Otra velocidad

Por Jorge Mur.

Tenemos que bajar una marcha. Vamos demasiado deprisa y no apreciamos lo que tenemos a nuestro alrededor. ¿Por qué queremos llegar tan rápido a los sitios?

A Stefan Speidel le gusta viajar a pie y disfrutar lo máximo posible del trayecto. Originario de Mülheim, en la región alemana del Ruhr, estudió Física e Ingeniería (disciplina de la que es Doctor) en Friburgo y Nagoya, y ha pasado más de 30 años en Japón, donde todavía reside, y país que recorremos a través de sus fotografías.

© Stefan Speidel

¿Cómo se convirtió la fotografía en parte de tu vida?

En algún momento hace unos años, descubrí de repente que la fotografía puede ser una forma de autodescubrimiento. A partir de entonces comencé a documentar mi vecindario, las cosas que me gustaban de mi país adoptivo, Japón, y comencé a preguntarme por qué quería fotografiar lo que hice, y qué dice eso de mí. Y creo que se trata de una búsqueda interminable que disfruto mucho.

¿Qué es lo que más te gusta de la fotografía?

Que me hace desacelerar, prestar atención a la situación actual y en cómo reaccionar ante ella.

© Stefan Speidel

¿Por qué te gusta la estética del blanco y negro?

Me parece natural, y siento que soy más capaz de expresar mis ideas de esta manera que con los colores. Admiro mucho a las personas que pueden componer bien con colores, pero mis fotografías tienden a verse muy claras cuando trato de disparar en color. ¡El color es demasiado difícil para mí! En mi caso, el blanco y negro me permite concentrarme en lo que quiero mostrar.

¿Cuál es el aspecto más complicado, técnico o no, de las fotografías que tomas?

Por lo general, trato de no preocuparme demasiado por el aspecto técnico. Me centro, más bien, en cómo obtener una toma que refleje mi visión del momento o la escena, y posteriormente encadenar tomas para que cuenten una historia. He aprendido que estoy demasiado lejos de la historia cuando una fotografía no es buena, ya sea literalmente, por mantener una distancia demasiado grande respecto al objeto principal, o por no sentirme suficientemente enraizado en una escena. Si me tomo en serio algo, si realmente siento la escena, entonces suele funcionar. Sin embargo, si me esfuerzo en exceso por componer conscientemente una imagen, a menudo parece obvia y aburrida. Por lo tanto, tengo que trabajar para lograr un buen equilibrio entre demasiado espontáneo y demasiado planificado.

Pero también he aprendido que hay cosas que simplemente no puedo fotografiar. La crítica social, por ejemplo, no es realmente lo mío en fotografía, o documentar escenas callejeras en áreas que no me involucran emocionalmente, que son simplemente «interesantes». Identificar en lo que en realidad quiero centrarme es probablemente la parte más difícil.

© Stefan Speidel
© Stefan Speidel

La naturaleza está presente en tus fotografías. ¿Qué te aporta la naturaleza?

Me recuerda de qué somos parte y a dónde volveremos. Me gustan los rastros que nuestra vida deja en la naturaleza: si se hacen correctamente, esos rastros muestran cómo podemos organizarnos con la naturaleza, sin destruirla.

Una imagen perfecta es o necesita…

Es una imagen que te detiene en tu camino y te hace ver algo que tal vez sabías, pero que no pensaste. Una imagen que te habla. Puede tratarse de cualquier cosa, pero tiene un núcleo, un mensaje con el que puede relacionarse.

© Stefan Speidel
© Stefan Speidel

Nombra 3 fuentes de inspiración que consideres importantes en tu vida.

Inspiraciones para la vida… Eso es muy grande. La inspiración proviene de la naturaleza, así como de personas que son importantes para mí, algunas muy cercanas, otras bastante conocidas. Hace mucho tiempo estudié física, que todavía influye mucho en la forma en que veo el mundo, y solía volar en planeadores, lo que me permitió añadir otra forma de experimentar la naturaleza. ¡Pero me resulta muy difícil identificar las 3 fuentes de inspiración más importantes!

En todo caso, si limito tu pregunta a mi fotografía y, aunque sigue siendo una pregunta muy difícil, hay algunos nombres de fotógrafos a los que admiro y con quienes espero inspirarme: Todd Hido, Masahisa Fukase, Ueda Shoji…

Viajas mucho ¿Qué lugares te han sorprendido más? ¿A dónde te gustaría viajar para tomar fotografías?

¡Cada lugar tiene magia! Pero es cierto que lo que siempre me ha sorprendido es la amabilidad de las personas. A nivel personal, creo que es mejor olvidar todas esas ideas preconcebidas acerca de los distintos pueblos.

Los viajes me han enseñado mucho. Por ejemplo, durante un largo viaje por el mundo en 1987, me di cuenta de que el mismo «tú» puede ser muy rico en un lugar y muy pobre en otro. Y aprecio mucho los recuerdos de reuniones inesperadas, como la que me permitió conocer a un sacerdote budista en el campo de Japón, y descubrir que teníamos un amigo en común en Tokio.

Por supuesto, existen las «maravillas del mundo», desde las Cataratas del Iguazú en la frontera de Brasil y Argentina, la Gran Muralla China, la aurora en Finlandia y muchas otras. Pero cazar y fotografiar todas esas maravillas me parece mucho menos gratificante que lo que puedes lograr en tu vecindario o en el camino a uno de esos lugares famosos.

Además, tengo muchos recuerdos de la infancia vinculados al paisaje próximo al Mar del Norte en Holanda y Dinamarca, y me gustaría ir allí una vez más, tal vez en invierno, y tomar unas fotografías.

© Stefan Speidel
© Stefan Speidel
© Stefan Speidel

¿Cuáles son tus pasatiempos dejando a un lado la fotografía?

Me gusta viajar, especialmente a pie, y me gusta leer.

Nombra un libro/canción/película que te apasione.

Una vez más, hay tantos que es difícil elegir. Pero la película Ikiru, de Akira Kurosawa, siempre ha estado muy arriba en mi lista de películas favoritas. Está filmada en un maravilloso blanco y negro, y cuenta una historia muy conmovedora sobre lo que realmente importa en la vida; y que no tiene por qué ser algo grandioso.

© Stefan Speidel
© Stefan Speidel

Stefan acaba de publicar Just Walking, un libro sobre un viaje de 3 meses que realizó a pie por la zona occidental de Japón, un trabajo que combina a la perfección varias de sus pasiones.
Podéis descubrir más sobre Stefan Speidel y su fotografías aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *