me preguntó en voz baja la causa de mi muerte.

“Por la belleza”, dije-

“Y yo — por la verdad — las Dos son Una sola –

Somos hermanos”, dijo –

Así, como allegados que de noche se encuentran –

Hablamos a través de los muros –

Hasta que el musgo hubo alcanzado nuestros labios –

Y cubierto — nuestros nombres –«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *